Kendall Schmidt, ex integrante de Big Time Rush, nos cuenta sobre su proyecto, Heffron Drive

Heffron Drive llega a la CDMX con nuevo material y Kendall Schmidt, vocalista, platica sobre los retos de componer música

Foto: Cortesía Sony Music

Algo ocurre con el público al escuchar las palabras "alternativo", "mainstream" e "indie" en un mismo contexto. Fuera de ser algo malo (como un hombre de camisa a cuadros con trenzas en su barba), esta fusión resulta prometedora cuando metemos a Heffron Drive. Se trata de un dúo compuesto por Kendall Schmidt y Dustin Belt, músicos originarios de Kansas. Kendall formó parte de la banda más popera de su época: Big Time Rush, en la cual Dustin era guitarrista. El tiempo pasó, BTR se separó y Heffron Drive abrió camino a una propuesta diferente con temas rítmicos como “One Way Ticket” y “Happy Mistakes”.

Platicamos con Kendall a propósito de su próxima presentación en la CDMX, sobre los retos de ser un compositor y las lecciones aprendidas tanto en Big Time Rush como en Heffron Drive.

El público opta por clasificarlos como banda alternativa, ¿pero cómo describirías a Heffron Drive?
Alternativo es la palabra principal, alternativo y mainstream, pues ¡todo se trata de música mainstream! Últimamente nos enfocamos mucho en rock and roll también. Pero así está la cosa: la única razón por la que la gente a veces nos cataloga como pop es porque yo estuve en una boy band. Aunque es fácil relacionarse con este género, ¡nunca fue nuestra intención! Es un tipo de “maldición” que mi voz suene tan “popera”, pero lo importante es describir tu música con base en el enfoque principal y que el estilo se complemente con lo vocal.

¿La inspiración para Heffron Drive proviene de bandas o grupos musicales alternativos?
Dustin y yo escuchamos mucha música pop y mainstream; diría que nuestras influencias son viejas. Cuando buscamos algo alternativo, debe ser completamente natural. Por ejemplo, 21 Pilots, Portugal. The man o Glass Animals, que son alternativas tirando a lo dark. Arcade Fire es uno de mis grupos favoritos, a lo mejor es por ellos que nosotros sonamos así.

Son autores originales de sus canciones, ¿qué sucede primero: escribir la música o las letras?
Si tuviera que generalizar, diría que primero está la composición musical, después vienen las letras. A veces pasa que tenemos la música de una canción completa, pero la letra llega al último, y puede ser frustrante, pero lo resolvemos bastante bien.



Desde una perspectiva personal, ¿cuáles son las precauciones que todo compositor debe tomar?
Lo primero: no cuestionarte dos veces. En segundo: asegurarte de que si estás influenciado por alguien, no estés copiando. Y ciertamente uno de los aspectos más difíciles es crear algo que realmente tenga sentido. Hacer música de fondo está bien si esa es tu intención, pero se complica cuando tratas de componer melodía y agregar letras que tengan un significado. El mayor reto es crear aquel significado, al final vale la pena.

Escucho “Happy Mistakes” y “One Way Ticket” y siento que guardan una misma línea de nostalgia, ¿hay alguna intención para ello?
Me alegra que lo sientas nostálgico, es exactamente lo que pretendíamos. No incluimos mucho de las canciones pop actuales, y se nota. Cuando escribimos “One Way Ticket” tuvimos la completa intención de que fuese nostálgica: desde el sonido de la guitarra y la voz, hasta la letra y estructura de la canción. ¡Qué gusto que haya quedado de esta manera!

Desde 2014 hasta la fecha, ¿cómo han respondido los fans ante la transición musical y nuevas canciones de Heffron Drive?
Honestamente no sé, no puedo hablar por ellos. Pero sí puedo decir que nuestro público leal está contento por escuchar nuevo material, y hacérnoslo saber nos pone aún más contentos. Es imposible producir música que le agrade a todo mundo, ese no es el punto. Si hago música, es para mí, y lo es también para aquellos que les guste; es necesario evolucionar. Las fans gritando son un buen barómetro.

Me siento tentada a preguntarte sobre Big Time Rush, ¿qué experiencias o lecciones te llevas de esta banda pop?
Una de las lecciones más grandes fue presentarse ante millones de espectadores y descifrar qué hacer, pues nunca sabes al cien por ciento qué está pasando. Big Time Rush me ayudó a ver el tipo de público que hay allá afuera. La otra cosa que aprendí es jamás crearse expectativas: así como nunca imaginé la popularidad de BTR, tampoco esperaba que nos separáramos. Uno trata de fluir entre los golpes, de mantenerse positivo y de hacer lo que personalmente te hace feliz.

Conociste a Dustin antes, durante y después de Big Time Rush. ¿Cómo ha sido tu relación con él?
En todo hay altibajos. Es mi mejor amigo, llevamos casi 13 años juntos; así como Dustin hace cosas que me desesperan, yo hago cosas que lo desesperan a él. Nos conocemos muy bien, creo que esta es una de las razones por las que hacemos muy buena música. Estar en el negocio musical ya es bastante complicado, y hacerlo en solitario, sin el apoyo de alguien, lo hace aún más. Encima de todo, es la persona con quien paso mayor parte de mi tiempo dentro y fuera del trabajo.

Ahora tus favoritos: cuál es tu top 3 de canciones de Heffron Drive y lo que más te gusta en México.
“One Way Ticket” es de las preferidas, lo digo porque es pegajosa y muy especial. “Passing Time” también, y hay una del nuevo EP Slow Motion que en verdad me encanta, “Hype”. Toda la Ciudad de México me encanta porque hay demasiado por hacer, actividades que van más allá de ser vacaciones. Ésta debe ser mi treintava visita.

Comentarios

0 comments