Almanegra Café para turistas
Foto: Tochiro Gallegos Almanegra

Nuestro top 5 para celebrar el Día Internacional del Café en la CDMX

¡Feliz Día Internacional del Café! Date estos apapachos para celebrarlo

Por Andrea Vázquez
Advertising

¿Sabías que, después del agua, el café es la bebida más consumida del mundo? ¿Y sabías que tu taza mañanera de esta bebida va patrocinada por una compleja cadena productiva? Por eso, desde el 2015, todos los 1 de octubre festejamos el Día Internacional del Café en más de 70 países: porque es importante visibilizar a todos los productores del grano del mundo, reconocer su trabajo y crear conciencia sobre su comercio justo. 

Pídete un pan a domicilio y éntrale a estos cinco apapachos de café para celebra como se debe. 

Recomendado: En estas cafeterías sirven puro café mexicano.

Chiquitito Café
Página oficial Chiquitito Café

Affogato en Chiquitito Café

5 de 5 estrellas
Restaurantes Condesa

¡Larga vida a los italianos por regalarnos el affogato! Esta bebida, cuya traducción sería "café ahogado", junta lo mejor de dos mundos: un shot de expresso, para las personas serias y puristas del café, y una bola de helado de vainilla, para quienes prefieren el café dulce. En Chiquitito Café, esta bebida, simple pero completa, es la especialidad. Le ponen no una, sino tres bolas de helado de vainilla hecho con ingredientes naturales y comprado a productores mexicanos (Gelatería La Romana). El café también es mexicano; privilegian la compra de granos de Veracruz. 

El resultado es un affogato cremosito y con el dulzor justo. Una prueba más de que la calidad de los productos hacen de un producto simple el más complejo y elegante. 

Carajillo en Boicot Café

5 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés Roma

En Boicot Café, la especialidad son los cold brews: infusionan en frío su café veracruzano durante 18 horas para asegurarse de extraer todos los aromas que tanto nos gustan. 

Con ese mismo café hacen el carjillo; el licor del 43 complementa y potencia perfectamente los aromas del café. Por si fuera poco, puedes pedir tu carajillo nitro: infusionarán tu carajillo con nitrógeno para darle una textura más cremosa y resaltar sus ya de por sí potentes aromas. 

Advertising

Café en grano de Café Villarías

Restaurantes Cafés Cuauhtémoc

Si quieres comprar café para la cafetera de tu casa o trabajo, en esta pequeña esquina tendrás varias opciones. Hay dos tipos de grano (caracolillo y planchuela) en diferentes tipos de tostado: americano, para cafés suaves; mediano, más oscuro e interesante; italiano, amargo como los lunes pero delicioso como los viernes, y cubano, el más fuerte e intenso, para “cafefílicos” exigentes.

Cada uno de los granos aquí tostados y molidos viene de Chiapas, a no menos de mil 200 metros sobre el nivel del mar, y fue cosechado y vendido responsablemente. Si quieres una tacita de café antes de decidirte a comprar por kilo, te advertimos que este local solamente es expendio. No te dejes engañar por las mesitas del fondo, ¡son las oficinas! Aunque si no te puedes ir sin tu taza, te recomendamos caminar unos pasos sobre López, hasta el pasaje San Juan, en donde Villarías ha instalado una diminuta cafetería.

 

Tochiro Gallegos

Coldbrew en Almanegra Café

4 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés Narvarte

Almanegra es el lugar ideal para los clavados del café; puro café hecho con diferentes métodos de extracción. El cold brew merece una mención aparte: se prepara en casa mientras gotea lentamente durante toda la noche. Por lo tanto, tiene más cafeína que un espresso, un gran aroma y la dulzura suficiente. Esta bebida es perfecta así como te la entregan: ya no es necesario agregarle nada más (a Enrique Olvera le gustaría esto); ni leche, ni endulzantes, ni jarabes. Con una probada del cold brew tienes todo para entender al grano, y los baristas en Almanegra están más que calificados para explicarte todo lo que quieras saber sobre el café.

Advertising

Natilla espresso en Passmar

4 de 5 estrellas
Restaurantes Cafés Del Valle

El café Passmar se aloja dentro del pasillo cuatro del Mercado Lázaro Cárdenas, en la Del Valle. Su grano proviene de Atoyac de Álvarez, en Guerrero, y tienen diferentes métodos de filtración sofisticados, por ejemplo, el chemex, dripper y sifón japonés.

Entre las recetas de la casa está nuestra consentida: la natilla espresso. Su nombre lo dice todo; es una natilla a la que le tiran un shot de espresso encima. El resultado es un postre divertidísimo y bien balanceado. El chiste es buscar la proporción perfecta de natilla y café en cada cucharada y apreciar la combinación de temperaturas y el juego de texturas en la boca. La natilla espresso se escucha simple, pero se aprecia a lo largo de todo el día y se lleva con uno siempre. 

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising