Kike Vázquez
Foto: Cortesía Kike Vázquez

Kike Vázquez, el standupero se siente orgulloso de su diversidad funcional

El comediante y psicólogo, "Kike bien parado", nos habló sobre el orgullo y amor propio

Por Alberto Cervantes
Advertising

En la escuela, Kike Vázquez se dio cuenta que la gente se reía de sus discursos de oratoria y no entendía por qué; probablemente porque tenía madera de comediante, cosa que después comprobó en un curso de standup que tomó con la reconocida Gloria Rodríguez. Desde hace seis años, “Kike bien parado” nos entrega una comedia comprometida con dignificar a las personas con alguna discapacidad, pues él es un psicólogo con parálisis cerebral y sobre todo con un humor muy negro. “El standup me ha servido como una plataforma para mostrar que las personas que tenemos una diversidad funcional estamos en el mundo y no queremos cambiar, somos así y estamos orgullosos siéndolo”, afirma.

Asimismo, reconoce que sus rutinas de standup no apelan a la burla de la condición, sino que son un mensaje para desmantelar estigmas. “Más bien me burlo de los prejuicios que hay hacia mi condición, muchos de mis chistes van orientados a cómo me trata la gente cuando se relaciona conmigo, sobre lo que piensan cuando les digo que tengo parálisis cerebral”.

Kike nos afirma que prefiere hablar de orgullo que de amor propio y aceptación, considera que “todos tenemos aprecio por nosotros mismos, valor por nosotros mismos. Prefiero un discurso que rescate el orgullo de ser como uno es”.

Seguramente has visto sus presentaciones en Comedy Central o en algún show presencial, pero para seguirle la pista permanece atento a su próximo show Bien parado para todos y sintonízalo en el podcast Shishis pa'la banda con Ana Julia Yeye. Si hay algo que nos entusiasma, es que está por sacar un canal sobre psicología: “porque ya basta que la autoayuda se esté robando el foco de los profesionales”, aclara.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising