Artistas de Performance en México
Foto: Alejandra Carbajal

Artistas de performance en México que debes conocer

El performance art se distancia considerablemente de las artes escénicas. Conoce a tres artistas en México que hacen cosas muy interesantes.

Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

Las artes escénicas convergen en la interpretación frente a una audiencia dentro de las artes del teatro, la música y la danza. Performance art: difiere completamente de la idea lineal que otras artes escénicas poseen dejando de lado el fin del entretenimiento basándose en la disrupción y la ruptura. Murakami Saburo, Marina Abramović y Theo Adams son parte de la leyenda del performance art internacional. México es la casa de 3 nombres que desarrollan el nicho artístico a modo de un grito contemporáneo de arte alternativo, y te platicamos quienes son, lo que hacen y por qué debes echarles un ojo. 

Recomendación. Desde Adentro y SS Galería.

Artistas de performance mexicanos que debes conocer

  • Arte
  • Arte contemporáneo

Polímera es una artista plástica, diseñadora y performer que revela un trabajo completamente semiótico. Sus creaciones están formadas por una serie simbólica y signos que transforman lo cotidiano en arte. Ella transmuta experiencias humanas en objetos y a través de estos objetos, una experiencia visual neo-pop. 

Infusiona su personalidad millennial con el arte. Interconecta lo digital, los altos valores sociales y la hiperconectividad. Más allá del estilo de Warhol, Lichtenstein o Basquiat, Polímera recurre al que cada elemento en su obra sea un objeto delusorio, cada objeto es un signo y en conjunto representan una compleja historia que generalmente podría representar un Bildungsroman artístico, el vivir una historia ajena como si fuera la propia a través de su arte. 

Nada es perfecto, todo puede cambiar

El performance de Polímera es la intervención de cualquier objeto que ya en sí era considerado una obra de arte, una perfección. Cambia de ser un objeto, a ser una perspectiva. En su trayectoria tenemos ejemplos de intervenciones en vivo de sombreros, paredes, prendas de marca, mobiliario y principalmente pinturas, que es donde recae su arte como artista plástica. Su filosofía artística se fundamenta en que cualquier cosa se puede transformar en arte y ese arte puede a su vez ser moldeado y cambiar su mensaje original a través de la intervención. De aquí nace la disrupción o la violación de los objetos. Su violación es primordialmente un mensaje para recordar que no todo es perfecto y que los problemas son un despertar, todo es percepción y una cuestión de actitud. Su principal herramienta de disrupción es el Graffiti con el cual “taggea” en los objetos el sello de Polímera.

Como artista, cree en la evolución de la obra y a pesar de basar muchas de sus obras en escenas de su pasado, las aventuras coetáneas a su realidad influyen en su trabajo actual, por lo que el repertorio de obras de Polímera es variado. Este incluye la serie Caleidoscópica en el que se traslapan objetos en distintos colores. Cada objeto por sí solo no proyecta un mensaje, pero al traslapar los diversos objetos generan un mensaje que sólo funciona en simbiosis.

¿Dónde se ha presentado Polímera? 

La artista se ha presentado en distintos espacios como MAIA Contemporary, Arca, Museo Franz Mayer y actualmente cuenta con una exposición de sus intervenciones en vivo en la Galería Urbana, donde intervino el muro de la galería como yuxtaposición entre sus obras y el ideal sobre los espacios de exposición artística. Aquí no sólo intervino sus obras, sino el espacio en donde están las mismas al puro estilo de una sátira social. ¿Qué es valioso? ¿Quién rige la economía artística?

El punto principal es entender que, a pesar de haber toxicidad, errores, manchas y problemas, siempre podemos renacer o cambiar. Algunas de sus obras que representan dicho ideal son La Economía Gumial, La Fantasía Tiffany, Cap’n Crunch y Pizza Angel.  “Lo único que tenemos es el límite de tiempo” como menciona Polímera. La artista ayuda a crear un mundo en el cual le gustaría vivir, una vez creado, ya vive en el.

  • Arte
  • Arte contemporáneo

Su performance yace en la apropiación cultural y entabla un incómodo diálogo entre sujeto y objeto generado a través de sus diferentes personajes. Todos ellos esconden a Gudiño detrás de una pesada máscara basada en las tradicionales mascaradas latinoamericanas, personajes ideados a partir de sus antepasados directos y la exageración como recurso retórico.

¿Quién es Andrés Gudiño y cómo empezó? 

Andrés es un artista tico multidisciplinario y tatuador quien se formó en arquitectura y especializó en pintura en la Universidad de Costa Rica. Pensó que la raíz de su arte y principalmente su performance se podría potencializar en la Ciudad de México; y tuvo razón, ya que México cuenta con una variedad de textiles, colores y personas que usa para hacer sus obras.

México le dio éste rush que necesitaba para armar lo que actualmente presenta entre CDMX y Nueva York. A pesar de verse influenciado por las ciudades y el contexto, su arte surge de un espacio interno y sexual.

¿De qué trata la obra de Andrés Gudiño? 

La búsqueda de Gudiño recae en el provocar, incomodar y molestar a los de alrededor. Su trabajo es una forma de entender su sexualidad afectada por el contexto. En sus performances no habla, tan sólo sale semidesnudo y coloca una de sus máscaras la cual no le permite ver ni hablar, lo cual lo hace completamente vulnerable. En ocasiones utiliza una máscara idéntica pero más reducida para cubrir sus genitales. Mientras tanto, un sujeto graba las reacciones de la gente que va pasando. Es un juego que activa incomodidades, diversión y morbo en los espectadores. La experiencia humorística y artística sucede en lugares random donde el pópulo abunda tal como Times Square, Coney Island o el Monumento a la Revolución.

La interacción creada en sus performances va más allá, es un juego erótico con el sonido, el espacio, la luz y la persona. Es una intimidad y un morbo uno-a-uno que puede llegarse a simular con la intensidad con la que sucede en un strip club, en un club de citas o un cuarto oscuro.

Gudiño incorpora los textiles étnicos y las técnicas como máscaras de papel en su obra ya que remontan a la identidad cultural. Incorpora los textiles debido a la historia de represión que conllevaba trabajarlos. Esa labor doméstica no era considerada un arte y Gudiño trata de corromper dicha idea en conjunto de generar una dualidad entre masculino y femenino. Ninguno de sus personajes es identificable bajo algún sexo o género con la intención de borrar cualquier identidad, inclusive la de Andrés Gudiño. El juego es mutuo, para el artista (cegado por la máscara), como para el espectador, quien interactúa con el. Un beso o un empujón, burlas, risas, empoderamiento o miedo es lo que puede causar, pero Gudiño tiene el objetivo de comprender cómo usar el cuerpo e involucrar al espectador en su trabajo. Es una experiencia completamente psicológica y sobre lo que crea el morbo ante lo público.

Sus personajes parecen caricaturas de niños con facciones de adulto. Utiliza trazos sucios, sin pensar y libres al momento de imprimirlos. Las técnicas hablan por sí solas y Gudiño relaciona dichas técnicas con esa expresión de sensaciones que fluctúan entre placer y nervios. Los juguetes pueden ser para niños o sexuales, por lo que Gudiño reinterpreta los juguetes y los adapta a sus pícaros personajes.

Su performance y personajes son abordados en otra técnica que involucra la intimidad, la técnica y experiencia del tatuaje. Es una extensión de su performance y obras llevado a la perpetuidad en la piel. Grabar en la dermis y la corporalidad que esto involucra, es conectar.

El artista tiene planes cercanos para presentarse en México, Berlín y Nueva York. Su humor grotesco está disponible en obras plásticas para coleccionar, en fotografía y videos.

IG @gudino.a

Publicidad
  • Arte
  • Arte contemporáneo

Deborah Castillo, ex punk y artista anarquista multidisciplinaria usa la parodia, la puesta en escena, la formulación de discursos y principalmente la creación de personajes para desafiar simbólicamente el poder y destruir la edificación del mismo.

La artista tiene un personaje que aparece no sólo en sus performances, pero en su manifiesto como artista y discurso paralelo que lucha contra las aberraciones del poder, las conductas sociales estereotipadas, el desmorone de las instituciones no eficientes y los límites sexuales.

¿Quién es profunda?

Profunda es el nombre de este irreverente personaje, es una hipérbole absoluta y antítesis de Deborah. Es una ladrona nacida literalmente en los bares de Londres que encarna en el cuerpo femenino todo el abuso masculino. La artista se vale de su propio cuerpo para mostrar aspectos enajenantes de la condición humana.

“South American Cleaner” es el proyecto ficcional del 2003 con el que nace Profunda. En él encarna a la sexy latina y sirvienta del ministro de cultura de Inglaterra, pasa a ser la primera dama de E.E.U.U. bajo el mandato de Trump y termina cruzando los túneles mexicanos del narco-amor junto al Chapo. De acuerdo a Deborah, la historia de Profunda es el de “la criada venida a más”. De aquí, su creación de fotonovelas que es el formato de calle para el hombre tóxico, macho y misógino, perfecta razón para funcionar como medio para esta serie de historias que buscan exhibir el poder del macho empedernido.

¿En qué consiste el trabajo de Profunda? 

Un trabajo de Deborah que trata de desmitificar la mitología política y validar la crisis cultural, son los eventos en donde desafía los monumentos históricos, que en general representan solidificación del poder y falsos líderes. Tal es el caso de “Parricidio” del 2017, en donde la artista construyó una creatura mítica de arcilla del cuerpo de Simón Bolivar con cabeza de Lenin, la cual destruye en escena mordiendo su nariz (canibalismo simbólico) hasta destrozar a cachetada su fascia. Profunda tropicaliza sus obras de acuerdo a la crisis política y deshechos históricos de cada país, por lo que para México en su más reciente acto “Desafiando al coloso: 3 actos”, hizo su performance con la cabeza de Díaz Ordaz para empatizar con el sentimiento mexicano. En “Raw” esculpió el busto de un político genérico al cual jaló la nariz varias veces aludiendo al personaje mentiroso Pinoccio bajo un acto sexual, paradójico e irónico.

Profunda esculpe a mano cada una de las figuras en escena. Hace trabajo corporal en el performance y transforma lo formal de la escultura en vivo. Este es el caso de “Acción y Culto” llevado a cabo en su natal Venezuela. Aquí realizó el “Beso emancipador” a Bolívar con el cual “faltó al respeto” al nacionalismo Chavista, por lo que por este y otras obras similares fue amenazada de muerte y expulsada de Venezuela por ser una “profanadora de la patria”.

Presentaciones y reconocimientos de Profundo 

Así como de Venezuela, Profunda fue retirada de Material Art Fair en CDMX debido a su disruptivo performance como “una vulgar compradora de arte”, lo cual en realidad fue un performance sobre la decadencia del arte, el dinero, el poder y el mal gusto. Sin saberlo, la feria completó su performance al sacarla a la fuerza del lugar, sin saber que todo era planeado. A pesar de dichas consecuencias sucedidas por su obra, Castillo es una multi-premiada artista reconocida por Franklin Furnace Fund, London Print Studio, NYFA NYC, Atlantic Center of Arts y por la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos entre otros. Con trayectoria desde el 2003 se ha presentado internacionalmente en locaciones como el Museum of Art & Design de NY, Smack Mellon, The Broad, Institute of Contemporary Arts en Londres, Museo Tamayo, Carrillo Gil y recientemente en el museo Universitario del Chopo.

¿Qué representan los monumentos institucionales? 

Para la artista, los monumentos son un símbolo de poder obsoleto y cree que el poder en Latinoamérica se articula a través de rituales y gestos. Su diálogo contracultural se ha fortalecido en México a través del mariachi, la fotonovela y la sátira política. Al seguir su obra, se puede crear una crítica personal sobre los modelos de odio, las memorias petrificadas y la distorsión socioeconómica. Profunda y Deborah son un personaje y artista respectivamente que deberían ser considerados como un reflejo de la crisis mundial actual.

IG @Profunda / Profundation.art

Recomendación. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad