Terraza del Museo Kaluz

  • Museos y centros culturales
  • Guerrero
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  2. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  3. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  4. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  5. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  6. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  7. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
  8. Terraza Museo Kaluz  (Foto: Ángel Arroyo)
    Foto: Ángel Arroyo
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

El Museo Kaluz se ha convertido en uno de nuestros favoritos y su terraza tiene un ambiente agradable y seguro.

Lujo, calma y voluptuosidad. No solo es el nombre de un cuadro de Henri Matisse, también podría ser la descripción de la terraza del Museo Kaluz y su Café de Museo, uno de los museos más jóvenes de la CDMX que, además, posee una terraza única y hasta envidiable, en la cual puedes disfrutar de la vista a la Alameda Central y a la histórica iglesia de San Hipólito.

Un lugar para refrescarte y pasar un buen rato en el Centro Histórico sin gastar una fortuna y con seguridad. Tras un año de apertura al público, amplía su oferta gastronómica con una nueva carta de desayunos.  

La carta ofrece un menú sencillo, pero con el toque del lugar. Huevos que resaltan por su cremosidad y complementos inesperados, como el jamón serrano. También puedes pedir un bagel de salmón encurtido con betabel. En el avocado toast, por su parte, lo dulce del aguacate contrasta con las notas saladas que le brinda el queso parmesano.

Entrar a la terraza es sumamente sencillo, llegas a la taquilla del museo y por solo 20 pesos puedes subir por medio de su elevador hasta el segundo piso donde sales a una terraza rodeada de plantas y flores por la orilla. Sombrillas blancas cubren mesas y sillas para la comodidad de los visitantes.

Hay mesas para parejas o pequeños grupos; pero también para grupos más grandes. Si quieres ir tu solo, no te preocupes, seguro también encontrarás un lugar calmado para ti. Además, resalta que sea una terraza con una vista tan privilegiada, con un costo tan accesible y en donde aún las bebidas son accesibles, adiós a los tratos abusivos de otros espacios por la zona.

El oeste del espacio tendrás vista al Ex convento de San Hipólito, uno de los templos más antiguos de la CDMX. Al sureste verás la siempre viva Alameda Central y si elevas un poco más la mirada, tienes una vista de la Torre Latino. Pero lo mejor es que en la misma terraza habrá placas de metal que te indican todos los edificios emblemáticos que puedes ver desde ahí.

La Terraza del Museo Kaluz es un lugar agradable y ameno para pasar el rato si estás por la zona, e incluso puede convertirse en un punto al que vas en la ciudad aunque te tengas que mover algunos kilómetros (no en vano la pusimos como uno de los Museos para visitar en verano), aunque creemos que por la tarde-noche puede disfrutarse aún más.

En paralelo a los desayunos, Café de Museo también cuenta con oferta de coctelería,  explorando la veta artística del museo en su mixología. Esta se complementa con tablas de quesos que sorprenden por su variedad, alejándose de los sabores de siempre.

Además, antes o después de tu visita, puedes visitar el Museo Kaluz (aunque visitarlo tendrá un costo extra de $60), que ya se ha convertido en uno de nuestros favoritos de la CDMX.

Recomendación. Museos desconocidos de la CDMX

Escrito por
Time Out México editores

Detalles

Dirección
85
Antiguo Hospicio de Santo Tomás de Villanueva
Av. Hidalgo
Guerrero
Ciudad de México
06300
Transporte
Metro Hidalgo Metrobus Hidalgo
Precio
$20
Horas de apertura
Mié - Lun 10am a 6pm
Publicidad
También te puede gustar