¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

Museo y restaurante Tamayo comida de museo
Foto: Alejandra Carbajal

Restaurantes y cafés en museos de la CDMX

La gastronomía y el barismo también los encuentras en los recintos de arte de la Ciudad de México

Por Time Out México editores
Advertising

Los museos que debes visitar en la Ciudad de México también ofrecen el arte gastronómico. Sus cafeterías y restaurantes se acoplan al concepto del recinto para ofrecerte una experiencia de alta cocina o con café de especialidad

No te quedes sin probar el café de especialidad y sin cocnoer los lugares increíbles para comer en la CDMX. Se parte del descubrimiento de los secretos en museos

Dónde comer en museos

Cafetería Museo Franz Mayer
Foto: Octavio Cárdenas

Cafetería Museo Franz Mayer

3 de 5 estrellas
Restaurantes Loncherías Guerrero

Dispone de una zona para fumar ¡dentro del museo! La cafetería del Franz Mayer no destaca por su menú –baguetes ya preparadas, aunque comestibles–, pero tiene un par de pasteles (el de chocolate semiamargo está de exposición) y un café que invitan a volver.

Restaurante Tamayo

3 de 5 estrellas
Restaurantes Desayuno Miguel Hidalgo

Una terraza linda y pet-friendly. Prueba los taquitos de pato con jamaica, los sopes de plátano macho o el huachinango en perejil, con una chela artesanal. Este restaurante se presta muy bien para comer algo antes o después de una exposición en el Museo Tamayo. 

Advertising
Cafetería Museo Dolores Olmedo
Foto: Octavio Cárdenas

Cafetería Museo Dolores Olmedo

3 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés La Noria

No tiene nombre ni lo necesita. La cafetería del Museo Dolores Olmedo es una síntesis perfecta de la vida de esta mujer y de la misión del recinto: rescatar las tradiciones de Xochimilco. El huevo –sí, sólo uno– rabo de mestiza tiene ese sabor local y cumple pese a que la salsa es un poco aguada. El detalle incómodo: cobran la entrada aunque únicamente visites la cafetería. Así, uno está obligado a ver la exposición en un recinto inadecuado para discapacitados y personas de la tercera edad.

Azul y Oro
Cecilia Villaverde

Azul y Oro

4 de 5 estrellas
Restaurantes Clásica mexicana Ciudad Universitaria

Entre teatros, museos y bibliotecas de la UNAM se encuentra un condecorado recinto dedicado a la degustación de la gastronomía mexicana. Por años, su chef ha investigado recetas de alrededor del país, como si de un académico se tratase. Lo cierto es que es la calidad de lo que aquí se cocina es una especie de anomalía positiva: uno esperaría una cafetería normal universitaria en un recinto como éste, de esas que venden sangüichitos y refrescos. Sin embargo, estamos ante uno de los mejores sitios de comida mexicana de la ciudad.

Advertising

Señorito

3 de 5 estrellas
Restaurantes Mundial Xoco

No es precisamente la cafetería de un museo, pero el impulso de comer cosas ricas con el séptimo arte es indiscutible. En la Cineteca Nacional ya hacía falta una nueva propuesta en ese sentido. Con su cocina abierta y un breve menú especializado en sándwiches, Señorito cumple con los antojos de los cinéfilos y con las restricciones del local, en el cual no se permiten estufas con fuego directo.

Nube Siete
Foto: Octavio Cárdenas

Nube Siete

3 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés Ciudad Universitaria

Se supone que es un espacio de inspiración para artistas, rodeado de piedra volcánica y con terraza. Está dentro del Museo Universitario de Arte Contemporáneo –a su vez, parte del Centro Cultural Universitario–, lo que no le impide operar cuando las salas de exposición, cines o teatros permanecen cerrados. El servicio es a partir de las 8am, por lo que es ideal para comenzar el día con una rebanada de pastel. El café es bueno, pero su carta va más allá de la de una cafetería. 

Advertising
El restaurante de los Monjes
Foto: Octavio Cárdenas

El Restaurante de los Monjes

4 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés Zona Metropolitana

Con nombres de platillos que recuerdan sus años de claustro, este patio dentro del exconvento es uno de los secretos mejor guardados del Desierto de los Leones. Muy recomendables los huevos de su santa voluntad (al gusto, pues), las enchiladas del nuevo creyente y la cecina de la expiación. Más allá de la comida, el museo, el sótano –parte de su obra hidráulica y no los calabozos, como muchos creen– y el bosque permiten organizar un día de campo y justifican levantarse temprano para llegar hasta Cuajimalpa para desayunar.

Vía Corta

4 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés Miguel Hidalgo

En métodos para hacer café, siempre hay algo nuevo por descubrir. Tras entrar al Museo de Arte Moderno y cruzar el patio de esculturas, llegué a su cafetería, una estructura circular completamente modernista con piso de granito. Toda esa atmósfera de casa amplia que recuerda a un Acapulco de Mauricio Garcés.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising