Lugares para amantes de los juegos de mesa en la CDMX

¿Eres amante de los juegos de mesa? Estos lugares en la Ciudad de México te prometen horas de diversión con tus amigos

La Caravana Gamelab, Del Valle, juegos, juegos de mesa, diversión, cafetería, ludoteca, amigos, cumpleaños, niños, jugando
Foto: Alejandro Ortiz
Por Time Out México editores |
Advertising

Si te apasionan los juegos de mesa, ya sea de estrategia, destreza, memoria o didácticos, hay varios lugares en la CDMX que cuentan con un vasto catálogo para pasar horas con tus amigos. Expande tu territorio en Catán, prueba qué tan hábil eres para sacar las piezas de Jenga o logra ser el primero en decir "uno" sin tener que comer después toda la pila de cartas en estos lugares que ofrecen juegos de mesa mientras disfrutas de un café, una copa de vino, un postre o botanas. 

Recomendado: 20 lugares para ir con tus amigos en la CDMX

5 lugares con juegos de mesa en la CDMX para salir con tus amigos

1
La Caravana Gamelab, Del Valle, juegos, juegos de mesa, diversión, cafetería, ludoteca, amigos, cumpleaños, niños, jugando
Qué hacer

La Caravana Gamelab

icon-location-pin Tlacoquemécatl

Cada juego de mesa que te aventaste durante las madrugadas de Año Nuevo te entrenó para triunfar en La Caravana Gamelab. Antes de convertirse en el club de juegos predilecto de la CDMX, inició en Guadalajara en 2012 como un videoblog que recomendaba juegos de mesa. Al notar el poder que estos tenían para unir personas, saltaron de internet y buscaron una cochera -que aludía a una caravana- para acercar a la gente a su ludoteca y así hacer comunidad. En noviembre de 2017 movieron su último peón desde tierras jaliscienses hasta el corazón de la Del Valle y colocaron su primera sucursal en la ciudad. La Caravana Gamelab se caracteriza por ser un club de juegos de mesa con su propia cafetería y tienda especializada en juegos de mesa. Este espacio cuenta con una gran variedad de títulos en venta, aunque si no encuentras en su sucursal el juego que buscas, ellos te lo consiguen (inclusive si está en Japón). En cada una de sus mesas en forma de hexágono se vive un mundo diferente donde la rivalidad entre amigos es el anfitrión de la fiesta. Es común toparte a una pareja jugando Conecta 4 o ver cómo un grupo de amigos que viajan por toda América en un tren con Ticket to Ride. La Caravana Gamelab cuenta con más de 400 títulos de juegos de mesa acomodados en sus libreros que van desde los clásicos como Monopoly hasta los más raros como Mechs vs Minions, creado por el estudio Riot Games y ambientado en el mismo universo de League Of Legends. Es probable que no sepas jugarlos todos,

Time Out dice
2
Cafetería Orc Stories
Foto: Alberto Cervantes
Qué hacer

Orc Stories

icon-location-pin Cuauhtémoc

Esta cafetería-ludoteca en Coyoacán pareciera un lugar para aguerridos amantes a los juegos de mesa. Pues lo primero que vi fue un local reducido, pero con ocho espaciosas mesas de cuatro a seis personas cada una, con paredes en donde lo que importan son las cajas y cajas de opciones para divertirte y concentrar la mente. Pero conforme pasó el rato, comprobé que se trataba de un lugar bastante amigable y accesible, pero con todo lo que necesita un experto. Lo enriquecedor de Orcs Stories es la comunidad que se ha creado a lo largo de dos años que lleva funcionando. Todo comienza con un interés por pasar el rato, pensar estrategias y sobre todo compartir la derrota con el otro, a veces desconocido. Es común que alguien llegue solo, los encargados le hagan preguntas específicas para saber sus gustos y poder recomendarle un juego, enseñarle las reglas y, sobre todo, alentarlo a hacer equipo con otros asistentes, incluso experimentados. Cuando la visité había un torneo de Ticket to Ride, uno de los juegos de mesa más populares y obligatorio si quieres adentrarte a este mundo. Entre los jugadores estaba el último campeón nacional, y es que Orcs Stories cuenta con permiso para realizar torneos para calificar en competencias nacionales. Debes saber qué…Su ludoteca consta de más de 150 juegos que te pueden prestar sin ningún costo, solo te piden consumir alimentos. La tienda tiene aproximadamente 300 juegos ($250-$3,000). Algunas piezas están en español, pues distribuye aquí la e

Time Out dice
Advertising
3
El Ocho
Marianela Trueba
Niños

El Ocho

icon-location-pin Condesa

El Ocho, café-bar recreativo en el corazón de la Condesa, es ese lugar que tiene la atmósfera de Central Perk (la cafetería de Friends). Aunque su mudanza de Ozuluama a la México se tradujo a un lugar más amplio, los fines de semana hay que ser pacientes para que te asignen mesa. Funciona como café, bar, restaurante y lugar de juegos. Al fondo tienen una terraza para complacer a los fumadores. Sus paredes de bloques de hormigón gris y la chimenea horizontal le dan un toque sofisticado. Un gran librero guarda todos los juegos de mesa que tienen; quien quiera usarlos sólo tendrá que tomar la caja y dejar en prenda una identificación. Sin duda, sus ofertas lúdicas más atractivas contrastan entre sí: la primera, papelitos para jugar “basta”, “timbiriche” o “gato” en el servilletero de cada mesa; la segunda, una enorme mesa touch e interactiva que hay que reservar con antelación. La carta es como de cafetería, con entradas como nachos, jocoque y verduras con chile; o bien, pastas, bagels y pizzas. También hay platos fuertes como la 88, una pechuga rellena de espinacas y queso en salsa blanca. Para calmar la sed, el lugar ofrece infusiones, cafés, licuados o coctelería tradicional, como piñas coladas y margaritas.

Time Out dice
4
Restaurantes, Cafés

Café Curado

icon-location-pin Roma

Una pareja de norteños –Baja California y Tamaulipas– se aventuró a probar suerte a la CDMX, y es así como nació el concepto; “curado”, una palabra usada en sus rumbos para referirse a algo que es bueno o divertido. Esto se traduce en un pequeño local en la Roma con barra de café y algunas mesas en el exterior con tablas de ajedrez, para que acompañes una bebida con un elegante juego de mesa y destreza. El menú abarca café, tés, tisanas, bebidas e infusiones en frío; como la velvet soda de maracuyá y el royal tonic; cervezas artesanales como Bocanegra y Cucapá, para que las corees con algún postre, croissant, galletas o un deleitoso desayuno de burritos. Aunque era de mañana, no me resistí a un cold brew con café de Finca del Estribo (Veracruz), era de acidez media, dulzor elevado y notas predominantemente frutales, lo sirvieron en frío, con leche y mucha cafeína. Esta bebida fue la escolta de unos chilaquiles en salsa roja con crema y queso de cabra con ceniza. Es un platillo que, aunque típico y convencional, logró una gran intensidad de sabor e hizo la diferencia con su combinación de ingredientes. El postre también llega en el desayuno y qué mejor si lleva café. Ese día contaban con helado de clavo hecho en casa, le pusieron una doble medida de expreso y obtuvimos un affogato, intenso y aromático en el café, aunque demasiado sutil en cuanto a la especia. Para terminar, pedí un tradicional carajillo con ralladura de naranja, resaltó

Time Out dice
Advertising
5
Restaurantes, Cafés

El Minichelista

icon-location-pin Nueva Santa María

Este café le saca la lengua al minimalismo con su propia corriente artística: el minichelismo. La caótica realidad de la capital va más allá de lo binario. Pensar que las contradicciones no pueden convivir armónicamente sería negar nuestro espacio. Por eso, en vez de copiar a ciegas las tendencias del momento, el minichelismo toma todas las gamas de formas y colores, estrambóticas, surreales y retacadas, para que convivan en una sola casa. Como un Real World de la estética. A primera vista, El Mini da la impresión de que es un garaje convertido en una excéntrica cafetería. Si decides explorar, podrás descubrir que es una gran casona adaptada hasta el último rincón para servir café. Baños, clósets, cuartos y salas, todos sus espacios se adecuan para que los clientes se sienten. Hay desde sillas de dentistas y boleadores de zapatos hasta tinas de baño, camas y sillones vintage. También hay juegos de mesa y billar. En resumen, son el antónimo a lo sobrio… al menos decorativamente.

Time Out dice
Advertising