Entrevista con Rey Pila sobre Wall of Goth, su nuevo EP

A propósito del lanzamiento de su EP Wall of Goth y su show en El Plaza, platicamos con la banda sobre trabajar con Julian Casablancas y su papel como mexicanos en el extranjero

Foto: Alejandra Gutiérrez

En 2012 Rey Pila se unió a las filas de Cult Records, el sello discográfico de Julian Casablancas, vocalista de The Strokes. Después de colaborar con ellos en tres canciones de su disco The Future Sugar (2015), la banda lanzó hace unos meses Wall of Goth, un EP de cuatro canciones que presentarán en El Plaza el próximo 9 de septiembre.

Platicamos con la banda sobre la importancia de trabajar con Julian Casablancas, sus bandas favoritas de Cult Records y su show en la Ciudad de México.

¿Cómo llegaron a Cult Records?
Diego: Hace unos años hicimos una gira con la banda canadiense The Darcys por algunas ciudades de la costa oeste de Estados Unidos y Canadá. La verdad nos fue bastante mal y hacía un chingo de frío.

Andrés: Medio malos los shows porque acababa de pasar el huracán Sandy. 

Diego: Cuando llegamos a Nueva York fue muy surreal. De entrada no había luz en una gran sección de la ciudad. La única luz que tenías provenia de los autos, había mucha gente en las gasolineras y un ambiente super apocalíptico. Además estaban las elecciones del segundo periodo de Obama. Tocamos un domingo y habían como 10 personas. Todo se compensó porque en la noche un amigo me dijo: “Me mandó Julian Casablancas para tomar video de este show, él no pudo venir.” Eso sonó muy surreal, sobre todo después de la chinga de los otros días. Empecé a recibir mails de parte de Julian, y pensé que era alguien más, pensé que era Jordy, un amigo nuestro al que le gustan mucho los estupefacientes. Entonces no sabía si estaba alucinando, pero después fui a Nueva York a conocer a Julian y ahí empezó la saga.

¿Cómo fue el proceso creativo de Wall of Goth a comparación de The Future Sugar (2015)?
Andrés:
 Antes que sucediera lo de Julian, ya habíamos grabado casi todo el The Future Sugar. De hecho él ya había escuchando una canción. Antes de irnos de gira mandamos el disco a varias personas a ver si a alguien le interesaba. A Julian le llegó de rebote, lo escuchó en una oficina contigua a la de Cult Records, ya que no teníamos una línea directa con él. Lo grabamos en 2012 y el disco salió tres años después y lo hicimos casi todo nosotros. Wall of Goth se hizo de la mano con Julian, y su participación se nota mucho.

¿Qué historia querían contar con Wall of Goth?
Diego:
En realidad no hay una línea en concreto, está un poco por todos lados, pero hay temas recurrentes como el tema de la inseguridad

Andrés: Sí, no es un álbum conceptual. El título del EP salió por el Real Under. Le platicamos a Julian sobre el lugar y que las paredes tenían fotos de todos los artistas góticos famosos. Siempre lo chingábamos diciendo que con el EP nuestras caras iban a estar ahí. Al final ese chiste local se quedó para nombrar al disco.

Sobre Julian Casablancas, ¿qué se siente trabajar con alguien de tanto renombre?Andrés: Lo positivo es que inmediatamente se genera mucha atención por el hecho de ser Julian. Es un buen tipo, no nos podemos quejar para nada y nuestra relación es muy orgánica y natural. Cuando estamos con él hay más una relación de amistad que laboral, la mayoría del tiempo jugamos futbol.

¿Quién mete más goles, Julian Casablancas o Rey Pila?
Diego: Obviamente Rey Pila.

Están compartiendo disquera con bandas que empiezan a sonar en México como The Growlers , ¿cuál es su disco favorito?
Diego: The Voidz, ya están bastante avanzados, The Growlers son bastante chidos, el disco de Karen O como solista también está bueno.

Cómo representantes de México, ¿qué quieren mostrar al mundo desde una disquera estadounidense?
Andrés:
Es padre abrir puertas fuera del país. Te da orgullo que otro mercado te ponga atención. Queremos seguir creciendo y así tener a México en el panorama del rock internacional. Portamos con orgullo la camiseta de México.

Diego: La gente se intriga de manera natural por el hecho de que somos de la Ciudad de México. La ciudad está teniendo mucha atención, la gente comienza a verla en términos de arte, sobre todo en el cine. Hasta ahora parece que eso no puede pasar con la música, pero nosotros queremos que así sea.

Foto: Alejandra Gutiérrez

La nueva tendencia en el mercado musical es lanzar un sencillo o subir música de manera intermitente, ¿cómo lidian con eso? ¿por qué arriesgarse a sacar un EP y no un disco completo?
Diego: Quisimos hacer el EP porque hacía más sentido en ese momento.

Andrés: Iba a ser un LP, pero estuvimos una semana con Julian en el estudio. De pronto teníamos cuatro canciones que funcionaban muy bien juntas y que representaban un momento de trabajo importante. Él tenía muchos compromisos, entonces no nos quisimos esperar para sacar más rolas, lanzamos lo que ya teníamos terminado, pero la idea es tener un disco lo antes posible. Es interesante el debate de sacar rolas en vez de discos, el problema es que todos lo hacen y hay una pelea entre todos. La gente pone menos atención, ahora se consume todo mucho más rápido. Lo que es trending topic hoy ya no lo es mañana. Para seguir siendo relevantes lanzan sencillos, especialmente bandas pequeñas que no se pueden recluir cinco años sin hacer nada. Son distintos acercamientos, a todos nos gusta más sacar LPs pero si tienes algo listo y tiene sentido, lo bueno es que ya se puede sacar algo nada más porque se te antoja.

Diego: Pero definitivamente hacia allá va el mercado. Los discos ya solo se hacen por capricho.

Es su primer concierto en El Plaza, ¿cómo se sienten?
Diego:
Es la primera vez que tocamos en un foro de ese tamaño en la CDMX y estamos muy emocionados. Es el concierto más importante que vamos a hacer en la ciudad, es muy importante para nosotros.

¿Qué papel juega la Ciudad de México en su trabajo?
Diego: Es difícil saberlo. De aquí somos los cuatro y somos bien defeños. Todo nuestro flow siempre ha sido así. Obviamente es una influencia muy cañona pero no sabemos cuál es, no es palpable pero es un hecho inconsciente. Todo el tiempo cargamos la ciudad en la espalda. Ya ni lo piensas, es tu ciudad.

Andrés: Hemos vivido aquí toda la vida los cuatro. Traemos lo defeño en la sangre.

Comentarios

0 comments