Shake Shack

Restaurantes, Hamburguesas Cuauhtémoc
Recomendado
4 de 5 estrellas
Shake Shack llega a la CDMX
Foto: Cortesía Shake Shack

Time Out dice

4 de 5 estrellas

No estás soñando, Shake Shack ya llegó a la Ciudad de México con hot dogs, malteadas, postres golosos y hamburguesas imperdibles.

Iniciaron como carrito de hot dogs dentro de Madison Square Garden en 2001, y ahora tienen más de 70 ubicaciones en el mundo bajo el concepto de fast-dining: Shake Shack, el revolucionario en la industria resturantera, por fin llega a la Ciudad de México con emblemáticas hamburguesas, malteadas, y creaciones exclusivas para nuestro país.

Aquí no se piensa en las convencionalidades de la comida rápida, Shake Shack te atrapa desde la entrada con un estilo geométrico, minimalista y detallista– por ejemplo, un cuadro del artista visual Claudio Limón, quien elaboró el colorido mural "Una confluencia feliz" antes de la apertura–.

Ingresas, ves la carta y el antojo vuela. El shack-cago dog es un guapo hot dog inspirado en los volúmenes de la comida de Chicago. Trae pepinillos, cebolla, pepino, jitomate, apio y un condimento a base de vegetales, frutas y hierbas que otorga increíbles sensaciones saladas y especiadas.

Vieja confiable y consentida, la shackburger puede pedirse sencilla o doble, trae queso, lechuga, jitomate y la secreta shacksauce (te podemos decir que lleva mayonesa casera, pepinillos y mostaza dijon) de consistencia cremosa y un sentido avinagrado que hace la magia.

La shackstack es vegetariana, una cremosa y crujiente locura con portopello empanizado y relleno de queso muenster y cheddar. Papas fritas con queso para complementar la delitante experiencia quesera.

A los postres les sonríes con la misma efusividad con la que abres un regalo, y si eres amante del chocolate, no se diga más y ve por el shack attack: frozen custard de chocolate mezclado con tamal de chocolate, trozos de chocolate, (toma aire) fudge de chocolate y nibs de cacao de La Rifa, una chocolatería en la Juárez que trabaja con productores del sur del país.
El oh ma-mey es una colaboración con la chef Elena Reygadas (Lardo, Rosetta) a base de vainilla con mamey, limón amarillo y piloncillo; elegantemente afrancesado a la vista y tropicalmente fresco. Por último, un ¡santa fresa! de vainilla mezclado con crema, trozos de galleta y fresas de Santa Rosa, las originales de Lima, Guanajuato.
Ni siquiera hay tiempo para lamentar la ruptura con la dieta, déjate consentir por Shake Shack y la coqueta y cremosa malteada de horchata con topping de obleas. Un agregado a los mejores restaurantes para comer hamburguesas en la CDMX

Por Regina Barberena

Publicado

Detalles

Dirección Paseo de la Reforma 333
Juárez
Ciudad de México
06500
Transporte Metrobús Reforma
Precio Consumo promedio por persona $250
Contacto
Horas de apertura Lun-sáb 12pm-12am, dom 12-10pm.

Los usuarios dicen

0 comments