Curado de ostión
Foto: Alejandra CarbajalCurado de ostión

Pulquerías en la CDMX

Para crecer fuerte y sano, bebe pulque desde temprano. Y qué mejor si es en estas pulquerías de la CDMX.

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez
Publicidad

Amamos las pulquerías; desde sus encantadores nombres hasta sus sencillas pero apapachadoras botanas. Y, por supuesto, amamos el pulque también. Pásale y conoce estas pulquerías en la CDMX.

Seguro ya sabes que el pulque es una bebida que se acostumbra desde la época prehispánica. Pero en ese entonces su consumo era ritual: era la bebida de los dioses y de sus representantes en la Tierra como guerreros, sacerdotes, gobernantes o quienes iban a ser ofrecidos en sacrificio.

Así que el pulque, además de ser la bebida de los dioses, es una que ha sobrevivido prohibiciones, prejuicios y la llegada de su principal competidora, y el fermentado que llegó a querer desprestigiar nuestro pulquito: la cerveza (pero no estamos enojados contigo, chelita querida).

Ante todo, el pulque ha resistido. Sí es cierto que ya quedan pocas pulquerías. Pero dicen por ahí que de lo bueno, poco, y en estas cinco te puedes echar tu curado con todo y botana.

Te recomendamos: Las mejores micheladas de la CDMX

La Pirata
  • Bares y cantinas
  • Pulquerías
  • Escandón
  • precio 1 de 4

Haz un viaje en el tiempo para transportarte a esa época en la que lo único que podías beber en las pulquerías era, valga la redundancia, pulque. Si acaso habrá un refresco, pero nada de agua ni cerveza. Aquí lo mínimo que te sirven es un litro, nada de los minitarritos ni de los “litros” que no llegan a 750 ml. de las pulquerías hipsterizadas.

El establecimiento lleva más de 70 años y la mayoría de la gente tiene edad avanzada, aunque no faltan parejas cuarentonas ni grupos de veinte y treintañeros que quieren adentrarse en la tradición. De comer siempre hay algún guisado (chicharrón, por ejemplo) con tortillas del negocio homónimo de al lado, pero si prefieres algo más botanero, la señora que vende pepitas y cacahuates estará ahí echando la broma con los más asiduos asistentes.

También estará el bolero, por si quieres que le echen grasa a tus zapatos al ritmo de la rocola (en la que casi todo el tiempo suena banda). El litro de curado cuesta $50 y puedes pedirlo para llevar. Aunque ya no se prohíbe la entrada a las mujeres todavía llama demasiado la atención, al punto de la incomodidad, si hay personas del género femenino que cruzan por el piso con aserrín, sin la custodia de un hombre.

13 de septiembre, Escandón. Metro Patriotismo, Metro Tacuyaba. Lun-dom 9:00am-6:30pm.

  • Bares y cantinas
  • Pulquerías
  • Cuauhtémoc
  • precio 1 de 4

A unos días de haber celebrado un siglo de existencia, este lugar se encuentra más activo que nunca. Diariamente ríos de jóvenes cruzan sus puertas para beber sus curados en cubetas de colores.

Se trata de “una pulquería de verdad”, totalmente libre de cerveza y alejada de “esos antrillos que tienen al pulque como un plus”, asegura su administrador, Arturo Garrido.

Entre los mejores distintivos de su tradicionalismo está su botana y la variedad de sus curados, que van desde la fruta de temporada hasta uno de galleta Oreo, especialidad de la casa.

El ambiente no guarda ninguna diplomacia. Estar ahí significa esquivar a un mesero cargado de tarros, eludir sillas para llegar al baño y ensayar tus mejores gritos para pedir otra ronda, pero también se trata de una atmósfera única entre las viejas pulquerías.

Su horario también es escrupuloso con la costumbre pulquera. A las 7pm es casi un hecho que no habrá qué beber.

Aranda 28, Centro. 55 1394 0958. Metro Isabel la Católica. Lun-sáb 10am-8pm. 

Publicidad
La Hija de los Apaches
  • Bares y cantinas
  • Pulquerías
  • Doctores
  • precio 2 de 4

En esta pulquería no vas a encontrar glamour, pero no por ello hay menos diversión. Lo primero que notas son las fotografías enmarcadas donde casi siempre aparece el mismo personaje, con guantes de box, a veces sobre un cuadrilátero y otras sólo posando su guardia derecha. Es Epifanio Leyva, a.k.a. “el Pifas”, dueño del lugar y exboxeador profesional.

La música proviene de una rocola, en la que por 10 pesos puedes elegir tres canciones de su catálogo que incluye desde Joy Division y Pantera hasta Banda El Recodo y José Alfredo Jiménez. Lo único que no encontrarás es reggaetón, si tienes suerte y llegas temprano alcanzarás a escuchar las canciones que elijas antes de que cierren.  

El lugar tiene 70 años, aunque ha cambiado de sede y su clientela ha cambiado tanto como su concepto. Al inicio sólo acudía gente mayor e incluso había un “departamento de mujeres” que –como su nombre indica– era exclusivo para ellas, una vieja costumbre de pulquerías de antaño que afortunadamente se extinguió.

Hoy, hombres y mujeres comparten el mismo espacio y la mayoría de los asistentes son jóvenes. En una mesa puedes ver a una chava cool con su tarro de curado de avena y en la mesa de al lado a un grupo de boxeadores retirados contando sus hazañas; por ejemplo, un héroe anónimo que asegura haber vencido a Julio Cesar Chávez en la década de los 80.

Las especialidades de la casa son el baticurado y el bicentenario, cuyos ingredientes secretos sólo podrás probar en viernes y sábados. También hay de avena, piñón, jitomate, guayaba, guanábana, cajeta, etc. Para los rejegos al pulque, también venden cerveza.

Los miércoles son de salsa en vivo y los viernes de rock (el escenario está abierto a cualquier banda que quiera tocar, sólo tienen que apuntarse en la lista de espera). Han tocado bandas como Los Caligaris, Salón Victoria, Antidoping y La Tremenda Korte, entre otros.

Para muestra de su carácter ecléctico: el día de nuestra visita, se encontraba Manuel Corona, vocalista del grupo de ska La Tremenda Korte. Incluso se armó pista de baile y slam para celebrar el cumpleaños de la hija de “el Pifas”. Al final, salsa para bailar. Te garantizamos este lugar sí te dejará un par de anécdotas.

 Claudio Bernard 149, Doctores. Metro Cuauhtémoc. Lun-sáb 12pm-9:30pm, dom 12pm-7pm. 

Pulquería La Victoria
  • Bares y cantinas
  • Pulquerías
  • Zona Metropolitana
  • precio 1 de 4

Bienvenido a uno de los lugares favoritos para probar curados de pulque cerca de la Basílica de Guadalupe. Parece no importar el día que vayas, siempre habrá alguien de la colonia dispuesto a pasar un rato al estilo cantinero.

El ambiente es jovial y la decoración reducida a comparación de otras pulquerías que comparten la cantidad de historia que tiene La Victoria. Es un lugar con más de 80 años de existencia y bajo la administración de la misma familia,

Tienen los exquisitos curados de guayaba, piñón, nueces y fresas con crema, que son los favoritos y los que debes probar. Todos los lunes tienen disponible el curado de ostión, una receta especial de la familia propietaria; no te espantes al pensar en la textura de los ostiones combinada con la del pulque, el curado lleva un poco de jitomate así que se vuelve una delicia con sabor dulce y un toque salado que evita que la textura del pulque te robe toda la atención.

Escápate a La Victoria en lunes para que te atiendan como mereces, pues el curado de ostión no debe faltar en tus anécdotas y la lista de espera para la rocola será mucho menor que en el fin de semana.

Miranda 57A, Aragón. 5561593010. Metro La Villa. Lun-sáb 9am-7pm. 

Publicidad
  • Bares y cantinas
  • Pulquerías
  • Roma
  • precio 1 de 4

Con murales que bien podrían ilustrar un libro de la tradición pulquera, este establecimiento representa una síntesis entre tradición y propuesta.

A diferencia de los clásicos establecimientos, aquí se ofrecen cervezas, mezcales y otras bebidas que suavizan la inmersión en el ambiente pulquero a parroquianos no avezados.

Sus noches de karaoke durante los fines de semana lo hacen parecer más un bar, mientras que su variedad de cremas de sotol lo acercan a una mezcalería.

Los visitantes son recibidos con una jícara de palomitas y un pizarrón que describe los curados del día. Los sabores consentidos son mango, tuna, durazno y guayaba, pero los viernes se pueden encontrar un verdadero tónico revitalizante: una mezcla de pulque, amaranto, nuez, miel y almendra llamado huelia, que significa fuerza, en náhuatl.

Querétaro 96, Roma. Metrobús Álvaro Obregón. Lun-dom 4pm-11pm. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad