Mamás a la carta

Justo en el Día de las Madres te invaden la culpa y las ganas de consentirla, chance porque no la has pelado mucho desde la pubertad. Te damos 5 opciones para que te luzcas como el buen hijo que siempre quiso
Por Genaro Quiroga Fuenmayor |
Advertising
Restaurantes

Mamá gourmet - Biko

icon-location-pin Polanco

Si los domingos desayunabas huevos pochados con salsa holandesa o tienes recuerdos de tu mamá preparando una gran paella, quiere decir que sabe comer, así que ahórrate el cupón de descuento en Tok’s e inviértele. Los chefs Mikel Alonso y Bruno Oteiza tienen lista una experiencia culinaria inolvidable en Masaryk. El lugar es suntuoso, en tonos hueso y café. El salón es amplio y la atención excelente. La recomendación, si es tu primera vez, es el menú de degustación, que te dejará muy clara la filosofía de la cocina: mezcla de ingredientes mexicanos y tradición vasca. Usan productos domésticos que te serán muy familiares con técnicas innovadoras como esferificaciones o cristales comestibles. La carta de vinos es una enoteca formidable y es parte crucial de la experiencia culinaria. Escucha las sugerencias del sommelier. Si has ido antes, prueba la carne con salsa de arcilla comestible o el atún al cuadrado, realmente perfectos.

Time Out dice
Restaurantes, Mexicana

Mamá mexicana - El Bajío

icon-location-pin Zona Metropolitana

Tal vez los domingos de tu infancia tu familia solía comprar un jugoso kilo de carnitas o te llevaban a casa de alguna tía a comer un terso mole o un colorido pipián, si es así, estás listo para llevar esta experiencia al segundo nivel. La reconocida chef Titita Ramírez ofrece un amplio e impecable menú enraizado en los sabores de la zona del bajío mexicano. La atención es cálida, el lugar colorido, lleno de artesanías y aromas familiares. Si hay un lugar familiar para comer, es aquí. Puedes empezar con las suaves empanadas de plátano macho rellenas de frijol, bañarlas con salsa de chipotle tatemado con piloncillo y dejar que el sabor te estremezca. Siguen las garnachas orizabeñas, el mole de olla, el ceviche verde, las gorditas con anís, el mole de Xico con arroz rojo, el pipián y, por supuesto, la entrañable sopa de fideo. El maridaje va desde tequilas, cervezas, mezcales y vinos. Un lugar que celebra a todas las mamás de México su amor por la cocina y las recetas que nos reconfortan desde siempre.

Time Out dice
Advertising

Mamá tradicional - Fonda San Ángel

icon-location-pin San Ángel

Hay familias que frecuentan el mismo lugar los domingos. Familias de grandes apellidos que pasan por la abuela, llaman a los primos y todos llegan juntos a ocupar una mesa enorme. Este es uno de esos lugares de tradición. Un edificio del siglo XVIII frente a la Plaza de San Jacinto, bordeado por una empedrada que te envuelve en una atmósfera del México colonial. Una decoración mexicana tradicional armoniza con su entorno y una atención de primera te mantiene relajado mientras el tiempo pasa. La obligación es pedir escamoles: son especialistas en su preparación, ya sea en sopes o en chile relleno, podrás disfrutar de su textura suave y su sabor único. Los sopes de tuétano, los intensos caracoles al chipotle o el chilpachole son garantía. Su carta de vinos es buena, pero lo mejor es maridar estos platillos con tequila o mezcal.

Time Out dice

Mamá nice - Loma Linda

icon-location-pin Lomas de Chapultepec

Seguramente los domingos mamá se despertaba tarde y cuando todos bajaban a desayunar, había jugo fresco, cereal, pan dulce y café preparado por Mary. Si este es el recuerdo que vive en tu mente, “La Tablita”, como es conocido, es para ti. Abierto desde 1924, ha sufrido diversas remodelaciones y ampliacio- nes, adaptándose a los tiempos. La comida se caracteriza por sus cortes de carne servidos sobre una plancha de carbón con recetas argentinas. Abre con unas empanadas o con espárragos asados con jamón serrano. De plato fuerte el lomo especial de 500 gramos, el rib eye o la jugosa picaña. De postre las crepas con cajeta y tropiezos de nuez, o espera a la salida, donde una amable señora vende dulces desde de los años ochenta.

Time Out dice
Advertising