Sillas para El Eco

Arte Gratis
0 Me encanta
Guárdalo
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
1/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
2/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
3/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
4/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
5/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
6/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
7/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
8/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
9/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
10/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura
Sillas de El Eco (Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura)
11/11
Foto: Cortesía Galería Archivo Diseño y Arquitectura

Se dice que para la inauguración del Museo Experimental El Eco, en 1953, el escultor y artista Mathias Goeritz incursionó en el diseño mobiliario. De esta manera nació la Silla del Eco, misma que antes de ser el modelo definitivo, pasó por varios prototipos. Sin embargo, esta silla en particular no terminó en el museo, quedó arrinconada.

Pero la Silla del Eco no se dejó en el olvido, todo lo contrario: fue replicada, expuesta y conocida por múltiples artistas experimentales, situación que le dio crédito suficiente para reconocerse como un ejemplo del arte moderno en México. Ahora que sabes la historia detrás de este peculiar mueble, ¿quieres ver el modelo del siglo XXI?

En Archivo Diseño y Arquitectura encontrarás réplicas que representan la Silla del Eco de Goeritz. La muestra Sillas para El Eco busca estimular la perspectiva crítica del espectador y componer sus propias referencias del significado de la pieza.

Como parte de un ejercicio curatorial, esta colección varía narraciones, atributos y materiales, de la propia silla. Verás piezas con acero inoxidable, madera de ayacahuite, de caoba y de huanacaxtle. También hay fotografías de Mathias en lo que parece ser su casa de Cuernavaca, así como ejemplares de sus libros.

Si ya te quedaste picado con esta pieza y su trasfondo, imagínate cómo será visitar el resto de las obras de Mathias Goeritz en la CDMX.

Por Regina Barberena

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening