boca llena nasty waffles

  • Restaurantes
  • Roma
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Boca llena nasty waffles
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

¿Ganas de un dick chorreado o una pussy rellena? Pásale a boca llena nasty waffles.

¿Hoy te levantaste con ganas de dick? ¿o de pussy? En Boca llena nasty waffles tienen las dos opciones ¡en waffle! Para ambos hay coberturas de chocolate amargo, chocolate blanco y cajeta, y rellenos de mermelada de frutos rojos, blueberry o frutas de temporada; en este mes hay guayaba navideña.

Para tomar hay cold brew; puede ser shakeado o con leche. Y también tienen el súper fresco cold brew tonic que va con agua tónica y un twist de limón.

Si no te gusta el café, puedes tomarte una chela. Aquí tienen de las artesanales y queretanas Hércules; pueden sugerirte la mejor opción para maridar con el dick o con la pussy que te vas a echar. A nosotros nos gusta la Macanuda con la pussy rellena.

Hablando en serio, hay dos cosas que nos encantan de Boca llena nasty waffles; la primera es que, además de que los dicks y las pussys son súper instagrameables, también están de lo más ricos. Es común encontrar productos que son perfectos para la foto pero que al probarlos, nos quedan debiendo. Eso no te pasará acá; disfrutarás cada mordida.

También nos gusta que los fundadores de boca llena nasty waffles, Omar y Esteban, se preocuparon por tener un concepto inclusivo; son varios los lugares de waffles que ofrecen dicks, ¡pero ninguno tiene pussys! Además de que ofrecen postres deliciosos, también buscan abrir conversación respecto al sexo. Consideran que hay que normalizarlo y comenzar a llamar a las cosas por su nombre: dick y pussy, o pene y vagina. Y si en el camino de normalizar el sexo —que es rico y sano—, deben de incomodar un poco, están dispuestos a hacerlo con una buena onda y una picardía que, de verdad, no tiene nadie más.

Boca llena nasty waffles tiene apenas un mes de vida; y Omar y Esteban ya están viendo el modo de aprovechar el concepto para apoyar a organizaciones que vean por las comunidades LGBT+ y por la población con VIH. Entonces, no son solo waffles deliciosos, también es fraternidad y comunidad. Así que no se queden con las ganas (guiño, guiño) y conoce un proyecto delicioso.

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez

Detalles

Dirección
Colima 220
Ciudad de México
06700
Transporte
Metrobús Álvaro Obregón
Precio
Consumo promedio por persona $150
Horas de apertura
Mié-sáb 11:30-8, mar y sáb 11:30-7
Publicidad
También te puede gustar