Azur

  • Restaurantes
  • Ajusco
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Cortesía Azur
  5.  Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  11.  Azur, grill table en el Ajusco
    Foto: Alejandra Carbajal
  12. Azur
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Aprende en vivo lo que siempre quisiste saber de parrilla o desayuna chilaquiles de campeón en el Ajusco.

En casi todas las familias existe esa persona encargada de prender el fuego porque cree que es un experto en parrilla, pero, egos aparte, siempre se puede aprender mucho más de los profesionales.

Azur es un patio boscoso, aparentemente similar a otros de la nueva oferta de oasis montañosos para alejarse por un día de la vida citadina. Para llegar, lo más sencillo es subir por toda la Picacho-Ajusco sin desviarse por las calles aledañas. Una vez que llegues, respira el aire fresco y date un momento para contemplar la vista al Pico del Águila (se vale llevar chamarrón o hasta cobija de tigre porque más tarde el frío se pone denso).

Volvamos a la carne, ya que este lugar se presta para entrarle como Picapiedra. Azur no solo es especial por su cocina, sino por el concepto grill table que manejan. Cada mesa tiene integrada una parrilla donde el grill master se coloca frente a ti para dar una clase práctica sobre el arte del fuego y los cortes. Prender el carbón está bien, pero ¿sabes de qué sección de la res viene un Tomahawk o qué ocurre si le echas cerveza a la carne mientras se asa? 

Están muy preparados en el tema, así que aprovecha la experiencia para resolver todas tus dudas, tomar nota y hasta parrillear tú mismo un Cowboy o un T-bone; al salir estarás listo para presumir tus habilidades cuando se arme la carnita asada. En mi caso, lo más difícil fue concentrarme mientras el olor de la carne y la salsa martajada de tuétano (también hecha al momento) me hacían agua la boca. 

Mientras esperas la carne, descubre por qué dieron en el clavo con su crema de cebolla y nuez. Y suena difícil, pero reserva un huequito al caer la noche para compartir un cronut relleno de fresas y crema batida al calor de las fogatas o asar unos bombones cual si estuvieras de campamento. 

Ahora los fines de semana tienen brunch, así que es una buena parada si planeas un día de senderismo o actividades en familia en el Ajusco. Comienza con un generoso tarro de fruta de temporada con yogurt, aunque, si ya echaste la caminata tempranera, seguro tendrás el hambre necesaria para unos monchosos chilaquiles. Además de los tradicionales, tienen cinco variedades de la casa. Nuestra recomendación: los de mole negro con plátano macho, pollo y ajonjolí, o los tarascos, con una salsa de frijol picosita pero sin exagerar, con su chicharrón, crema y queso como Dios manda.

Te recomendamos: Parrilla Bosque

Elisa Herrera
Escrito por
Elisa Herrera

Detalles

Dirección
Carretera Picacho Ajusco km 13.5
Lomas de Tepemecatl
Ciudad de México
14700
Precio
$$$
Publicidad
También te puede gustar