Manu Delago, el percusionista de Björk en Cornucopia

El músico austriaco nos contó sobre su experiencia como músico de Björk en Cornucopia y lo que espera de los conciertos en la CDMX

Manu Delago en Cornucopia de Björk
Foto: Cortesía Björk / Santiago Felipe
Por Gil Camargo |
Advertising

Björk siempre ha tenido gran interés por nuevas tendencias y, sobre todo, darle espacio a nuevos talentos que están innovando. Desde hace ocho años, la cantante islandesa ha tenido gran interés en el trabajo del percusionista Manu Delago, músico austriaco que colaboró en Biophilia (2011) y se embarcó con ella en una gira mundial la cual visitó el festival Cumbre Tajín en 2012.

Debido a su talento, Manu Delago fue convocado para participar en Cornucopia y encargarse de los beats eléctricos y los hermosos sonidos con agua. Platicamos con él sobre su carrera, su experiencia y lo que más disfruta de tocar las canciones de Björk.

Posees una exitosa carrera en solitario y has tocado con músicos como Boris Grebenshchikov y bandas como The Cinematic Orchestra. ¿Qué es lo que más disfrutas de las colaboraciones?
Cuando colaboras, a menudo se te ocurren ideas que no hubieras tenido por ti mismo, así que la música puede desarrollarse en una nueva dirección. También he aprendido mucho al colaborar con otras personas. Es muy interesante conocer el enfoque y el flujo de trabajo de otros artistas. En general, me siento atraído por un proyecto cuando siento que puedo aprender algo de él y cuando es creativamente atractivo.

Parasol Peak es una convergencia de música y filmaciones de un entorno montañoso. ¿De qué manera esta experiencia ha dado forma a tu trabajo?
Fue extremadamente difícil grabar música en esas circunstancias y estoy muy agradecido por la manera en que fue (y que todos bajamos de la montaña en una sola pieza). No repetiré el proyecto como tal, pero fue una gran inspiración y lección en términos del espíritu de equipo, tocar en conjunto y cómo se puede crear algo único y contemporáneo sin usar mucha tecnología.

Foto: Cortesía ©MariaKirchner

"Freeze" es una hermosa canción con un video impresionante. ¿Podrías contarme más sobre el proceso de grabación?
Fue una de las primeras pistas que grabé solo con el uso de un FX electrónico. Las cámaras le dan un sentimiento de urbanidad, así que para contrarrestarlo quería hacer el video en la naturaleza, o incluso mejor, en mis amadas montañas. Ese fue realmente el primer video que hice en las montañas, Parasol Peak llegó más tarde.

Después de haber estado de gira con Björk en su tour de Biophilia, ¿qué te hizo aceptar participar en Cornucopia?
He trabajado con Björk durante ocho años y siempre es un honor que me invite. Ella sigue superando los límites en las artes y la tecnología. Es una alegría ser parte de ello.

Canciones como "Loss", "Sue Me" y "Body Memory" parecen tener diferentes tiempos en las percusiones. ¿Cómo fue el proceso de trasladar los sonidos de Utopia al show en vivo?
La mayoría de las canciones de los dos últimos discos de Björk tienen mucha producción y ritmos de Arca. Realmente me gusta su trabajo, pero también es bastante desafiante para un percusionista ya que las partes no son tan obvias. En los viejos tiempos, los ritmos eran más transitorios y era bastantes obvio el ritmo y cómo tocarla. Con las cosas nuevas, no siempre se sabe si se trata de una parte de percusión, un sintetizador de percusión, un bajo de percusión o una parte de percusión dron. Todas las líneas están borrosas y es un desafío tocar en vivo, pero hago todo lo posible para que suene y se vea bien.

Tuve la oportunidad de estar en el último show de Cornucopia en The Shed. "Blissing Me" es hermosa en vivo y tu trabajo con el agua eleva la canción. ¿Qué tan difícil es jugar con las jícaras y cómo determinas cuánta agua usar?
Durante mucho tiempo he querido tocar con los guajes flotando en el agua, pero siempre ha sido complicado logísticamente. Cornucopia se sintió el lugar correcto y con el equipo de producción finalmente pudimos hacerlo realidad. Disfruto tocar porque se siente tan natural y recibes una respuesta directa, y sin embargo aleatoria del agua.

Foto: Cortesía Mirko De Nicolo

¿Qué canción te gusta tocar más en Cornucopia y cuál es la más difícil de interpretar?
En realidad podría decir que “Blissing Me” y tocar el tambor dhol indio en “Mouth's Cradle”. “Body Memory” es probablemente una de las canciones más complicadas, ya que tiene muchas capas de ritmos al mismo tiempo y necesitaba un cuidadoso arreglo de beats para que funcione. Además, la canción dura 10 minutos.

¿Cómo describirías tu experiencia de trabajar con Björk?
Ha sido un gran viaje. Ella encuentra una buena manera de estar a cargo de todo y, sin embargo, te da espacio para tu propia creatividad. Ha sido muy inspirador trabajar con ella y su equipo. Creo que he aprendido mucho de esas experiencias.

¿Cuáles son tus expectativas de Cornucopia en México?
Nunca he estado en la Ciudad de México, pero solo he escuchado cosas buenas. Tengo muchas ganas de conocer a la gente y la cultura, comer, y muy importante para mí, ir de excursión por las montañas alrededor de la ciudad.

Advertising