Retrato del mentalista mexicano Víctor Castañeda
Foto: Cortesía Serna RP

Conoce a Víctor Castañeda, el mentalista que te espera en The Mind Reader Online

Platicamos con Víctor Castañeda, mentalista que protagoniza The Mind Reader Online, un show mágico que sucede desde tu hogar

Escrito por
Diana Martínez
Publicidad

“Hay una necesidad brutal de encontrarnos con cosas que nos sorpendan, que nos hagan sentir bien y que nos recuerden que esto (la pandemia) no va a ser para siempre”, dice Víctor Castañeda, mentalista mexicano y artista recurrente de la Magic & Mystery , escuela en Las Vegas, Nevada.

Con más de 20 años de trayectoria, Víctor es el único mexicano que ayudó a curar la colección privada de David Copperfield en el museo más grande de magia, mentalismo y artículos de artes ocultas en Las Vegas. Además, ha estudiado con maestros como el mismísimo Copperfield y Colin Cloud. E l mentalista mexicano presenta The Mind Reader Online, un programa interactivo que promete derribar la cuarta pared, que es ahora, una pantalla.

¿Para ser mentalista se necesita un don, es talento innato o algo que se pueda desarrollar? 
El mentalismo es una rama de la magia y del ilusionismo, es el arte de simular lo que nosotros sentiríamos si pudiéramos leer la mente de los demás. Es un arte ancestral y una forma de entretenimiento que ha recobrado relevancia en las últimas décadas. Hay gente que después de los shows se acerca conmigo y me dice, “Víctor, ¿de verdad puedes ver el futuro o lo que los demás están pensando?”. Y yo siempre he sido muy ético, la gente tiene que saber que esto lo hago con fines meramente de entretenimiento.

Parte de estas disciplinas son cursos de comunicación neurocientífica, estudio del lenguaje, comunicación no verbal, prestidigitación e ilusionismo, que es prácticamente el estudio del engaño. Todo junto crea una experiencia distinta, de asombro y nos muestra poderosa y mágica que puede ser nuestra mente. Con mucha pericia y práctica, cualquier persona podría hacer lo que yo hago. Simplemente existen personas que tienen una serie de habilidades que les ayudan a hacerlo más fácil.

Mencionas en tu manifiesto que tu interés en el mentalismo se originó al ver a David Copperfield levitar en el Auditorio Nacional , cuando tenías 11 años. ¿Cuáles fueron tus primeros pasos en el mundo del mentalismo, prestidigitación y deducción ?, ¿tu familia te apoyó?
Yo era alguien muy tímido y reservado, rasgos que tenemos en común muchos ilusionistas y mentalistas. La magia y el mentalismo, fueron una serie de disciplinas que me ayudaron a generar  networking  con otras personas y romper la barrera de pena que sintieron con los demás.

En cuanto a mis padres, les comenté que me quería dedicar a la magia. Como cualquiera, ellos dijeron “Víctor, agarra la onda, no creo que puedas llevar a cabo una vida de mago”. Esto definitivamente generó una situación compleja. Romper el estigma de que no se podía vivir de algo como esto fue difícil dentro de mi familia.

Mi mamá era interprete y traductora, mi papá siempre trabajó en el área de ventas de compañías transnacionales. Si algo aprendí de ellos fue a hablar muy bien inglés ya vender las cosas que yo hago. Me dijeron “vamos a ver con quién puedes aprender, qué cursos hay, qué convenciones”. Mientras yo continuara estudiando y tuviera una carrera de por medio, podía hacer con mi tiempo libre lo que quisiera.

La carrera de Comunicación fue la gran decisión que me ayudó a darle una base mucho más estructurada a lo que ya tenía. También la oportunidad de encontrarme con el mercado corporativo, en el que soy conferencista y showman.

Debido a la pandemia ¿cómo ha cambiado la manera en la que trabajas?
Parte del trabajo que hago requiere que vea a las personas: cómo se están expresando, qué posturas tiene su cuerpo, su mirada, microexpresiones en su cara. Hay ocasiones donde necesito estrechar la mano de la persona, hablar más de cerca, entregarle objetos. El hecho de estar distanciados no me permite realizar estas acciones. Entonces tuvimos que buscar nuevas maneras de estar cerca de la gente.

Ha sido un reto muy complejo, yo soy la persona que da la cara, pero hay todo un equipo que conforma Imagic Group. The Mind Reader Online ha requerido de muchas cabezas para diseñar y ejecutarse de la manera adecuada, porque necesito interactuar con las personas a través de esta cuarta pared que ahora es la pantalla. La gente es quien hace y toma las decisiones que ocurren aquí, el show cobra vida gracias a que el público participa en él.

Sabiendo que el mundo sigue en riesgo, porque esa es una realidad, esto tomó más de un año. Encontrar las cosas que funcionaban, probar y fracasar, hasta tener éxito. Los shows virtuales llegaron para quedarse, queremos ser una alternativa muy exclusiva y con un poco de caché de encontrarnos como si estuviéramos en una date night. 

Foto: Cortesía Serna PR

Los errores son parte del aprendizaje, así como los accidentes. ¿Recuerdas algún espectáculo donde las cosas no salieron como estaban planeadas?
Tengo una anécdota donde estaba ejecutando un show sobre un lanzamiento de producto para una empresa, utilizaba una navaja para cortar unas cuerdas ya la hora de hacerlo, me rebané el dedo en pleno show. La gente empezó a ver sangre por todos lados, era como un show de Tarantino en vivo. Las primeras filas fueron las que se dieron cuenta, cuando comenzó a gotear la sangre. Yo solo apreté la mano y me pasaron un curita en el intermedio entre un acto y otro. Sabemos que los errores pueden ocurrir, pero el show continúa. Entonces terminé el show, con la mano engarrotada, pero terminé.Después me fui al hospital y me curaron.

¿Cómo se engancha al público en un show mágico?
A todos los seres humanos nos gusta sorrendernos, ya sea por genuina curiosidad o por ego de saber cómo le hacen. Esa capacidad de asombro que tenemos de manera innata, en el momento en que se satisface, detona serotonina dentro de nuestro cuerpo y nos hace sentir bien.

Sabemos que siempre va a existir gente más analítica, que quiere ver las cosas desde otro punto de vista o que va a decir “no, a mí no me van a engañar”. Nos hemos encontrado con que las mejor manera de trabajar y de rebotar un poco esa resistencia, ha sido involucrar a las personas con un storytelling . En el momento en que los envolvemos dentro de la historia la gente baja la guardia.

En el caso específico de The Mind Reader Online, creamos un concepto creativo detrás; hay una razón de por qué se llama así, de la historia y del personaje. Esto envuelve a la gente en esta mística, se encuentran tan enrolados que se dejan llevar por completo para vivir una experiencia inolvidable.


Para disfrutar de The Mind Reader Online y adquirir tus boletos da click aquí. Aparta tu lugar ya que el cupo es limitado. El precio es de $ 980 e incluye el envío de una caja misteriosa que usarás durante el show. Acaban de abrir fechas para el resto del año y ahora está disponible para el resto de la República Mexicana. 

El lector de mentes en línea. Vie y sáb, 21 h. $ 980.

Recomendado: Tiendas de esotéricas, de tarot y magia wicca en la CDMX.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad