El Samurai
Foto: Alejandra Carbajal

Los mejores restaurantes japoneses en el DF

Te damos las mejores opciones para disfrutar de la gastronomía nipona en la Ciudad de México

Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

Desde restaurantes asiáticos y tiendas en la barrio coreano, hasta celebraciones (como el Año Nuevo Chino), la cultura asiática se ha establecido en la vida cotidiana del DF. Como de la comida nace el amor, te invitamos a probar lo mejor de la gastronomía japonesa en la ciudad.

Restaurantes japoneses en la ciudad

  • 5 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Anzúres
  • precio 4 de 4

Masaharu Morimoto rompió con la alta cocina japonesa al modernizarla. Creó un concepto al tomar la esencia de los platillos tradicionales y combinarlos con ingredientes occidentales. Es uno de los chefs más importantes a nivel mundial, por eso, por ser el mejor en el programa Top Chef America y por haber sido el chef ejecutivo de Nobu. Su restaurante en la Ciudad de México se mantiene al mismo nivel que sus homónimos en Nueva York, Filadelfia y Waikiki. Dentro del menú destacan el Morimito sashimi (una torre de sashimi de toro sellado, salmón, anguila, atún y hamachi acompañada de cinco salsas), el rock shrimp tempura (tempura de camarón con kochujan picante y aioli de wasabi) y el spicy king crab (cangrejo de Alaska, aioli tobanjan, microcilantro y soya dulce). Hay una buena selección de sakes para acompañar la comida y deliciosos postres para terminarla.La simplicidad y elegancia de la decoración va de la mano con la perfección de cada platillo. El estilo es simplemente fuera de lo convencional, pareciera que todo está estrictamente colocado y seleccionado, no hay un solo error en la decoración, los espacios son amplios y dan cierta privacidad a cada una de las mesas. Techos de madera, pisos de mármol, toques sutiles de color y la estudiada entrada de luz son características de un lugar diseñado por Tadao Ando, uno de los arquitectos más reconocidos de Japón, quien forma parte del equipo de expertos del que se ha rodeado Masaharu para la construcción de sus restaurantes.

  • 5 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Del Valle
  • precio 2 de 4

Auténtico sabor de Japón es lo que ofrece el chef Genshin Oyakawa en su restaurante, y auténtico sabor es lo que uno se lleva en el estómago. Aunque en un primer encuentro la carta puede resultar confusa, basta dedicarle algunos minutos y tomar en cuenta que cada página ofrece una categoría específica de platillo y las variaciones de carne (res, pollo, pescado o mariscos) así como de verduras con los que puede prepararse. Un buen apetito encontrará sosiego con la comida completa o Teishoku, que incluye: misoshiru (sopa de soya con tofu y wakame), ensalada, sashimi, gohan (arroz al vapor) y platillo principal a elegir (sea con res, pollo, pescado o mariscos). También habrá disfrute en los Domburi, sendos tazones de arroz con diferentes tipos de carne cocinados con verdura y huevo, flanqueados por misoshiru y ensalada. Perfectas para compartir y disfrutar bocado a bocado son las cazuelas enlistadas bajo la categoría Nabemono: porciones de carne y verduras que se preparan en una pequeña estufa de gas sobre tu mesa; justo ahí se encuentra el famoso y abundante shabu-shabu. Mención aparte merece la barra comunitaria de sushi al centro de este acogedor lugar, a la cual puedes sentarte y ordenar una especialidad tras otra según te decidas, o a recomendación del propio Oyakawa. Otros encantos de sentarse aquí son contemplar cómo son cortados con maestría pescados y mariscos, y la hipnotizante colección de maneki neko –gatitos de la buena suerte– y daruma –representantes del fundador

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Polanco
  • precio 3 de 4

Un restaurante innovador en su arquitectura y diseño, reconocido por su refinada cocina japonesa y su concepto muy nice. Sólo un gallito (el logo del restaurante) te deja saber que esa puerta negra en Temísocles es el destino. Un hombre vestido de traje con un audífono manos libres susurra algo a su pequeño micrófono y te abre la puerta. Al entrar, lo primero que ves es esta impresionante estructura creada por el despacho mexicano Rojkind Arquitectos en conjunto con Esrawe Studio. Atravesar la puerta sientes que entraste al primer mundo. Hay diferentes espacios para sentarte, la terraza es excelente para un día soleado. Si el clima no lo permite –o no hay mesas disponibles– los salones de adentro también son buena opción. Uno de los espacios de la segunda planta está hecho de madera, con un alto jardín vertical y mesas sumergidas en el piso de forma que tienes que bajar un par de escalones para poder sentarte. Después del shock visual, viene el shock al paladar. El tazón de atún es una delicia: cubos de atún fresco marinado con pedazos de aguacate perfecto, sobre una ligera capa de alga y una cama de arroz blanco. Los sushi cakes como segundo plato también son altamente recomendados: pequeños rectángulos de arroz asado, al punto que se vuelven crujientes y sobre ellos camarón marinado, suave y fresco. Por si fuera poco este es uno de los pocos restaurantes en la ciudad que cuentan con hueva de erizo, mejor conocido como uni. De postre, pide helado mochi de frijol rojo, que so

Yamasan Ramen House
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Condesa

Si bien el ramen es una de las estrellas de la comida rápida japonesa, su preparación y combinaciones convierten a este platillo en toda una especialidad. En Yamasán, el menú ha sido pensado de la manera auténtica japonesa, gracias al chef Shinishiro Nagata, originario de Japón pero con corazón mexicano, por lo que los sabores, aunque auténticos, están perfectamente adecuados a los paladares locales. El lugar parece un auténtico sitio de ramen, un ambiente casual y familiar. Tienen una barra en donde puedes comer mientras ves al chef preparando platillos y dirigiendo la cocina.   Un tazón de sopa ramen es una compilación de sabores, desde la soya fermentada hasta jugosos cortes de carne, aves, pescado y especias orientales y aquí son expertos en ello. Tienes que probar el Yamasan Ramen, la especialidad. El caldo de este platillo, al igual que los otros, está preparado con ingredientes frescos como pescado, carne y verduras, con una selección adecuada por el chef. Luego, el fideo es artesanal y preparado todos los días por el restaurante con las recetas perfeccionadas durante años por el chef Nagata. Notarás la diferencia con otros ramen que hayas probado. Como entrada, te recomendamos el Kakuni, un pork belly con la salsa especial de la casa. Las porciones son grandes, no te quedarás con hambre si pides un tazón grande de ramen, pero también tienes la posibilidad de ordenar el chico y poder probar otras opciones del menú. El arroz siempre acompaña muy bien a la comida japones

Publicidad
Kyo Sushi-Ya
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Juárez 
  • precio 4 de 4

El nuevo restaurante del grupo Rokai-Kobayashi se aloja en el primer nivel de una casona porfiriana en la Juárez. Kyo Sushi-Ya atiende sólo con reservación y es un espacio tranquilo y minimalista, concebido para brindar una atención personalizada a los comensales. Consta de una barra de madera con trece asientos, donde puedes ver a sus tres chefs japoneses en acción; sus diestros movimientos al filetear pescado y moldear los nigiri o los rollos de estilo tradicional japonés –nada de queso crema ni chiles toreados– te mantendrán hipnotizado. El menú está basado en pescados y mariscos del día, exclusivamente omakase (selección del chef) en tres variantes: tamaño y variedad de las porciones, el número de piezas de nigiri y el precio, que va desde 480 y 580 hasta 750 pesos, sin incluir las bebidas. De tomar, hay cerveza Tempus y otras tres japonesas. La Echigo Premium es una delicia, pero a 220 pesos la botella está de pensarse; también hay sake, shochu y whisky nipón. Si amas los productos del mar y los precios no te asustan, el desfile de pequeños platos minuciosamente preparados ante tus ojos será una experiencia que te fascinará.

Izakaya Kura
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Roma
  • precio 2 de 4

En Japón, un izakaya es un lugar en donde puedes pedir comida y bebidas. Generalmente tienen mesas estilo occidental —es decir, las que nosotros usamos— y también salones privados con tatamis para que te sientes a comer en el piso. Normalmente, la onda de un izakaya es pedir al centro y compartir; así, los comensales pueden probar varias cosas. Y eso es Izakaya Kura, o Restaurante Kura, un lugar de cocina japonesa tradicional, pero con sus tropicalizaciones por aquí y por allá; una de ellas es que sí tienen los saloncitos privados, pero tienen mesas estilo occidental en vez de tatamis (si no estás acostumbrado a estar hincado en el piso, seguramente no podrás echarte una sobremesa larga; sobre todo si tienes más de 30 años). Cuando llegues a Kura, lo primero que te ofrecerán es un oshibori, una toallita caliente que sirve para limpiarte las manos. De ahí, te llevarán el menú. Como buen restaurante japonés, la carta es súper extensa, así que no dudes en pedir recomendaciones, aunque por mera curiosidad y para aumentar el bagaje cultural, sí te sugerimos que le des una leída. Aquí tienen una gran variedad de sashimis y sushis; son una súper opción para empezar y para que te des un quemón con la calidad y la frescura del pescado. Y si quieres dejarte consentir, pide el omakase de nigiris, en el que el chef te mandará un plato variadito con lo mejor del día. Si prefieres algo calientito, el imperdible es el ramen. Aquí tienen las opciones tradicionales de cerdo o camarón y tambié

Publicidad
Koku
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Cuauhtémoc
  • precio 3 de 4

No importa si eres purista de los sabores de la comida nipona, una vez que pruebas el taco de camarón tempura de Koku lo entiendes todo y relajas tus modos estrictos con la comida, porque a estas alturas no debe asustarte leer huitlacoche y teriyaki en la descripción de un mismo platillo. El chef Takeya Matsumoto te hablará en español mexicano y en japonés al mismo tiempo y con mucha fluidez a través de sus propuestas gastronómicas. Balboa Pizzería, en la Cuauhtémoc, ya tiene un hermano y resulta que es mitad japonés y mitad mexicano, de comida fusión. Es increíble el cuidado que pusieron en el diseño de interiores, alternando madera, cemento y plantas naturales, el toque urbano vivo y minimalista que ya no puede faltar en los restaurantes orientales, y que en este caso, resultó en una ambientación que puede ser cómoda y casera, o elegante y casi formal, según lo que necesites. La terraza –cerrada y techada– es un acierto más de Koku, es donde te recomiendo que pidas una mesa porque de día se ilumina plenamente al sol y de noche es cálida a la luz de las velas, una pared con ladrillo expuesto, otra que simula las aguas del mar y un par de árboles le dan personalidad, respetando el estilo decorativo del resto de los espacios. Cuando ves que hay japoneses en un restaurante que sirve su estilo de comida sabes que algo están haciendo bien en la cocina; pude ver platos surtidos y frescos de sashimi, sopas miso, rollos de sushi coloridos, arroces y tantas más texturas y aromas. Com

Makoto
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Polanco
  • precio 4 de 4

El chef Makoto Okuwa es japonés de nacimiento, familiarizado con las técnicas del sushi desde los 15 años. Se entrenó con Masahuru Morimoto, uno de los Iron Chef originales. En 2011 Makoto abrió la primera sede en Miami, y fiel a su herencia, logró el suficiente éxito para expandirse a Panamá en 2016. Este año llega a México y planea llegar a Brasil en 2018. Mientras que el ambiente sobrio y refinado te da una tranquilidad especial, el menú te abre los ojos a lo diverso. Con entradas frías y calientes, ensaladas, arroz, robata, nigiri, maki, y para el conocedor de gastronomía nipona, carne Wagyu o 12 sashimi de pescados importados, que con un presupuesto despreocupado te dará un verdadero deleite. Elegir qué comer es difícil, la ventaja es que nada decepciona, sobre todo si te atreves al sushi tradicional, al que debes colocar una lámina de jengibre antes de humedecer en soya. Esto despierta los aromas y los hace más agradables. Cada plato viene con 10 piezas generosas; los incuestionables son anguila y camarón. El primero de sabor muy potente y salino, bañado en salsa con más anguila, y a pesar de la intensidad, en ningún momento pierdes de vista el sabor del arroz. En el de camarón lo que destaca es la textura crocante. Entre el capitán de meseros y los chefs en turno se aseguran que las mesas tengan una buena experiencia. Lo grato es que tengamos en la CDMX otro restaurante de técnicas de alta cocina japonesa.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Lomas de Chapultepec
  • precio 4 de 4

A diferencia de Tori Tori, de la misma familia, Kumoto es un lugar más exclusivo, íntimo y con comida japonesa llevada al siguiente nivel. Es un restaurante adecuado a Lomas de Chapultepec, su elegancia se viste de muebles de madera y luces suaves; en él se respira un ambiente privado y distintivo. Después las 6pm está el omakase a cargo de un chef invitado que cambia cada tres meses. Aunque la tradición en Japón es que no te enteres de lo que probarás, aquí en la carta te dan una idea. Me dejé sorprender por el chef Yosuke Nishimura quien comenzó por mandar dos pedazos de tofu, uno de ajonjolí y otro de elote (más suave y ligero que el primero), luego cerdo cocido en salsa de soya, sake y jengibre. El segundo flato fue una ensalada de papaya verde, picosa y con su sabor un poco amargo. El tercer platillo fue la pesca del día, el clásico sashimi de atún y almeja acompañado de salsa de soya hecha en casa. Para el cuarto platillo llegó un aguacate caliente con queso manchego envuelto en tocino. El aguacate a esa temperatura logró una textura pomada que se contrastó con el tocino crujiente. Después siguió un pescado blanco en salsa de más pescado, con textura suave y muy jugoso. Le siguió un róbalo asado con rodajas de jitomate y berenjena, con una cocción excelente, aunque si no dominas la técnica de los palillos posiblemente te sea difícil alcanzar la berenjena. Por último, probé el tempura de anguila, crujiente y suave a la vez; también un rollo de atún y fideo de matcha, frí

OKU
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Lomas de Chapultepec

En la CDMX hay muchos lugares para comer comida japonesa, pero no todos valen el precio. Oku, un nuevo restaurante en Prado Sur, tiene muy claro lo que ofrece y por el trato que tienen, te hacen sentir especial. Llegué 2:05pm (10 minutos después de que abrieran) y el lugar ya tenía la mitad de las mesas ocupadas, una señal que algo bueno está pasando ahí dentro. La barra de sushi está a la entrada y puedes ver como lo preparan desde casi desde todas las mesas. Todo es de madera y la luz es cálida, además tienen una terraza para estar más cómodos. Para comenzar pedí una cerveza japonesa (tienen varias marcas) pedí una clara y su sabor es muy ligero, combinó bastante bien con todos mis platillos. Primero pedí dos nigiris (base de arroz con un trozo de pescado encima), huachinango limón con huachinango, salsa picante y imón, es súper fresco y te limpia el paladar por si pediste algo antes. Te recomiendan siempre comerlo primero. Después probé el nigiri trufa rib eye, el sabor es impecable, no tiene mucho aceite de trufa por lo que no opaca ningún otro sabor y aun así se siente, sin duda, es uno de mis favoritos. Pedí el maki tuna crunchy truffle; aguacate, atún y aceite de trufa, el maki también trae una parte crujiente que mejora la textura. Así solo es muy rico por el aceite, pero si aún lo quieres bañar en soya, ten cuidado porque la que tienen es natural, por ende, es salada en combinación con el aceite, se vuelve muy salado. Los rollos traen de 6 a 8 piezas y no son tan gra

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad