La biblioteca central de Ciudad Universitaria
Foto: Mattza Tobón

Guía de Ciudad Universitaria

Desde museos hasta las mejores actividades culturales para disfrutar del campus principal de la UNAM

Alberto Cervantes
Escrito por
Alberto Cervantes
Publicidad

Durante los años cuarenta la modernidad y el desarrollo del país eran incontrolables, además de una industrialización que reclamaba materializar un centro arquitectónico que concentrara las principales actividades del proyecto académico y cultural más importante del país: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En 1952, Ciudad Universitaria fue inaugurada por el entonces presidente Miguel Alemán y fue hasta 2007 que fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Te invitamos a disfrutar de este referente arquitectónico del siglo XX en México; visita sus museos, como el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, disfruta de la vista de sus áreas verdes y aprecia las diferentes expresiones artísticas que se realizan en el Centro Cultural Universitario

Lugares que debes conocer en Ciudad Universitaria

MUAC, Museo Universitario de Arte Contemporáneo
  • 5 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Ciudad Universitaria

El arte había dejado de llamarse moderno en el siglo pasado y hacía falta crear un espacio dedicado en exclusiva a albergar las últimas propuestas artísticas, aquellas que las generaciones más jóvenes estuvieran desarrollando y que ahora, a falta de otro nombre mejor, se denomina arte contemporáneo. Surgió entonces uno de los museos más funcionales y bellos de la oferta museística capitalina. Inaugurado en noviembre de 2008 y con un diseño impresionante de Teodoro González de León, se trata de un espacio multimodal que lo mismo permite la exhibición de obra retrospectiva, que ser espacio de instalaciones ideadas específicamente para este recinto. Respaldado por la Universidad Nacional Autónoma de México y enclavado en la pedregosa área de su Centro Cultural Universitario, complementa la fascinante oferta creativa que esa zona ha regalado a nuestra ciudad con salas de concierto (Sala Nezahualcóyotl y Sala Carlos Chávez), de danza (Sala Miguel Covarrubias), de teatro (Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Teatro Juan Ruiz de Alarcón), de cine (Salas Julio Bracho y José Revueltas), una cafetería que ha ganado premios por su exquisita gastronomía (Azul y Oro) y el alucinante espacio escultórico que extiende sus dominios en la reserva ecológica de El Pedregal. Una de las propuestas más interesantes de este museo es El Espacio de Experimentación Sonora: un cuarto obscuro donde se reproducen obras sonoras de todo tipo. Vale la pena informarse acerca de las exposiciones temporales ya que s

Universum, Museo de las Ciencias
  • 3 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Ciencia y tecnología
  • Ciudad Universitaria

La respuesta a precios accesibles al Papalote Museo del Niño es este museo de ciencia en el Campus de Ciudad Universitaria, donde también se vale tocar y divertirse. Por supuesto, padece de los mismos males: un buen porcentaje de sus atracciones ya no sirve más, así que la frustración de oprimir el botón rojo y ver que nada sucede puede ser acumulativa. Sin embargo, su sala de matemáticas es divertidísima, en especial las esculturas de espejos en las que uno se asoma al interior para verse multiplicado en esferas, cubos y pirámides flotantes en 3D, y todo como efecto de la catróptica, es decir, la ciencia que estudia los efectos de los espejos. También tiene amenas exposiciones temporales de todas las ramas de la ciencia, en donde los niños suelen salir fascinados (y esas son las mejores, pues como están recién montadas, todo funciona). Tienen también un pequeño planetario, con una función muy entretenida y un montón de objetos que despiertan tu curiosidad y sacan a jugar al niño que llevas dentro.

Publicidad
  • 5 de 5 estrellas
  • Teatro
  • Ciudad Universitaria

Es el complejo cultural por excelencia de la UNAM abierto desde 1976. Aunque está dentro de la universidad, los eventos son abiertos a todo público. Se inauguró con la Sala Nezahualcóyotl y con el tiempo se sumaron la Sala Carlos Chávez, el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, el Foro Sor Juana Inés de la Cruz, el Centro Universitario de Teatro (CUT), la Sala Miguel Covarrubias, las salas de cine Julio Bracho y José Revueltas, el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC).  Su programación está a cargo de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Ciencia y tecnología
  • Ciudad Universitaria

El Pabellón Nacional de la Biodiversidad alberga más de 130 mil especímenes distribuidos en cuatro colecciones. Las exposiciones museográficas se mezclan con los espacios de investigación activa para difundir la riqueza de las colecciones biológicas nacionales.  Al entrar al edificio una de las cosas que más llama la atención es la escalera que conecta todos los pisos. Ofrece una sensación de espacio y continuidad entre las colecciones mostradas, permite que el pabellón tenga dinamismo arquitectónico y nos muestre lo que su museografía ofrece.   El nuevo recinto dedicado a la biodiversidad está ubicado al interior del Centro Cultural Universitario en la Ciudad Universitaria. El pabellón consta de tres niveles y ocupa una superficie de doce  mil metros cuadrados, una tercera parte del lugar está dedicada a la difusión. Además, el recinto cuenta con dos laboratorios, uno de Secuenciación Genómica y otro de Biología Molecular, donde  investigadores estudian el ADN de los organismos. Es un museo que estudia la biodiversidad mientras le muestra al visitante el proceso en la evolución, todo en el mismo techo.  La arquitectura remite a otros proyectos de Grupo Carso, pues Fundación Slim está detrás de este proyecto. En el lugar encontrarás una biblioteca con acervo digitalizado, cafetería, tienda de recuerdos y lo más importante; podrás conocer y conversar con científicos, como sacado de una escena de Parque Jurásico.  Dónde: Cto. Centro Cultural, C.U., Coyoacán, Metro Universidad.

Publicidad
  • 5 de 5 estrellas
  • Salas de cine
  • Ciudad Universitaria

Para quitar el estigma de frígida y selectiva a la exhibición de cine independiente, las salas del Centro Cultural Universitario ponen al alcance de todos algunas películas de gran envergadura. El CCU reconfiguró su espacio, las salas de proyección José Revueltas, Julio Bracho y Carlos Monsiváis (esta última la más nueva) se modernizaron por completo en lo que a butacas y equipo de sonido se refiere. Las cintas están en formato digital y se cuenta con un catálogo en 3D, a la altura de los grandes emporios del cine. El único inconveniente es el aire acondicionado, pues no funciona por el momento, pero aún y con este detalle la emoción no se pierde. A pesar de que está un poco lejos para los acostumbrados a las zonas céntricas y/o de moda, mucho se gana con esta situación, porque las filas son breves. La espera fue larga (un año de remodelación) pero valió la pena el resultado que hoy se observa. De acuerdo con los valores universitarios, se ha instaurado un plan para personas con capacidades diferentes, con el fin de ser incluyentes y respetuosos. Te sugerimos que una vez que termine la película, no abandondes de inmediato el recinto, ya que en el lobby se presentan exposiciones alusivas a los ciclos que se presentan y de algunas figuras emblemáticas del cine.

  • Qué hacer
  • Ciudad Universitaria
  • precio 0 de 4

Una visita a este jardín te permite mirar mil 600 especies de plantas. Ofrece visitas guiadas y talleres sobre aprovechamiento de la flora. Además, puedes participar en Sábados familiares y ¡Escápate al jardín!, dos programas de actividades en grupo. No olvides visitar Tigridia, la tienda con productos derivados de plantas.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Shopping
  • Librerías
  • Ciudad Universitaria

Además de exposiciones y una cafetería con una atractiva vista, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo ofrece una posibilidad de compras distinta.La tienda del MUAC, ubicada justo en la entrada del museo, puede volver loco a cualquier amante del diseño, pues su oferta de libros, joyería, ropa y mobiliario conforman un paraíso para quien busque objetos con una propuesta interesante.Aquí se pueden encontrar más de dos mil títulos especializados en arte, diseño gráfico, fotografía y cine. Muchos de esos libros sólo se pueden encontrar en este lugar, ya que el museo tiene convenios con editoriales. También están disponibles los catálogos de la mayoría de las exposiciones temporales.Zovek, Alessi y Design Ideas son algunas de las marcas de mobiliario disponibles, así como piezas firmadas por reconocidos diseñadores, como Ariel Rojo, Emiliano Gody y los hermanos Bouroullec.Otra característica del lugar son los artículos especializados en niños, desde juegos didácticos hasta de diseñador.Se trata de un espacio dedicado a promover el consumo del diseño y arte contemporáneo.

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Ciudad Universitaria
  • precio 2 de 4

Entre teatros, museos y bibliotecas de la UNAM se encuentra un condecorado recinto dedicado a la degustación de la gastronomía mexicana. Por años, su chef ha investigado recetas de alrededor del país, como si de un académico se tratase. Lo cierto es que es la calidad de lo que aquí se cocina es una especie de anomalía positiva: uno esperaría una cafetería normal universitaria en un recinto como éste, de esas que venden sangüichitos y refrescos. Sin embargo, estamos ante uno de los mejores sitios de comida mexicana de la ciudad. Los platillos que han llenado de galardones al restaurante son las enchiladas de jamaica, el mole negro, el pescado tikin xic y los buñuelos rellenos de pato rostizado. Delicadezas de tonalidades prehispánicas, perfectas en su elaboración, justas de tamaño, y a un precio que sorprende por lo accesible. Además, constantemente ofrecen un menú especial de un festival de comida especializado en una región, un ingrediente o un platillo. Vale la pena mencionar el chocolate caliente y los originales postres como la espuma de guanábana, el nicuatole zapoteco o el tamalito de chocolate. El lugar en sí no es muy atractivo visualmente hablando. La terraza junto a la fuente es la zona más atractiva, si bien es evidente que el espacio arquitectónico no contempló tenerla. La decoración de la cafetería techada, en la parte superior, se limita a reseñas y artículos sobre el restaurante, premios y diplomas que el chef Ricardo Muñoz Zurita ha recibido, y las portadas de

Publicidad
Banfield Pet Hospital
  • Mascotas
  • Ciudad Universitaria

¿Cuántas veces has escuchado el término ‘medicina preventiva? A lo mejor te parece un modismo o uno de estos conceptos que se ponen de moda cuando las mascota se convierte en el hijo prodigio de la familia. En realidad, va más allá de esto; si quieres corroborarlo, debes visitar Banfield. “El error más común de la gente es pensar que medicina preventiva es solamente vacunación y desparasitación”, comenta Fausto Reyes, director médico de Banfield Pet Hospital. Este centro prioriza la salud física tanto de las mascotas como de la familia. Banfield nació en 1955 en Portland, Oregon, fundado por el médico veterinario Warren J. Wegert. Llegaron a México hace 12 años y crearon una alianza con la Universidad Autónoma de México en la Facultad de Veterinaria, donde los alumnos realizan sus prácticas. Entre equipo administrativo y médico, hay 55 personas trabajando: de los 30 médicos, 10 son especialistas en especies pequeñas, el resto son médicos generales (incluyendo médicos extranjeros). Cuentan con siete salas de consulta externa y una de emergencia; 107 jaulas para perros y 12 jaulas para enfermedades infectocontagiosas; sala de cirugía y endoscopía— con ultrasonido, rayos x y dentales, y laboratorio--. En ciertas ocasiones, las salas de juntas albergan a más de 100 personas para capacitar a sus doctores y estudiantes; en otras, se convierten en áreas de entrenamiento para los peludos. Los cuatro principios de medicina preventiva de Banfield son: nutrición (recetar el alimento ade

  • 4 de 5 estrellas
  • Qué hacer
  • Ciudad Universitaria
  • precio 0 de 4

El patrimonio cultural de Ciudad Universitaria no sólo sirve para pasear perros los domingos o poner ofrendas en Día de Muertos. La explanada central es, de hecho, más comúnmente usada como una extensión del Estadio Olímpico Universitario, pero con divisiones amateur. El espacio es amplio y puedes jugar sin el temor a que te atropelle un auto. También está la ventaja del tiempo: está abierto las 24 horas, todos los días. Además, ¿no es inspirador jugar entre obras monumentales de Diego Rivera, Juan O’Gorman y David Alfaro Siqueiros? Lo malo es la superficie, que está muy lejos de ser el césped de Wimbledon. De pronto hay hoyos ocultos en el pasto que te pueden causar un esguince de tobillo si no te cuidas.