10 lugares que debes visitar en Tláhuac

Descubre las mejores opciones al sureste de la Ciudad de México, desde espacios verdes hasta museos y centros culturales

Templo de San Andrés Apóstol
Foto: Alejandra Carbajal
Por Time Out México editores |
Advertising

Ya nos sabemos de memoria la Condesa y la Roma, ahora es tiempo de descubrir otra cara de la Ciudad de México. Además de Xochimilco y Milpa Alta, Tláhuac es una de las regiones con más atractivos ecoturísticos de la CDMX. Conoce un poco del sureste de la capital con nuestras recomendaciones.

10 lugares imperdibles en Tláhuac

1
Lago de los Reyes Aztecas en Tláhuac en la Ciudad de México
Qué hacer

Lago de los Reyes Aztecas

icon-location-pin Zona Metropolitana

En este oasis natural rodeado de ahuejotes encuentras desde garzas y patos hasta pelícanos. Recorrer los canales a bordo de una trajinera es uno de los paseos más románticos. Mientras avanzas por este espejo de agua que abarca aproximadamente 1.9 hectáreas, verás zonas de chinampas, algunas ya abandonadas, y en otras, cultivos de tule, que se usa para hacer sillas y techos. El lago de los Reyes Aztecas fue nombrado Patrimonio Cultural y Natural por parte de la UNESCO en 2004, ya que es uno de los pocos vestigios que queda de lo que fue el Valle de México durante la época prehispánica. De pronto te verás rodeado por una tranquilidad abrumadora que te conectará con la naturaleza en plena Ciudad de México, verás especies de aves como gallaretas, unos pequeños patos silvestres muy juguetones que corren sobre el agua, garzas e incluso pelícanos. Y si esto no es suficiente, te sorprenderá de fondo la majestuosidad del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl para una perfecta postal. A diferencia de Xochimilco, no encontrarás las estruendosas bocinas con música a todo volumen y el tráfico de trajineras que no pueden pasar. El recorrido en trajinera es más barato, cuesta $300 por hora de 1-10 personas, si son más, aumenta $50 pesos. Por cierto, tampoco hay trajineras-tienditas, así que prevé lo que llevarás para comer durante tu paseo. Cada año, para la celebración de Día de Muertos, se lleva cabo la representación de La llorona es una de las chinampas del 26 de octubre al 6 de noviembre.

2
Qué hacer, Caminatas y paseos

Bosque de Tláhuac

icon-location-pin Zona Metropolitana

Este bosque se ubica en el predio denominado La Draga, el cual fue construido en 1992 en la zona en la que se colocaron los escombros que dejó el terremoto de 1985. Actualmente es una opción para hacer actividades recreativas para las personas que viven al sureste de la Ciudad de México. Además de las áreas verdes con palapas y juegos infantiles, cuenta con la sala de artes Centenario de la Revolución, en la cual se presentan obras de teatro, funciones de danza y conferencias. También posee la pista de hielo Mujeres Ilustres y una alberca olímpica para practicar actividades acuáticas.

Advertising
3
Museo Regional Comunitario Cuitláhuac
Museos y centros culturales, Historia

Museo Regional Comunitario Cuitláhuac

icon-location-pin Zona Metropolitana

Fue en 1995 cuando Jesús Galindo, fundador del museo, encontró piezas prehispánicas dispersas en los ejidos de Tláhuac. Una vez recolectadas y validadas ante INAH, se dio apertura al Museo Regional Comunitario Cuitláhuac en 2002 en lo que era solamente una casa habitacional. Los principales atractivos del MRCC son los braseros ceremoniales dedicados a Tláloc (dios de la lluvia), Xolonen (diosa del maíz tierno), Chicomecóatl (diosa del sustento) y Tonacacíhuatl (dios del sustento); este apartado hace referencia a la religión del periodo posclásico tardío. Hay otro espacio dedicado a la vida cotidiana, en la que exhiben piezas donadas por la comunidad que se encontraron en excavaciones o el mismo campo: puntas de flecha de obsidiana y hueso, metates, vasijas y ajolotes. En el MRCC también cuentan con ceremonias de temazcal (puedes llamar para apartar lugar o llevar a un grupo de amigos), herbolaria y talleres. Este recinto es un claro ejemplo del anhelo por salvaguardar el patrimonio histórico bajo la curaduría de piezas invaluables.

Time Out dice
4
Faro Tláhuac, talleres y actividades gratis
Foto: Cortesía Faro Tláhuac
Arte

Faro Tláhuac

icon-location-pin San Francisco Tlaltenco

Dentro del Bosque de Tláhuac, cerca de un lago, se encuentra uno de los recintos culturales más ecológicos de la ciudad: el Faro Tláhuac. La sustentabilidad, las actividades artísticas y la equidad de género son temáticas recurrentes en los talleres que se ofrecen en este centro cultural. El ambiente del lugar está lleno de algarabía, hay personas que danzan en el aire, pulpos de serigrafía, un huerto urbano y hasta un temazcal. Con aproximadamente 40 actividades gratuitas y 1,300 alumnos trimestrales, este recinto forma parte de la red de Fábricas de Artes y Oficios. Se imparten talleres de diferentes disciplinas, como el de danza aérea, danza mexica, medicina tradicional mexicana, cerámica, cartonería, alebrijes y joyería.

Time Out dice
Advertising
5
Mercado Tláhuac, comida y productos locales
Qué hacer, Mercados y tianguis

Mercado Tláhuac

icon-location-pin Zona Metropolitana

Cada delegación tiene un punto gastronómico listo por ser descubierto, y el de Tláhuac está frente a la Parroquia de San Pedro Apóstol. Mercado Tláhuac es de fachada sencilla pero interior ajetreado, pasillos que se recorren entre flores y tlacoyos para evocar la esencia de estos lugares. Antes de que cante el gallo de las siete de la mañana, los locales ya tienen en sus mesas variedades de carne, fruta y verdura para deleitar a los marchantes. Imperdibles del Mercado Tláhuac Jugos y licuados de CaroDonde lo único caro es el nombre (así dicen ellos), en el local ocho. No te imaginarías que un antigripal sería tan fresco, la cura del malestar o el antojo con miel, fresa y piña. El agua de albahaca resulta una infusión aromática entre esta especia y el limón. Puedes hacer un postre sano pidiéndoles yogurt, o perderle miedo a las calorías e inclinarte por cualquier licuado con chocolate. $20. Antojitos de María TeresaSobre el pasillo de las flores está el puesto de la señora María Teresa, quien lleva más de 30 años agrupando gente alrededor sin siquiera contar con un letrero llamativo como indicador. Deja que la vista lo diga todo: una canasta con enchiladas tal y como deben ser: tortilla de maíz criollo que su familia cultiva, hecha rollito y servida con crema, queso y salsa verde. También están los tlacoyos verdes y rojos rellenos de frijol o requesón para comer ahí o llevar la docena. No pienses dos veces en traerte a casa los totopos para preparar chilaquiles.$20.

6
San Pedro Tláhuac
Alejandra Carbajal
Qué hacer, Caminatas y paseos

San Pedro Tláhuac

icon-location-pin Zona Metropolitana

Toma la nueva línea de Metro, la dorada, bájate en la última estación y ahí toma un microbús hasta el bonito San Pedro Tláhuac. De pronto estarás en un embarcadero mucho más padre, verde y barato que los de Xochimilco. Aunque si insistes con ir a Xochimilco, desde aquí podrías llegar en trajinera, sólo que el trayecto será tardado. Además, si en el embarcadero tomas un taxi hacia Chalco, atravesarás los célebres humedales, que a lo mejor dentro de algunos años ya no van a existir (y eso sería culpa de nuestra generación). Esta reserva de agua, de las pocas que le quedan a la ciudad, es un remanente muy interesante del sistema de lagos que caracterizó a esta parte del mundo durante milenios. Hay que ir, hay que cuidarlo.

Time Out dice
Advertising
7
Qué hacer

Templo y Ex Convento de San Andrés Apóstol

icon-location-pin San Andrés Mixquic

Con el proceso de evangelización que sufrió la Nueva España se crearon miles de iglesias y templos dentro de la Ciudad de México. En el caso de la zona suroeste de la ciudad, específicamente San Andrés Mixquic que significa “lugar de quien cuida el agua”, la orden de los agustinos fue la encargada de evangelizar. Los agustinos, congregación fundada en Roma, comenzaron la construcción del templo en 1533, pero por la escasez de recursos y mano de obra sólo se edificó una choza. La iglesia tal como la conocemos se terminó en 1600 y fue declarada monumento histórico en 1932. Mixquic es famoso por la celebración de Día de Muertos el 1 y 2 de noviembre. Todos los años, los habitantes visitan las tumbas de sus familiares en el cementerio de la iglesia y las decoran con flores de cempasúchil, veladoras y los platillos que le gustaban a los difuntos.

Time Out dice
8
La Playa, restaurante bar de Tlahuac por el embarcadero
Restaurantes, Mexicana

La Playa

icon-location-pin Zona Metropolitana

Es el vecino del embarcadero del Lago de los Reyes, un lugar dedicado a la comida prehispánica que además de tener una notable vista, ofrece más de 70 cervezas de todo el mundo. La Playa ha dado servicio por más de 40 años con un menú variado en entradas y platos fuertes trabajados bajo la esencia del auténtico restaurante bar. Entra al pequeño santuario de la chela artesanal, donde las etiquetas internacionales brillan gracias a unos foquitos y están acomodadas en una especie de altar. Alemania y Bélgica llevan la ventaja en número de opciones, pero nada le piden a una oatmeal stout lágrimas negras, además de que tienen su propia cerveza clara y obscura. Ya sea que te acomodes al interior del lugar, afuera junto a la fuente o en el área vip (terraza), ojea la carta sin mayor complicación y busca lo que el antojo dictamine. Hay carne, enchiladas, quesadillas y caldos; las especialidades que hacen guiño a la cocina prehispánica son los chinicuiles, escamoles, ahuautles y gusanos de maguey.

Time Out dice
Advertising
9
Qué hacer

Parque Ecoturístico Xalli

icon-location-pin Zona Metropolitana

Si vives al sureste de la Ciudad de México seguro conoces el Parque Ecoturístico Xalli, que desde hace 10 años ofrece espacios verdes y actividades para niños y adultos. Sus instalaciones cuentan con juegos para los pequeños como resbaladillas y volantines y una granja en la que puedes convivir con patos, gallinas, conejos y cuyos. Además hay una tirolesa de seis metros de altura, una casa del árbol, una pared para escalar y un arenero para niños. El uso de las palapas es gratis, pero se exige que deposites toda la basura en los contenedores de desperdicios y que apagues totalmente los asaderos para evitar incendios. El parque está abierto a todo público y las mascotas, bicicletas y pelotas son bienvenidas.

Time Out dice
Advertising