Fachada roja de Edificio La Colorada de R.A. Pigeon en la CDMX
Foto: Anaid Ramírez

Arquitectura en la CDMX: la historia de la Casa de las brujas y el Castillo colorado

La historia y misterio que hay detrás de estos edificios, que hace más de 100 años construyó el arquitecto inglés R.A. Pigeon

Por Time Out México editores
Advertising

¿Te imaginas a la Ciudad de México sin mezclar su pasado y su presente? Imposible. Recordemos cómo Porfirio Díaz introdujo influencias europeas a nuestro país y la capital se volvió un lienzo para la arquitectura moderna; trayendo tendencias de Francia —el más claro ejemplo es el Palacio de Bellas Artes— y también de Inglaterra, aunque quizá te parezca menos visible.

Ejemplos de la influencia inglesa en la arquitectura de la Ciudad de México son dos construcciones: la Casa de las brujas (o edificio Río de Janeiro, ubicado en la esquina de Durango y Plaza Río de Janeiro, en la Roma) y el Castillo colorado (o Edificio La colorada Regis Pigeon, en el cruce de Berlín y Versalles, en la Juárez). Pero, ¿qué son estos lugares, por qué se llaman así y cuál es su importancia?

Poco se sabe de la mente detrás de estas construcciones. Su autor, el arquitecto Regis A. Pigeon, es un personaje lleno de misterio. Solo tenemos como testigo a sus creaciones en la CDMX, en Buenos Aires y, aseguran los especialistas, que también en la ciudad de Boston. Y también que su elemento favorito de trabajo era el tabique rojo;todas sus obras tienen este sello; existen rumores de que los mandaba pedir desde Inglaterra. 

De regreso a la Ciudad de México, en 1908, el edificio Río de Janeiro se convirtió en una de las primeras construcciones en la Plaza Río de Janeiro. Porfirio Díaz le pidió al arquitecto Regis. A Pigeon construirlo para conmemorar el centenario de la Independencia. Años más tarde, en la década de los treinta, su fachada fue remodelada por el arquitecto Francisco J. Serrano, con un estilo art déco, caracterizado por sus formas geométricas —el mismo estilo del Monumento a la Revolución

Foto: Erika Miranda

Sin duda la popularidad de este lugar incrementó cuando comenzaron a llamarle la Casa de las brujas. Y aquí las razones de ese nombre. Primero, por su apariencia: su techo se asemeja a un sombrero triangular y debajo hay dos pequeñas ventanas cerradas, que dan la impresión de ser unos ojos; estos elementos “recrean” el rostro de una bruja.

Pero también existe la leyenda de que ahí vivieron brujas. En ese sentido, su habitante más famosa es la chamana Bárbara Guerrero “La Pachita”, quien decía ser poseída por el espíritu de Cuauhtémoc y ofrecía sus servicios; desde hierbas medicinales hasta trasplantes de órganos. Cuentan que su espíritu aún deambula por la Casa de las brujas. Incluso, un testimonio al respecto fue narrado en el famoso programa de radio La mano peluda. 

En pleno año de la Revolución Mexicana, 1910, Pigeon diseñó su segunda obra en México. El Castillo colorado o Edificio La colorada Regis Pigeon, en la Juárez. Es uno de los primeros conjuntos habitacionales de tipo europeo en la Ciudad de México. Actualmente solo la fachada es original, ya que el espacio interior fue remodelado.

El 7 de noviembre de 1994, el Castillo colorado de Pigeon fue declarado Monumento Artístico por el secretario de Educación Pública de ese entonces, José Ángel Pescador Osuna. La declaratoria menciona su arquitectura ecléctica y extranjera, predominante del porfiriato, y sus cubiertas de mansarda y la destreza del tabique aparente como ornamento y estructura, como motivos para su reconocimiento. Además se nombró a Regis A. Pigeon como uno de los principales representantes del eclecticismo en México.

¿Qué te parecieron? Si se te antoja vivir en estos edificios, te dejamos el dato de que un departamento ahí ronda los cinco millones de pesos; para que te sientas como todo un miembro de la realeza en su castillo.

Por Diana Martínez

Recomendado: Espectáculos en streaming y actividades en línea para el fin de semana.

bar de brujas bar
Foto: Alejandra Carbajal

Brujas, el bar que alberga La casa de las brujas

Bares y cantinas Coctelerías Roma

Bien dice la canción popular “La Bruja”: qué bonito es volar a las dos de la mañana. ¿Y saben qué también lo es? Salir del bar a esa hora. Pero mientras esperamos que la dinámica madrugadora en los bares de la ciudad se retome, nos quedamos hasta las 10pm volando dentro de Brujas.

 

Recomendado

    También te puede gustar

      Best selling Time Out Offers
        Advertising