Los momentos más memorables de la Semana de las Juventudes

El productor del festival, Guillermo Galindo, enumera anécdotas más emblemáticas durante los cinco años del festival en la CDMX

Por Gil Camargo |
Advertising

Si bien las cinco ediciones de la Semana de las Juventudes han sido un éxito, detrás de cada una está el esfuerzo enorme de un equipo dedicado que planea durante un año y resuelve las adversidades que una ciudad como la CDMX tiene.

Año con años, bandas como Caifanes y Fat Boy Slim congregaron a miles de jovenes mexicanos para disfrutar de shows totalmente gratuitos en la Plancha del Zócalo de la ciudad, los cuales no hubiesen sido posibles sin la organización detrás de casa concierto. 

A propósito de la edición 2018 de la Semana de las Juventudes, buscamos al responsable de la producción, Guillermo Galindo, para que nos contará las anécdotas memorables de su primer lustro, que van desde una tormenta, hasta la instalación de un escenario en tiempo record.

Recomendado: Bandas imberdibles de la Semana de las Juventudes 2018.

El show de Caifanes y la tormenta del siglo.

El Monumento a la Revolución en la Tabacalera
Foto: Iván Macías

Plantón de la CNTE

El 19 de agosto de 2013, mientras se montaba la primera edición, maestros de la CNTE realizaron un megaplantón en el Zócalo.

De última hora, ya con los tráilers de equipo cargados y listos para entrar a 20 de noviembre, se decidió trasladar el evento al Monumento a la Revolución.

Semana de las Juventudes en el Zócalo de la CDMX
Foto: Cortesía INJUVE

Instalación en tiempo récord

El festival de 2014 tenía como objetivo integrar conciertos, conferencias y talleres simultáneamente en el Zócalo, en tres carpas gigantes. Mientras se realizaba la primera jornada, se colocó un escenario en tiempo récord.

Durante la madrugada se instaló un grand support para que las bandas del viernes, sábado y domingo dieran sus presentaciones.

Advertising
Semana de las Juventudes, festival de la CDMX
Foto: Cortesía del INJUVE

La tormenta

En 2016, mientras tocaba Esteman comenzó una tormenta que no permitió montar el escenario para el show de Dënver.

Después de parar las actividades debido a vientos de más de 70km por hora, la producción de Carla Morrison logró resolver los problemas con los equipos y se realizó su concierto ante más de 40 mil asistentes.

Caifanes en el Zócalo de la CDMX
Foto: Cortesía Secretaría de Cultura

Caifanes

Luego de meses de negociaciones, Caifanes se sumó al festival de 2017. A pesar esperar a bastante público, fue impresionante porque la banda congregó a casi 120 mil personas.

Advertising