Jason Pierce de Spiritualized nos habla sobre su regreso a la CDMX

Platicamos con el líder de Spiritualized, que este 2017 celebra los 20 años de Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space , su LP más emblemático

Foto: Cortesía OCESA

El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris fue el testigo de uno de los conciertos más emocionantes e inolvidables de la Ciudad de México en 2013, Spiritualized alegró nuestros corazones con piezas como “Hey Jane”, “Electricity” y “So Long You Pretty Thing”.

Después de cuatro años, Jason Pierce vuelve a la CDMX para presentarse en el Festival Aurora, por esta razón platicamos con él sobre su regreso a México, su proceso creativo y de su disco Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space, que está cumpliendo 20 años.

¿Ha sido difícil ser el único miembro constante de Spiritualized?
Sí, definitivamente es muy útil tener ideas frescas de vez en cuando. Si a la gente no le gusta algo, todo cae sobre mi. Cuando la gente quiere comercializar lo que hago también es difícil, de pronto una banda se vuelve exitosa y parece que lo hacen sacrificando su música, como si le fueras a llegar a más gente de ese modo. Tal vez las cosas hubieran sido más fáciles si hubiera tenido gente constantemente a mi alrededor, pero por ejemplo,  ya tengo rato tocando con la banda con la que voy a México, hemos crecido a la par y eso se nota mucho.

¿Crees que actualmente la industria musical repercute en el sonido de una banda?
Muchas bandas hoy en día tienen un sonido diluido, y definitivamente he perdido a mucha gente por este dilema porque no me gusta hacer eso. En mi tiempo libre produzco a una banda que se llama Yak y me he dado cuenta de que es mucho más fácil complacer a otros que complacerme a mí.

¿Dónde encuentras inspiración después de siete discos?
Es muy difícil porque ya no quiero seguir hablando de lo mismo, no me apetece grabar lo mismo. El álbum que tengo ahorita es increíble, me tomé mucho tiempo para explorar todas las posibilidades y el tiempo que le invertí se nota mucho, por fin quedó como quería. Mi vida está en ese disco y por fin puede ser lanzado.

Tú música da una sensación de improvisación, como si las cosas no estuvieran planeadas…
Eso sucede mucho, de pronto tengo que inventar cosas en el momento. Normalmente empiezas a jugar y a inventar mucho antes de pensar en lo que va a ser. Eso es lo hermoso del rock and roll, puedes tener una sensación de espontaneidad y al mismo tiempo haberlo planeado mucho. Tienes que grabar mucha música para encontrar ese balance. Me gusta mucho improvisar cuando estoy de gira, es hermoso hacer música de manera inmediata, pero al mismo tiempo no siempre sale algo bueno.

Regresas a la CDMX después de cuatro años de ausencia, ¿qué es lo que más te emociona?
La última vez que toqué en México fue en un foro hermoso, hay muchísimo de eso allá. Tenía muchas ganas de regresar, la verdad nunca me imaginé que tanta gente de un país como México escucharía mi música y la querría ver en vivo. La gente de México es increíble y estoy muy emocionado de volver.

Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space cumple 20 años, ¿cómo ha cambiado la escena musical desde entonces?
Muchísimo. Siempre he pensado que el rock and roll -como el be bop y el jazz y otros géneros- tienen una vida útil, no puede ser para siempre. La verdad no tengo una respuesta muy clara, pero definitivamente es rarísimo hacer música hoy en día. Todos son parte de la misma industria, tienen la misma página de Facebook y las cosas se tratan de hacer dinero. Me molesta mucho que no hay una alternativa a esto, o al menos no la veo clara. A la gente ya no le importa tanto, se meten al estudio, lanzan un disco y se van de gira porque así es como hacen dinero. Hace 20 años yo solamente estaba intentando hacer un álbum hermoso, pero ahora nadie compra discos. Sigue siendo una escena hermosa, y la música es algo único. Creo que sigue valiendo la pena invertir tiempo en hacer algo único y correcto.

Comentarios

0 comments