Las mejores crepas saladas

Aunque nos encanta lo dulce, también los champiñones, el queso y hasta el huitlacoche quedan muy bien adentro de una crepa

Por Pablo Mata |
Advertising

Las crepas aparecieron por primera vez en la zona francesa de la Bretaña en la Edad Media, hoy también adornan las mesas de la CDMX. Son el platillo favorito de muchos habitantes de la capital mexicana y como dato curioso: las variedades de crepas saladas son más numerosas en México que en Francia, en donde las prefieren dulces. Estas son nuestras favoritas, también te recomendamos echarle un vistazo a los restaurantes de cocina francesa, los esquites y tlayudas en la Ciudad de México. 

Crepas saladas en la CDMX

crepa
Foto: Pablo Mata
Restaurantes, Bistros

Boloñesa

Condesa
3 de 5 estrellas

Lo mejor de esta crepa es su salsa de jitomate: es fresca, con el toque exacto de albahaca y cebolla y servida a la temperatura perfecta. La crepa está esponjosita y rellena de carne molida. Esta crepería es un clásico de la Condesa. 

Crepa de champiñones
Foto: Pablo Mata
Restaurantes, Cafés

Champiñones con espinacas

Zona Metropolitana
3 de 5 estrellas

Las colonias Guadalupe Insurgentes e Industrial tienen guardado un gran secreto: la crepería French Crepe. Nuestra preferida es la de champiñones con espinacas, de ingredientes muy frescos y repletas de relleno. 

Advertising
Restaurantes, Panaderías

Huitlacoche

Del Valle
3 de 5 estrellas

En su menú de desayunos aparece una sorpresa: la crepa de huitlacoche bañada en salsa de chile poblano y gratinada con queso. Integra los sabores con una salsita picosita, el huitlacoche terroso y suave y las crepas ligeras y cremosas.

Restaurantes

La vegetariana

Granada
3 de 5 estrellas

Los vegetales, antes de entrar a la crepa, se asan y además, su queso panela es el acompañante ideal. 

Advertising
Crepa de curry
Foto: Pablo Mata
Restaurantes, Cenar

La hindú

San Ángel
3 de 5 estrellas

Este clásico de San Ángel nos presenta un cruce de culturas: francesa e hindú. Se sirve con pollo en salsa de curry y se acompaña con pepinos y chutney agridulce. El resultado es una fiesta de color. El curry pica ligeramente pero la combinación con el chutney es un deleite al paladar. deja espacio para los postres.

Advertising