Retrato de la actriz Susana Alexander
Foto: Cortesía PinPoint

Susana Alexander presenta en línea Madre solo hay una, y como yo ninguna

Platicamos con la actriz Susana Alexander sobre Madre solo hay una, y como yo ninguna, obra que presentará en línea

Por Enrique Saavedra
Advertising

Si bien es obvia la nostalgia de no estar junto a sus compañeros de escena —y compartirles del café y las galletas que dispone en su camerino en cada función—, lo que predomina en el ánimo de Susana Alexander es el entusiasmo y el ímpetu incansable de quien, como pocas, sabe que la función debe continuar y que en esta ocasión el escenario es la pantalla de su celular —como lo hacen las mejores obras de teatro para ver en línea—.

Para ella es muy sencillo: "Yo pongo mi telefonito, que es mi cámara, y cuando estoy enfrente de ese teléfono me tengo que imaginar a toda esa gente que me hace el milagro de su presencia y hacer mi mejor trabajo, para que eso pase a través de ese telefonito y llegue a los corazones de la gente que me está viendo”, cuenta la actriz, quien este 8 de agosto debutará en el teatro en streaming con Madre solo hay una, y como yo ninguna.

A los 77 años de edad, la actriz, directora dramaturga, traductora y productora presenta vía online uno de sus espectáculos unipersonales consentidos, el cual es una celebración a las mamás, a través de la poesía de autores como los mexicanos Carlos Pellicer, Jaime Torres Bodet, Abigael Bohórquez y el francés Albert Cohen, entre otros.

Para ella el paso de la escena a las pantallas no solo es natural, sino que en México ha sido decisivo para la industria del entretenimiento. "Hace muchos años, el cine era lo más importante y los actores de cine no querían ir a la televisión. Fueron los actores de teatro los que hicieron la televisión mexicana. Cuando ya la televisión tuvo impacto, las estrellas de cine aceptaron 'rebajarse' a trabajar en la pantalla chica, aunque estaban acostumbrados a la pantalla grande. Entonces ahora solo tenemos que hacernos más chicos y ponernos en el telefonito. Punto”.

Foto: Cortesía PinPoint

Y enfatiza: "Si es la única forma en la que yo puedo comunicarme con la gente y lo que yo soy es una comunicadora de emociones, de pensamiento y de reflexión a través de los textos que leo, utilizaré el método que sea para estar en contacto con la gente".

La creadora de sendas villanas televisivas y de divertidas abuelas cinematográficas, espera que pase esta temporada para retomar dos proyectos teatrales: una obra del británico Arnold Wesker —uno de sus dramaturgos favoritos, de quien actuó y dirigió Las cuatro estaciones— que dirigirá y actuará al lado de Roberto D’Amico, en el Teatro Milán, y una más de una autora contemporánea bajo una producción privada.

Mientras, desde su canal de Youtube, en donde transmite las cápsulas de poesía y reflexiones El rincón de la cana al aire, se mantiene en contacto con un público que la sigue y la quiere, porque tal vez en esa actriz que afirma que “madre solo hay una y como ella ninguna”, ve reflejados los gestos y las palabras de su propia madre; de todas las madres.

Recomendado: Variaciones de una habitación.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising