Perlan, el museo sobre los fenómenos naturales de Islandia
Foto: Cortesía Perlan

6 cosas que hacer en Reikiavik, Islandia

La ciudad de Norte es más que Björk, hielo, lava volcánica y auroras boreales. Aquí los lugares que puedes visitar en 24 horas

Gil Camargo
Publicidad

Heme aquí, sentado en una banquita del parque del que no puedo pronunciar su nombre —Alþingisgarðurinn— escribiendo esta triste, pero emocionante, historia; compré boletos para ver el Cornucopia de Björk en Islandia, y unas semanas antes del show antes canceló. Para ahorrarme un poco de dinero, compré los boletos y el hotel “sin cancelación o reembolso” y heme aquí, disfrutando de una ciudad por solo 24 horas. 

Pero tampoco soy un novato y me armé un plan para disfrutar de Reikiavik sin salir a las principales atracciones como el Blue Lagoon, las playas de arena negra o los géiseres, que si bien son una belleza, se necesita bastante tiempo —y mucho dinero— para visitar.

Aquí los lugares que vale la pena visitar solo en la capital del norte.

Reikiavik en 24 horas

1. Harpa

Esta joya moderna inaugurada en 2011 fue construida por el estudio de arquitectura Henning Larsen, en colaboración con Artec Consultants Inc. y el artista Olafur Eliasson. La fachada cuenta con hexágonos de cristal que aprovecha la luz para crear efectos tornasol. Cuenta con sala de conciertos, tienda y restaurante.

Su arquitectura te dejará hipnotizado y de noche, las luces la hacen lucir más hermosa de lo que ya es.

 

2. Grótta Island 

Esta pequeña isla se une a la ciudad a través de un camino muy angosto. Es famosa por ser uno de los lugares donde se pueden ver las auroras boreales (octubre a marzo) y también donde Björk filmó su video 360, “Stonemilker”.

La playa, aunque bastante fría, se presta para caminar y disfrutar de la fauna local, con el sonido del mar y el olor a agua salada.

Publicidad

3. Sólfar

Esta es la famosa escultura de Jón Gunnar Árnason. El “Viajero del sol” es una enorme barca con tripulantes que viaja hacia por la eternidad para rendirle oda al Sol. Colocada en 1986, se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad. Chulada.

 

4. Hallgrímskirkja

La iglesia —no, no es catedral— luterana de Reikiavik es otra joya arquitectónica que roba el aliento. Con 412 metros de altura, fue construida en 1986 por Guðjón Samúelsson, y lleva el nombre del poeta islandés Hallgrímur Pétursson.

En su plaza, tiene una hermosa escultura de Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo —suena Interpol de fondo—.

 

Publicidad

5. Bæjarins Beztu Pylsur

Más allá de la carne de tiburón fermentado, uno de los iconos gastronómicos son los hot dogs de Bæjarins Beztu Pylsur, un puesto callejero que sirve jochos con salchichas que son una mezcla entre cordero, res y cerdo, con mostaza dulce, ketchup, cebolla cruda en el fondo y cebolla frita en la parte de arriba.

La grasa de la salchicha se corta con la mostaza y el crujir de las cebollas eleva toda la experiencia. 

6. Perlan

Este museo celebra la riqueza natural de Islandia. Tiene una forma hexágonal con seis bóvedas en cada vértice, aprenderas de manera interactiva sobre las auroras boreales, los volcanes, los géiseres y la flora y fauna de Islandia. La parte superior funciona como restaurante café, con un hermoso domo que gira 360 grados, por lo que tendrás una panorámica de Reikiavik.

 

Recomendado
    También te puede gustar
    También te puede gustar
    Publicidad