Antolina, cocina mezcalera en La Condesa
Foto: Alejandra Carbajal

Restaurantes de la CDMX que recurren a la pesca sostenible

Nos gusta el buen comer, pero también debemos hacerlo de forma responsable. Checa estos tips de Javier Van Cawelaert

Por Andrea Vázquez
Advertising

Es común escuchar que una de las acciones que podemos llevar a cabo para reducir nuestro impacto medioambiental es bajarle a nuestro consumo de carne. Y sí, es una medida importante, pero que tendrá mayor trascendencia si sumamos productos de pesca sostenible a nuestros esfuerzos. 

La pesca sostenible es aquella que se preocupa por garantizar los recursos para hoy y para el futuro, usando métodos de pesca selectivos y que no acaben con otras especies o con aquellas que todavía no se reproducen. Es pescar, pero asegurándonos de no terminar con los recursos pesqueros. 

Una autoridad en la CDMX en cuanto a la pesca sostenible es Smart Fish, una comercializadora que vende únicamente productos de pesca sostenible —además de lácetos, verduras, y otros productos alimenticios—. Smart Fish tiene tiendas y también puedes comprar en línea. Además, surte a algunos de nuestros restaurantes favoritos de la CDMX. Es una opción para empezar a cambiar nuestros hábitos y elegir lo sostenible. 

Platicamos con Javier Van Cawelaert, socio de Smart Fish, para que nos cuente qué onda con la pesca sostenible y qué podemos hacer para llevar una alimentación más responsable. Además, Javier nos recomendó tres restaurantes en donde preparan algunos de sus platillos con productos de pesca sostenible.

Javier nos explica que “para que la pesca sea sostenible necesitas satisfacer las necesidades actuales de consumo sin comprometer las necesidades de las próximas generaciones. Por ejemplo, si una especie tuvo diez crías y nosotros nos comemos nueve, más uno de los peces que tuvo esas crías, vamos a acabar con esa especie en muy poco tiempo. En cambio, si nos comemos dos o tres crías que, a su vez, ya tuvieron otras crías, la situación cambia”.

Pero, ¿cómo lograr esto? Javier nos cuenta que la opción son las artes (en tanto oficio) de pesca más selectivas, por ejemplo, es mejor usar anzuelos o redes que permitan que las especies que todavía no han alcanzado a reproducirse se salgan. La pesca selectiva saca a las especies vivas, las mide y regresa al mar a los juveniles; es decir, a aquellos que no han llegado a la madurez sexual y que todavía no se reproducen.

En ese sentido, nos explica que en México, 1990 fue el año del máximo volumen de pesca. “Desde entonces la cantidad que pescamos ha bajado poco a poco, pero los barcos pesqueros ya son el doble. Es decir, estamos sacando menos peces mientras que usamos más recursos. Eso significa que la población de peces está disminuyendo”.

Pero además de las ventajas medioambientales, consumir pesca sostenible tiene otros beneficios; como que la pesca es de mejor calidad. “Los barcos pesqueros generalmente hacen viajes de semanas, y van guardando en sus bodegas los productos que pescaron. En el caso de los camarones, por ejemplo, los mantienen en una salmuera con hielo, y pueden pasar ahí hasta 10 días. Cuando llegan a la costa, los pescadores limpian los camarones, pero a veces usan agua clorada para hacerlo”, cuenta, y eso no sucede en las prácticas de la pesca sostenible.

Por eso, Javier tiene procesos muy específicos en Smart Fish; ningún pescado o marisco permanece fuera de congelación por más de 12 horas. Así se garantiza que ninguna especie empiece a descomponerse. Y por supuesto, tampoco usan agua clorada. 

Para llevar una alimentación sostenible, una de las recomendaciones es considerar a la alimentación como algo prioritario. “Estamos acostumbrados a comprar productos baratos, pero eso normalmente significa un costo ambiental o social alto. Para que un bistec sea barato debe de venir de una producción industrial que daña a los animales y, además, que no paga lo justo a sus empleados. Entonces la alimentación debe de ser una prioridad en el gasto: es una inversión, estarás más sano y te enfermarás menos”, detalla. 

Así que conviértete a la alimentación saludable y sostenible; puedes probar pesca responsable en estos restaurantes que nos recomienda Javier, quien aclara, por supuesto, que lo mejor es preguntar cuáles son las especies del menú que han sido pescadas con responsabilidad. 

Si quieres comprar los productos de pesca sustentable de Javier, puedes hacerlo en la página web de Smart Fish: smartfish.mx

Te recomendamos: Ceviches en la CDMX

Antolina, cocina mezcalera en La Condesa
Foto: Alejandra Carbajal

Antolina

Restaurantes Condesa

En Antolina tienen un compromiso con la sostenibilidad; los productos de ríos y mares son de Smart Fish y casi todas las verduras son de colectivos chinamperos. Pásale por un pulpo a las brasas o por la pesca del día, con la seguridad de estar comiendo lo mejor y, sobre todo, lo más responsable. 

Aguascalientes 232, Condesa.

Yoru afuera con comida japonesa
Foto: Alejandra Carbajal

Yoru

Restaurantes Japonesa Roma

Este lugar íntimo y consentidor de la Roma tiene algunos productos de pesca sustentable en su menú, que se especializa en sushis, nigiris y, la especialidad de la casa, los handrolls. Pregunta a tu mesero cuáles son los productos de temporada y también los que vienen de proyectos con responsabilidad medioambiental y social. 

Sinaloa 156A, Roma.

Advertising
Contramar
Ariette Armella

Contramar

Restaurantes Mariscos Roma

Uno de los lugares de pescados y mariscos de más tradición de la CDMX también tiene pesca responsable; en Contramar trabajan con un colectivo de pescadores que tiene prácticas sostenibles. Además, al trabajar con ellos, eliminan al intermediario y se aseguran de que los pescadores se lleven el pago justo por su trabajo. 

Durango 200, Roma. 

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising