¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

El paraíso de la invención
Foto: Cortesía de la producción

Marina de Tavira y Alfonso Herrera juntos en El paraíso de la invención

Esta obra en streaming disponible en Teatrix es una reflexión sobre la familia

Por Enrique Saavedra
Advertising

⭑⭑⭑✩✩

Si el estreno de una obra teatral genera siempre una alta expectativa, mucho más cuando se trata del estreno de la obra en formato virtual con el que la plataforma Teatrix inicia sus actividades en nuestro país.

Por eso el estreno de El paraíso de la invención llega precedido por una fuerte expectativa, sustentada, en gran parte, en el atractivo de ver juntos a dos actores que han destacado en el ámbito internacional: Marina de Tavira y Alfonso Herrera, protagonistas del montaje que la experimentada Lorena Maza hace del texto de Isabela Coppel, una autora de la que poco o nada se sabía dentro del ámbito teatral.

A través de una pléyade de referentes de la literatura clásica universal y del teatro griego —en particular la Medea de Eurípides—, Coppel explora varios temas cuyas premisas resultan de absoluto interés, como el del abandono de la familia en favor del quehacer artístico y las formas de vengarse de ello, así como el de la disputa de un matrimonio por la patria potestad de su hija, personaje que se presenta como eje de la obra, aunque hacia el final queda relegado para concentrarse en el melodrama legal que sostienen sus padres, verdadero meollo del asunto. Esto con un abordaje más cercano a otros formatos audiovisuales más que al teatro.

En su montaje, Maza aprovecha no solamente el escenario y sus desahogos, sino también las butacas e incluso la fachada del Teatro Milán. Si bien con ello logra un bello homenaje al teatro como paraíso de múltiples invenciones —pausadas ante la situación mundial enfrentada este año—, para efectos de la historia contada a través de la pantalla, esto puede resultar confuso. Empero, es en las butacas en donde sucede una de las escenas más destacadas, la de la madre y la nana,  porque resume un tema que la obra sugiere y es realmente ahí donde toma sentido: la manida necesidad del artista por una musa de carne y hueso y la ambición de ellas por serlo en todo momento, a costa de lo que sea.

Por la hibridez de su formato, El paraíso de la invención se permite en su texto y montaje reunir elementos propios del cine y la televisión y eso la hace igualmente rica y desconcertante pues, a diferencia de las obras que regularmente conforman el catálogo de plataformas como Teatrix o Broadway HD que graban obras ya probadas ante el público, fue pensada, por obvias razones, para un teatro vacío, para una grabación y no para una temporada. Sería plenamente intetesante que esta obra viviera el camino opuesto y, en un par de años la podamos ver sobre el escenario.

Pero si de por sí siempre diremos que el que debe juzgar por sí mismo es es el público, hoy lo refrendamos de manera especial, pues esta producción de Regina Solorzano y María Inés Olmedo fue hecha para verla desde cualquier parte del mundo, desde la comodidad de un sillón y un celular. Marina de Tavira, Alfonso Herrera, Regina Blandón, Catalina Zavala, Luis Miguel Lombana, Pablo Bracho y Miguel Jiménez están ya allí para mostrarles su invención.

El paraíso de la invención. Teatrix. Del miércoles 30 de diciembre al domingo 3 de enero, disponible a partir de las 4pm. $250, suscriptor Teatrix $125.

Recomendado: Por si no hay 2021, show de standup sin salir de casa.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising