Bibiana Parra
Foto: Cortesía Bibiana Parra

Rompamos la brecha: Entrevista con Bibiana Parra, cofundadora de Mujeres in Taninos

Mujeres in Taninos es una asociación de mujeres profesionales en la industria del vino en México. Platicamos con Bibiana Parra, una de sus fundadoras.

Por Andrea Vázquez
Advertising

Bibana Parra es una colombiana que ha trabajado más por el vino mexicano que muchos mexicanos. Colaboró con Monte Xanic y, después de mucho trabajo y esfuerzo, logró abrir su propia distribuidora de vino mexicano, Tomemos Vino, en donde busca dar a conocer las regiones vinícolas menos conocidas del país.

Además, Bibiana es co fundadora de la colectiva Mujeres in Taninos, que ya ha iniciado los trámites legales para convertirse en una asociación de mujeres en la industria del vino. Platicamos con ella sobre la colectiva y esto nos contó.

En tu experiencia en la industria vinícola, ¿crees que las mujeres presentan dificultades por su género?
Sí, es muy difícil que a una mujer le den un puesto directivo. Además también hay problemas de acoso o discriminación por maternidad; hay casos donde si una mujer se embaraza la separan de su puesto.

¿Cómo ves el campo laboral para las mujeres?, ¿hay igualdad de oportunidades?
Hay oportunidades laborales, y tanto hombres como mujeres tenemos las mismas capacidades, sin duda, pero al menos en Latinoamérica esas oportunidades se ofrecen a los hombres con más frecuencia.

¿Qué cargos ocupan las mujeres que están empleadas en la industria vínicola?
Casi todas están en la industria del marketing o en la parte comercial, también en la comunicación o la sommeliería. Hay pocas mujeres en la parte técnica, agronómica, legal o administrativa. Esa sí es más controlada por hombres.

¿Crees que existe una brecha salarial entre hombres y mujeres?
Sí, totalmente.

En algún momento, ¿te has sentido insegura desempeñando tu trabajo?
No solo me he sentido insegura, sino que he sido agredida. En una ocasión uno de mis jefes me dijo “creo que te vendiste muy bien, pero no debí haber contratado a una mujer”. También por ser mamá llegaron a cuestionar mi calidad profesional. Creo que, cuando yo tenía iniciativa o algún logro en mi profesión, a él le daban celos.

¿Por qué decidieron fundar Mujeres in Taninos? ¿Qué necesidades detectaron?
Queremos convertirnos en una asociación, ya estamos en el proceso legal de hacerlo. Empezó porque Agostina, una de nuestras cofundadoras, nos contó de una asociación de mujeres profesionales del vino en Argentina. Allá la asociación agrupa solo a mujeres que se dedican a la parte técnica del vino, pero nos dimos cuenta de que en México es al revés, casi no hay enólogas mujeres. A Agostina nos unimos Joanna Vallejo y yo, cada una se dedica a un ámbito distinto en la industria del vino. Nos unimos porque siguen habiendo maltratos, diferencias, acosos. Sentimos necesario apoyarnos unas a otras porque seguimos siendo un género discriminado.

Dentro de las que formamos MIT, todas tenemos diferentes talentos y fortalezas. Entonces nos convertimos en speakers; damos charlas para que las demás aprendan de lo que cada una sabe hacer. También buscamos profesionalizarnos con las experiencias de las demás, darnos apoyo legal, profesional y, por supuesto, escucha.

¿Qué alcances han tenido?

Esta asociación nació durante la pandemia. Actualmente somos alrededor de 120 mujeres activas en la industria, damos capacitaciones sobre diferentes temas, y buscamos difundir lo que las mujeres estamos haciendo en la industria. Hoy, regiones productoras de otros países nos han volteado a ver como Rioja y Rias Baixas en España, que se han acercado a nosotras para ofrecernos capacitaciones y certificaciones.  

En MIT apoyamos totalmente a las mujeres, pero hemos tenido pláticas o capacitaciones impartidas por hombres. Aceptamos todo lo que ellos puedan aportar.

Recomendado: Rompamos la brecha: mujeres de la CDMX en el campo laboral. El panorama de los vinos de Chihuaha y dónde comprarlos en la CDMX.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising