My Neighbor Totoro
Photo: Studio Ghibli

Luces, cámara, niñxs: Mi vecino Totoro

¡Feliz día de la niña y del niño! En esta ocasión celebramos con un clásico de Hayao Miyazak: Mi vecino Totoro

Por Enrique Figueroa
Advertising

En Luces, cámara, ¡niñxs! todos los días son día de la niña y del niño, pero no podíamos dejar de preparar algo especial pensando en el próximo Día del Niño. Y qué mejor que hacerlo con un gran, pero gran amigo. ¡Así es! ¡Un enorme amigo llamado Totoro!

Nacida de la imaginación de Hayao Miyazaki, Mi vecino Totoro es una película sencillamente extraordinaria. ¿A sus niñas y niños se les dificulta el lenguaje del cine de animación japonés, el anime? Esta película es una muy recomendable primera puerta de acceso a este universo.

La trama nos cuenta la historia de dos pequeñas hermanas quienes junto a su papá descubren una enorme y misteriosa casa que se ubica en el campo japonés, cerca de la capital Tokio. Los tres pasarán los días pacientemente hasta que toque una y otra vez, visitar a la mamá enferma de las pequeñas Mei y Satsuki.

Sin embargo, la casa no es el misterio por descubrir, lo es más bien un bosque en el que extrañas criaturas terminarán por revelarse frente a unas pequeñas que recibirán muy bien la presencia de éstas. La más importante criatura, o ser, o Dios, es Totoro, un enorme animal que acompañará en el día a día a este par de niñas que si bien sorprendidas, no dejan de sonreírle y agradecerle cada gesto y enseñanza.

La música es maravillosa. Compuesta por Joe Hisaishi, responsable de más de 100 bandas sonoras entre las que destacan sin duda las que ha realizado al lado del ya mencionado Miyazaki, la música de Mi vecino Totoro no es solo una de las más célebres del cine japonés, sino del cine mundial de animación.

El arte, por otro lado, es otro gran detalle a destacar, pues además de toda la belleza de paisajes y lo entrañables que nos resultan los personajes como por ejemplo Mei; no podemos dejar a un lado el diseño de las extraordinarias criaturas, entre las que destaco sin duda al célebre Gatobús.

La película se pasa rapidísima gracias a sus poco menos de 90 minutos de duración. ¡Ojo! pareciera que la cinta no tiene trama, pero a partir de la anécdota que se nos presenta se pueden desarrollar distintos temas. Desde la enfermedad de la mamá, hasta la fuerza y cariño que hermanas y hermanos deben de procurarse siempre.

¿Por qué elegir en específico Mi vecino Totoro para el día de las niñas y de los niños? Porque es una película que estimula y celebra la imaginación propia de la infancia. Porque nos atrevemos como adultos a regresar a aquellos años en donde el poder de nuestra mente era mayor, simplemente porque no le encontrábamos límite. Además, Totoro representa la presencia siempre estimulante de una amiga o amigo que estará ahí para brindar desde un apapacho, hasta un ticket en el mejor Gatobús de la cuadra para encontrar a tu mismísima hermana perdida.

No olvides acompañar la lectura de este texto con la escucha de nuestro más reciente episodio de Luces, cámara, ¡niñxs!, en donde Montse, Bernie, Mar y Max te deleitarán con sus reflexiones sobre una película que disfrutaron.

Recomendado: El Museo Ghibli en Japón tiene recorridos en línea10 series y películas para niños inspiradas en libros.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising