¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

Ilustración de persona entregando un servicio a domicilio
Foto: istockphoto

Mi vida en la CDMX: Repartidor de servicio a domicilio

Manuel Ayala es uno de los miles de repartidores que facilitan tu estancia en casa, al llevarte alimentos y medicamentos hasta la puerta de tu casa

Por Time Out México editores
Advertising

A pie, en bicicleta, en motocicleta o en auto. Los repartidores de los restaurantes con servicio a domicilio y de otras iniciativas diariamente suben a su medio de trasporte, que también es su herramienta principal de trabajo, para ganarse la vida.

Ahora que estamos en periodo de cuarentena, hay muchos trabajos que son las excepción y el servicio de delivering forma parte de esta lista. Miles de repartidores continúan sus rutinas en una ciudad que se ha ido apagando eventualmente. Entre ellos se encuentra Manuel Ayala, quien, como muchos otros, expone su salud para obtener su ingreso diario y ayudar a otras personas en la tarea de permanecer en casa.

Manuel es repartidor de comida desde hace seis meses, de su ingreso depende él y su mamá. Suele comenzar su ruta desde la Central de Abastos y generalmente se encuentra por la zona oriente, a veces termina en el centro de la Ciudad de México. Al día hace alrededor de 15 entregas en su motocicleta, en casi 10 horas de trabajo. Él, junto al moto club al que pertenece, ayudó en 2017 a trasladar víveres a quienes lo requerían, ahora, en la cuarentena, con su trabajo ayuda a muchas familias a quedarse en casa.


¿Qué medidas tomas en el trabajo a partir del brote de COVID 19?

Me lavo frecuentemente las manos y trato de usar cubrebocas y guantes. Todo eso va por nuestra cuenta porque la empresa no nos lo proporciona. Una medida que implementó la compañía es la opción de dejar la comida en la entrada para no tener contacto directo entre personas. Lo malo es que durante la cuarenta ha aumentado el trato poco amable de quienes piden comida por esta situación.


¿Tu carga de trabajo ha cambiado durante esta temporada?

Se mantiene igual, como siempre depende el día. A veces sí es una orden tras otra, pero en otras ocasiones regreso a donde comienzo para esperar junto a mis compañeros nuevos pedidos.


¿Tus compañeros de trabajo se han unido a la cuarentena?

Ninguno, todos seguimos trabajando como siempre.


¿Consideras que las vías de tránsito son más seguras para los motociclistas a partir de la disminución de carros?

No. A pesar de que la cantidad de carros ha disminuido, en especial por las tardes y en zonas céntricas, el riesgo sigue siendo el mismo. Muchos automovilistas aprovechan esto (el aislamiento de las personas) para evadir los semáforos o límites de velocidad. Apenas hoy un carro se me aventó en un cruce, cuando él tenía la luz roja, y por poco me pega. Lo malo es que no tengo seguro por parte del trabajo y día que no pague día que no gano dinero, aunque sea por cuestiones de salud.


¿Qué opinas sobre el movimiento que se dio sobre regalar comida a los repartidores?

No me ha tocado, pero a dos compañeros sí y me parece generoso de las personas que nos ayuden de esa manera, ya que la empresa nos ha quitado los multiplicadores. O sea, que el ingreso extra que teníamos se va. Lo que sí me ha pasado con más frecuencia es que nos den más propina, hasta 100 pesos, lo cual agradezco.


Te arriesgas cada día en tu trabajo para que a las personas les llegue su comida, sin que se deban exponer, ¿te consideras un héroe?

Pues un héroe no. Me gusta andar en moto y si con eso puedo aportar para que las personas se mantengan aislados para reducir el número de contagios, qué mejor. 

 

Recomendado: Desayuno a domicilio en la CDMX y Cerveza a domicilio en la CDMX

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising