De la tele a la mesa

Series como Los Simpson y Breaking Bad no tienen sólo grandes capítulos, también nos antojan comida como ésta
Costillitas House of Cards (Fotos: Cortesía Netflix y Marianela Trueba)
1/5
Fotos: Cortesía Netflix y Marianela Trueba
Hamburguesa de Pulp Fiction (Foto: Cortesía Universal y Alejandra Carbajal)
2/5
Foto: Cortesía Universal y Alejandra Carbajal
Pollo frito de Breaking Bad (Foto: Cortesía AMC y Alejandra Carbajal)
3/5
Foto: Cortesía AMC y Alejandra Carbajal
Cerveza Duff de Los Simpson (Foto: Cortesía Fox y Alejandra Gutiérrez)
4/5
Foto: Cortesía Fox y Alejandra Gutiérrez
Strudel de Inglorious Basterds (Foto: Cortesía Miramax y Roberto Beltrán)
5/5
Foto: Cortesía Miramax y Roberto Beltrán
Advertising

Todos hemos fantaseado con algún platillo de una película o serie, pero ¿dónde, oh, dónde encontrarlos? Hallamos sus símiles en el DF para que te quites el antojo de hamburguesas que te quedó después de ver Pulp Fiction y otras joyas del cine y la tele.

Platillos de la tele a tu mesa

House of Cards
Foto: Cortesía Netlfix
Restaurantes, Barbecue

Costillitas - House of Cards

icon-location-pin Narvarte

Entre el estrés y la cocción maquiavélica
 de planes, Frank Underwood iba al Freddy’s BBQ Joint a sacar su furia y saciar su apetito carnívoro con las costillitas más apetitosas de la televisión. El Pinche Gringo BBQ tiene el mismo feel sin pretensiones, paredes de ladrillo, espacios al aire libre y gloriosos racks. Los sirven sobre papel, bañados en una salsa barbecue hecha en casa. 
La carne, ahumada durante toda la noche para que la grasa se caramelice, es tan suave que, con apenas acercar los dientes, se desprende del hueso. Llega temprano para conseguirlas.

Pulp Fiction
Foto: Cortesía Universal
Restaurantes, Hamburguesas

Big kahuna burger - Pulp Fiction

icon-location-pin Condesa

Todo el que vio Pulp Fiction guarda en su memoria la escena de Samuel L. Jackson mordiendo la legendaria big kahuna. Los fans de Tarantino pueden cumplir sus fantasías gastronómicas en Burgers by Buba. Su hamburguesa –servida en una charola y cubierta en papel aluminio– es de un rib eye de excelente calidad, jugoso, grasoso y en su punto, con un fuerte sabor a pimienta. El pan es hecho en casa y, sobre el queso americano, una superficie cubierta en su totalidad por mucho, muchísimo tocino molido. Definitivamente, “that is a tastyburger”. Si quieres ser riguroso en eso que era una hamburguesa hawaiiana, puedes pedir una rebanada de piña por ocho pesos más. ¿Y de postre? Balas y pasajes bíblicos. 

Advertising
Breaking bad
Foto: Cortesía AMC
Restaurantes, Brunch

Los Pollos Hermanos - Breaking Bad

icon-location-pin Roma

Sólo algo podría mejorar el pollo frito de Breaking Bad. El elemento: waffles con auténtica miel de maple al lado. Si quieres ir más allá de KFC, en este pop up dominguero sirven de brunch un pollo delicadamente freído y de sabores soul, químicamente perfecto y tan antojable como el de Los Pollos Hermanos. Spice Everywhere es el Mr. White del comfort food, pero el único crimen del que son responsables es la gula que provocan.


los simpson
Foto: Cortesía Fox
Bares y cantinas, Cervecerías

Cerveza Duff - Los Simpson

icon-location-pin Roma

Hace unos años un 
mexicano intentó hacer realidad la chela favorita de Springfield, pero tras perder una demanda con Matt Groening (creador de Los Simpson), tuvo que retirarla del mercado. En La Belga venden una versión alemana de la Duff, con 4.7 grados de alcohol. Amarga, de malta clara y con suficiente espuma, es perfecta para dejar tu boca vibrando tras un fino eructo a la Homero Simpson.


Advertising
Inglorious basterds
Foto: Cortesía Miramax

Strudel de manzana - Inglorious Basterds

Tarantino no sólo es un maestro
 del guionismo y las escenas sangrientas, también del food porn.
 Prueba de ello es la escena en la que Hans Landa (el villano-nazi-políglota-gourmand) pide un apfelstrudel con crema batida. Una buena opción para ese antojo es el strudel de Finesse. Una rebanada gruesa y cóncava con un relleno de manzana anuezado y un sabor robusto a canela. Se sirve caliente y cubierto de azúcar glass. La masa es más suave y menos hojaldrada que en el filme, pero le puedes ser fiel a la historia acompañándolo con un vaso de leche. 

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com