Madre Café

Restaurantes, Mundial Roma
Recomendado
4 de 5 estrellas
madre café
1/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
2/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
3/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
4/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
5/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
6/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
7/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
8/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
9/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
10/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
11/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
12/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
13/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
14/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
15/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
16/20
Foto: Alejandra Carbajal
Madre Café
17/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
18/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
19/20
Foto: Alejandra Carbajal
madre café
20/20
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Café-bar y restaurante de cocina internacional con una terraza dentro de una casona en la Roma bajo la curaduría del chef Víctor Zárate.

Pocas veces ocurre que en una apertura de la Roma se conjunten las tres secciones que edito en Time Out México: restaurantes, cafés y vida nocturna. Con Madre Café sucedió, pero la magia del menú la hizo merecedora de una principal para Comer. Acá la clave: el chef Víctor Zárate (Blanco Colima) retoma este proyecto de cocina alivianada pero lo suficientemente sofisticada y totalmente apapachadora.

El recinto como punto clave: la casa porfiriana que albergaba a Casa Quimera sobre Orizaba. El despacho de arquitectos Taller 905 intervino Madre Café, envolviéndolo en blancos, cobres, maderas y mármol, con la iluminada terraza cercada por plantas.

La parte de cafés refiere a una bien trabajada barra con granos de la Finca San Martín Cohuapan, Puebla: aterciopelan los lattes y dan espesor a los espressos. De vida nocturna, genialidades de Braulio Hernández (Yellow Bird Bar) dentro de un elegante y pequeño espacio con barra para sentarse y ordenar; mención honorífica a la variedad de carajillos, los hay de mazapán, Nutella y matcha, y la estrella es el bombón: consistencia ligeramente densa y mucha personalidad con whisky honey + brocheta de bombón de topping.

En mi caso tocó visitarlos a la hora de la comida, y como todo se antoja del extenso y muy variado menú, aconsejo compartir: las chips de berenjena te atrapan con su crocantez sumado a la parte dulce de la miel de agave con un toque de chile piquín; en la crema de lenteja sobresalen distinguidos trocitos de plátano macho, jugada interesante y mezcla fenomenal. 

Para hablar de lo que no tiene madre (ríase aquí de un mal chiste con juego de palabras), están los ravioles de ricotta, mantequilla de limón y salvia: una victoria ácida y cremosa, aromática en todos sus sentidos y para limpiarla usando cuchara. Otro que se une a este listado es la pizza de stracciatella de burrata —es el "relleno" de la burrata, al servirse es fácilmente untable y se prepara bajo un procedimiento tradicional— con un toque sobresaliente de aceite de trufa.

El tino campestre y 100% goloso aterriza con el sándwich de tocino con mac & cheese, de tonos ahumados en su punto, mucha cremosidad por parte de la pasta y pan blanco ligeramente tostadito.

De postre cerramos con un tiramisú por recomendación, aunque todos se leen apetitosos; el bizcocho se derrite en boca junto con el freso mascarpone, ingredientes que se funden ante el licor de café para dar el remate final.

Toco mi panza crecida y no, no soy madre, pero de Madre Café me llevo ese cariño hacia la buena cocina.

Por Regina Barberena

Publicado

Detalles

Dirección Orizaba 131
Roma
Ciudad de México
06700
Transporte Metro Hospital General, Metrobús Jardín Pushkin.
Precio Consumo promedio por persona $250
Contacto
Horas de apertura Lun-dom 9am-9:30pm
También te puede gustar
    Noticias más recientes