Los imperdibles del Festival Marvin

La octava edición se llevará acabo del 17 al 19 de mayo. Desde Institute y Gang of Four, hasta Buzzcocks, aquí los shows que te arrepentirás de no ver
Por Indira García |
Advertising

Desde hace ocho años, la revista Marvin presenta un festival de música en el que han tocado bandas poderosas como The Raveonettes, Os Mutantes y Televisión. Además de abrir las puertas para bandas emergentes como lo fueron Los viejos o Milt Field, que ahora son de las bandas más reconocidas de la escena mexicana.

En su octava edición, el Festival Marvin se puso punk y anoto en su line up a leyendas vivientes de la escena y también a bandas locales que des desenvuelven en el mismo género. A pesar de que los headliners son iconos mundiales, la otra mitad del cartel posee de todo un poco: rap, trap, pop y dreamwave.

Porque un festival de música siempre es para conocer nuevas propuestas, aquí los shows que no debes perderte del 17 al 19 de mayo en nuestra querida Roma-Condesa.

1
Institute, la banda de punk de Austin, Texas
Foto: Cortesía Festival Marvin

Institute

El sonido de Institute nos recuerda a las bandas clásicas, crudas y políticamente incorrectas de la escena punk inglesa. Sin embargo, se encuentran lejos de eso; son originarios de Austin, Texas y comenzaron a trabajar en 2013.

Sus letras explotan contra el sistema patriarcal y la repartición de poder, la religión y en general todo lo que está mal en el mundo. Tienen la esencia verdadera de la anarquía.

Es su primera visita a México y es una de las pocas oportunidades que hay para interactuar con ellos, porque ni en redes sociales están.

2
Gang of Four, banda de post punk inglesa
Foto: Cortesía Festival Marvin

Gang of Four

Pocas bandas de culto siguen vigentes, Gang Of Four es una de ellas. Son pioneros y representantes del post punk que durante los setenta se involucrarons en la escena musical que influyo en el ambiente político.

Tuvieron un break durante los noventa y se reunieron en 2005. Llevan casi 40 años en el escenario y siguen proyectando toda la energía que se espera de una banda tan grande como esa. Perdérselos en vivo no es una opción.

Advertising
3
Buzzcocks vuelve a la CDMX
Foto: Cortesía Buzzcocks/Leone Collinane

Buzzcocks

Se formaron en Inglaterra durante la época dorada del punk y se convirtieron en referentes obligatorios para el género. El nombre hace referencia a Sex Pistols y al capturar la esencia “sucia” del punk. Como todas las grandes bandas han tenido sus pausas y regresos, pero desde la última vez que se reunieron se han mantenido activos.

“What do I get”, “Even fallen in love” y “Breakdown” son himnos que deben ser escuchados en vivo.

4
Tino el pingüino
Cortesía: Tino el pingüino

Tino el Pingüino

La carrera de Tino ha despegado tan rápido que su popularidad se ha esparcido más allá de los amantes del hip hop, llegando a un público que antes no consideraba escuchar el género. Ahora está en plena promoción de Oslo, su próximo material.

Su incomparable energía en el escenario y carisma lo acreditan como un acto digno de mirar.

Advertising
5
Maw, banda de Chihuahua
Foto: Cortesía Festival Marvin

Maw

Esta banda chihuahuense se formó en 2013, pero el año pasado lanzó su primer LP. Su shoegaze con tintes melancólicos que tocan temas sensibles con la intención de conmovernos a un ritmo arrullador. Escucharlos es como entrar en un trance bonito que es como estar en drogas… pero sin drogas.

Canciones como “Gallina”, “Luces” y “Ave Maria” llegan incluso a los nueve minutos de duración, pero no llegan a ser tediosos.

6
Red Jesus, cantante mexicano-chileno
Foto: Cortesía Festival Marvin

Red Jesus

I was born in Mexico! Es la frase que más repite por la vida (y en sus canciones) Fernando Costa porque cuando lo ven nadie le cree.

Fue criado en Chile y vivió en Estados Unidos, es rubio y de ojo claro —todo el estereotipo gringo—, pero sí, es paisano y amante de la CDMX.

Trae un estilo que nos remonta a los rockstars ochenteros de glam, con canciones prendidas y juguetonas que en vivo te harán irresistible el hacer headbanging y bailar con él.

Advertising
7
CHDKF, se presentará en el Festival Marvin
Foto: Cortesía Festival Marvin

Chingadazo de Kung Fu

Chingadazo de Kung Fu son la descripción musical de “tu envidia alimenta mi ego”. Son odiados por muchos y hasta le huyen a sus shows, pero verlos en vivo es una experiencia muy divertida y que peca de enérgica. Cantan sobre decepciones amorosas y drogas, le cantan a la fiesta.

Los ritmos de pop/power/rock punk cíclicos son su línea característica que te hará brincar mientras gritas sus letras llenas de palabras altisonantes para que sueltes todo el estrés que te causa la vida diaria.

8
Mi sobrino Memo, folk de la CDMX
Foto: Cortesía Festival Marvin

Mi sobrino Memo

El folk pop no está muerto, solo sucede que es muy joven en la CDMX. Mi Sobrino Memo canta de amor y desamor, de cómo es la vida cuando ya no eres adolescente —pero tampoco adulto— y no sabes qué hacer con eso.

Tiene un estilo de folk adorable con una estética que va con la dulzura en sus canciones, y acompañado de su guitarra forman el dueto más lindo del line up.

Además de sus composiciones originales hace covers en acústico de otras canciones de moda que no entran en los ritmos pop, como reggeaton.

Advertising
9
Tripulación de osos, lo banda de Ecuador
Foto: Cortesía Festival Marvin

Tripulación de osos

Ecuador nos ofrece esta singular propuesta. Sus letras no son comunes y por momentos son gritadas. El sonido suena experimental y por momentos parece de banda de garage, pero la combinación les queda a la perfección. 

Hay pocas bandas como esta y el tenerlos en un festival así los hará resaltar más, aprovéchalos y disfruta su presentación que seguramente será de las más memorables.

10
Joyce Manor
Foto: Cortesía Festival Marvin

Joyce Manor

Con shorts, una playera negra de banda genérica, patineta, vans y pizza en mano llega Joyce Manor para decirnos que el pop punk les arruino la vida.

Ellos son el acto que viene a representar este movimiento que en los últimos años ha ido cobrando vida de nuevo, y que son bandas como estas que le dan de nuevo el impulso que tenía la escena en 2006.

“Last you Heard of me”, “Catalina Fight Song” y “Constant Headache” no pueden faltar en este tributo a la tristeza.

Advertising