Hands clinking shots of tequila
Photograph: Supplied/Nikki To

Sake, whisky, gin, ron y vodka mexicanos

México es un país megadiverso, y gracias a ello podemos producir bebidas tradicionales de todas las latitudes aquí.

Por Andrea Vázquez
Advertising

Así como los destilados de agave son de México, en otras regiones y otros países se han aprovechado los insumos locales para producir las bebidas tradicionales: el pisco que se produce con uvas chilenas o peruanas; el vodka, cuyo origen se discute pero que lleva un nombre ruso y aprovecha los granos y plantas ricos en almidón; whiskey que se produce con granos malteados o el sake, de origen japonés y que se hace a partir de arroz. 

Recientemente, productores mexicanos han encontrado en la gran biodiversidad de nuestro país la oportunidad de producir estas bebidas: tenemos los insumos, las condiciones climáticas y la capacidad de adquirir el conocimiento para hacer grandes whiskys, sakes, vinos, cervezas y más. 

Ya sea para armarte algún coctelito, para disfrutar de tu bebida favorita en las rocas o para acercarte a los destilados y fermentados que no acostumbras, vale la pena probar lo hecho en México y, siempre que se pueda, consumir local. Acá te contamos sobre algunas de las nuevas bebidas de México y te decimos en dónde las puedes conseguir en la CDMX. 

Nami, Sake de Culiacán
Foto: Cortesía Nami Sake

Nami, sake de Culiacán

El sake es una bebida japonesa que se hace con agua, arroz y koji, un hongo que transforma el almidón en azúcar para que pueda fermentarse. ¡Y tenemos sake mexicano! se llama Nami, y se produce en Culiacán. Comenzar con el proyecto fue todo un reto; sus fundadores tuvieron que ir a Japón a buscar un Toji, o maestro sakero. A la vez, Ernesto Reyes, el actual maestro sakero, se fue a Japón a aprender el oficio. El resultado es Nami, una marca de sakes que tiene tres categorías: el Junmai, que tiene aromas a manzana verde, lichi y pera; el Junmai Ginjo, que huele a durazno, piña y levadura, y el Junmai Daginjo, que tiene aromas complejos a flores, frutos y cereales.

Compra el tuyo en La Europea. $500-$800

Aconte, ron de Michoacán
Foto: Cortesía Aconte

Aconte, ron de Michoacán

El ron es una bebida destilada que se hace a partir de la melaza o el jugo de caña. Los rones que comúnmente probamos están hechos con melaza, más rendidora, pero lo mero bueno es hacerlos con jugo de caña. Como Aconte, un ron hecho con caña de Tierra Caliente, Michoacán. El resultado es una bebida que representa a los cañaverales michoacanos: frutal, terrosa y respetuosa a su terruño. Hay tres opciones: blanco, de tres años y de siete años. Los tres se dejan tomar solitos, pero si prefieres mezclarlos, prueba con agua mineral y una rodaja de naranja.

Consigue el tuyo en La Europea, Mercado Libre o Amazon. $400-$700

Advertising
EV, ginebra de Jalisco
Foto: Cortesía EV

EV, ginebra de Jalisco

La ginebra es una bebida destilada que se popularizó primero en Londres. Se caracteriza porque tiene aromas a los frutos del enebro. Para el caso de EV se usan botánicos producidos en México y que cultivan en huertos propios; se usa jazmín, raíces de lirio florentino y una hierba que se llama angélica herndersonii, además de damiana que consiguen de desiertos bajacalifornianos y enebro y cardamomo, de productores oaxaqueños. EV comenzó en una época en la que el gin de calidad era importado, y siendo México dueño de una riqueza botánica que no tiene par, decidieron aprovechar. Échate el tuyo con agua tónica y nada más; los botánicos que seleccionaron para elaborar este gin no necesitan adorno.

Consíguelo en Amazon. $450

Astro, whiskey de Michoacán
Foto: Cortesía Astro

Astro, whiskey de Michoacán

Astro pertenece a una categoría de bourbons que se hace con maíz, se llama corn whiskey. Está hecho con un 80% de maíz criollo, para aprovechar la gran cantidad de maíces que tenemos en México. En la zona lacustre de Michoacán hay una gran variedad de variedades regionales, y para este whiskey usan una que está cerca de la destilería. Hay dos opciones: un whiskey blanco, tipo moonshine o white whiskey que no tiene barrica y es buenísimo para coctelería, y el Astro Gold, que tiene dos años en barrica y que te puedes tomar en las rocas.

Consigue el tuyo en Amazon. $700

Advertising
1533, vodka de Oaxaca
Foto: Cortesía Holy Spirits

1533, vodka de Oaxaca

El origen del vodka se disputa entre Rusia y Polonia; se trata de un destilado que se elabora a partir de la fermentación de granos como trigo o centeno o plantas como la papa o el betabel, que son ricas en almidón. También la caña es rica en almidón, y es con ella con la que éste vodka es producido. La caña que se usa para este vodka, y que trajo Colón de Indonesia por ahí del 1533, se cultiva en Santa María Tlaxiac, Oaxaca. Además esta bebida se destila con pepino. Es perfecto para coctelería, pero también lo puedes disfrutar en un vodka tonic.

Consigue el tuyo en Holy Spirits. $355

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising