Foto: Jordana Btp

Restaurantes y cafés en la Narvarte

Las mejores opciones de esta colonia de la CDMX para saciar tu hambre

Publicidad

La colonia Narvarte junto con la Nápoles y Del Valle son las vecinas con opciones imprescindibles para pasar un divertido momento junto con amigos, familia o pareja. Al estar conectadas, cada una ofrece tesoros inigualables. Encontrarás desde las mejores panaderías en la Narvarte para que devores el mejor pan artesanal y los mejores tacos al pastor de la Narvarte para bajar las copas que bebas en los mejores bares y cantinas en la Narvarte

La oferta gaastronómica no se queda atrás. Ya sea que tengas ganas de una comida completa o un rico café para acompañar la plática, este barrio tiene lo que buscas. 

Recomendado: Los 50 mejores restaurantes en la CDMX.

María Fortunata
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Pastelerías y reposterías
  • Narvarte

Sin duda la Narvarte es una de las colonias que resguarda grandes joyas para darle gusto a esos antojos dulces, y una de ellas es María Fortunata, un increíble taller de postres con un toque girly y sofisticado que los sorprenderá con cada una de las creaciones de Marisol Martínez, una repostera apasionada por el mundo del chocolate que decidió darle vida a sus sueños tomando como inspiración a su abuela -o su nonna, como le llaman en su familia-. Lo que me encanta de este lugar es que desde que entras percibes una vibra muy relajada que invita a darle rienda suelta al antojo; puedes pasar por algún postrecito de la vitrina, disfrutar de un reconfortante chocolate caliente con lavanda o encargar un increíble pastel para esa ocasión especial. Su carta es dulce, deliciosa y cambiante (hay sabores de temporada para que no te aburras), podrás encontrar una gran variedad de postres individuales, pasteles, galletas, panqués, bombones, y buenas opciones de bebidas como chocolate de mesa con diferentes toques de sabor, la barra de cafés, matcha, golden milk, chai y limonadas. Las delicias que se robaron mi corazón y que son un verdadero must to eat en María Frotunata, son el eclair de maracuyá, el cheesecake de cabra con frutos rojos y la paleta de avellanas; ¡qué agasajo disfrutarlos con un latte tradicional o de lavanda! si son fans del chocolate tanto como yo, les recomiendo apapacharse con el chocolate caliente 65% cacao con cardamomo y una galleta de plátano con nutella: amarán

Almanegra Café
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Narvarte

La tercera ola del café es el movimiento que, desde la década pasada, ha centrado la atención de los baristas a la autenticidad. Dejan de lado la rapidez para servirte una buena taza de café. Por eso, últimamente se han popularizado métodos de extracción que, en este siglo, sólo se podrían definir como “wireless” y que ponen como prioridad el sabor del café, sin disfraces de caramelo o pumpkin spice. Cansados de que los locales de la tercera ola fueran exclusivos de algunas zonas de la ciudad, las mentes detrás de Alma Negra decidieron abrir una barra de café en la Narvarte, con baristas que saben preparar el grano traído desde Oaxaca y aprenderse tu nombre (que ya es bastante). Además, son grandes nerds del café, con la disposición de explicar y guiar tus necesidades de sabor, cafeína y antojo. Su carta se diferencia por omitir cappuccinos, lattes y macchiatos, para sustituirlos por métodos de extracción manual, con la opción de agregar una, dos o tres partes de leche. En la primera visita, es recomendable ordenar el culto al café, que incluye tres bebidas (por el mismo precio que el vaso venti) para probar de todo. La liturgia inicia con un método de extracción por goteo –frío o caliente— de las que sugiero la primera: el cold brew. Se prepara en casa mientras gotea lentamente durante toda la noche. Por lo tanto, tiene más cafeína que un espresso, un gran aroma y la dulzura suficiente. El segundo acto es el gibraltar, similar a un espresso cortado. Creada en San Francisco,

Publicidad
Salem Witch Coffee & Store
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Narvarte
  • precio 1 de 4

Ver cruzar un gato negro no siempre trae mala suerte. Si sigues uno, probablemente te llevará a la intersección de la Diagonal San Antonio, La Quemada y La Quebrada, una rima que forma una curiosa isla donde sólo hay una casa de tres pisos, que resalta por su color morado. El tono que abunda en noche de brujas delata un poco lo que hay al interior de la casona: Salem Witch Store & Coffee, donde la magia tiene sabor y olor.Más allá de mujeres con verrugas en la nariz y sombrero alto batiendo el caldero, el lugar advierte que la palabra “bruja” en realidad significa "mujer sabia". Es en honor a ellas que se creó el café. Sus interesantes pociones y platillos se despliegan en una carta escrita a modo de cuento pop up, una verdadera obra de arte. Es fácil perderse en las ilustraciones que crearon estrictamente con referencia a sus platillos y bebidas.Comienza probando una de sus especialidades, que son bebidas que puedes pedir calientes, frías o como frappé, acompañadas de café o vírgenes. Te recomendamos un strega, (un chocolate con menta), o el dragon chai (un té chai muy especiado con un topping de café).Aquí, conjurar los hechizos de cajón, como hocus pocus o abracadabra, resulta en frappés de algodón de azúcar y chicle, respectivamente. Son bebidas atractivas para los niños, a quienes seguramente les cautivará la temática del lugar ya que no cae en lo siniestro.La carta de comida trae una gran variedad de ensaladas, crepas, wraps y chapatas, pero para hechizar el hambre pide

Pan de Nube
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Narvarte

Hace unos días andaba en la frontera entre la Narvarte y la Del Valle al Sur, sobre Diagonal de San Antonio, y traía un malévolo ataque de antojo; de esos que te obligan a morder el brazo del que va a tu lado con tal de saciar ese antojo de pan y café. Pero para fortuna de los que caminaban a mi lado Pan de Nube se cruzó en mi camino; además el cielo ennegrecido presagiaba una intensa tormenta, lo que me estimulaba aún más a detenerme por ahí. Como era de esperarse, frente a la vitrina de cristal había varias personas pidiendo sus piezas de pan cual abejas pegadas al panal. Este es el lugar ideal para empezar de buenas tu jornada, para que te apapachen, para reconfortarte cuando el día ha salido distinto a lo que esperabas. Pan de Nube es un sitio donde te reúnes con amigos para olvidarte del trajín de esta ciudad, un espacio tan íntimo incluso para ir en pareja, con la compañía de un buen libro, o simplemente para sentarte a reflexionar mientras tu paladar hace el resto con las maravillas que esta panadería ofrece desde hace seis años.   Para sorpresa mía, Lluvia, la dueña de Pan de Nube, acaba de incluir nuevas variedades de pan en la carta, así que no pude resistirme a probarlas. Ni supe por cual comenzar: después de probarlas (casi) todas intenté establecer, a mi parecer, cuál fue la mejor, pero fue imposible. El cubilete hecho con masa de hojaldre con glasé de matcha es crujiente y el sabor de esta hierba está increíblemente presente y balanceado; creí que se perdería el

Publicidad
Pizza Local
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Pizza
  • Narvarte
  • precio 1 de 4

Pensar en saludable y pizza al mismo tiempo parece incoherente, pero es sólo un problema de percepción. La comida hecha con ingredientes orgánicos nos motiva a adquirir hábitos de consumo más saludables, luego incentivar el apoyo a productores locales a través del comercio justo. Estas son las promesas de calidad y sabor que Pizza Local ofrece a sus clientes con su cocina italoamericana. Establecidos en lo que fue una casa de época, con ventanas que llevan decoraciones pesadas que sobresalen porque su color es más llamativo que el de la fachada, con techos altos, espacios amplios y un pequeño patio. Por dentro hay mesitas de madera, ideales para grupos grandes, que se esparcen por las diferentes habitaciones de la casa. Es un ambiente fresco con colores pastel y cuadros que adornan las paredes. Al fondo hay una terraza que se presta para comer relajado y pedir una bebida refrescante, como la soda de limón endulzada con miel de abeja y mucho hielo. El menú no es nada complicado. De martes a jueves tienen los paquetes locales, el individual es una ensalada de la casa, pasta con albóndigas, vaso de agua del día y un postre, el paquete pareja te cambia la pasta por media pizza. Comencé con la ensalada de la casa que enamora a la vista con hojas de lechuga mezcladas con trozos de pepino persa, jitomate cherry y champiñones, con una vinagreta intensa que envuelve a todos los ingredientes. De las entradas también recomiendo los champiñones rellenos de verduras salteadas, salchicha i

Paraíso Social
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Narvarte
  • precio 1 de 4

Existe una genealogía en el reino de los amantes del café. Hay quienes gozan libidinosos el acto solitario de beber una taza, otros prefieren usar la bebida como un bálsamo para entablar una charla, y habemos otros que, aspiramos a que el lugar donde lo bebemos sea tan idílico como el propio brebaje. Para los últimos, Paraíso Social cumple las expectativas. Una cafetería a la que no le queda grande el nombre. A los invitados los acoge un espacio cuya decoración evoca a un café de San Telmo, Argentina: una cabeza azul de cerámica que sirve de maceta, títeres de Gepeto y Pinocho, aldabas de manitas de cobre, lámparas de colores y numerosas bandejas llenas de amor en forma de pan, como alfajores de dulce de leche, cheesecakes con frambuesas, moras y brownies rellenos de chocolate. ¡Lujuria instantánea en el paraíso! Para los paladares salados, no faltan las tortillas españolas, los bagels, la pizza fugazzeta (mozzarela, cebolla y queso); e incluso, los pasteles hechos a pedido para ocasiones especiales. Las creaciones son autoría del amasado de Karina Senés, una chocolatier argentina que montó este café que aunque pequeño, cuenta con su propio horno y cocina del que todos los días emanan postres distintos que adornan su barra. De ahí que no haya una carta específica, sino una suculenta variedad que cambia todos los días. Quizás, sus únicos pecados son que no hay más que jugos procesados para acompañar los bocadillos salados y que la variedad de postres

Publicidad
Bacon Bar
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Hamburguesas
  • Narvarte
  • precio 3 de 4

Si eres amante furtivo del tocino, encontramos el lugar perfecto: Bacon Bar. Este restaurante cuyo ingrediente principal es el tocino, abrió desde 2016; tuvieron que cerrar por un tiempo, pero ya están de vuelta desde hace casi dos meses para seguir deleitándonos en la colonia Narvarte. Aquí el límite lo pondrá tú estómago porque con solo ver el tamaño te llenarás. Hay de dos elecciones: hamburguesas o sándwiches, así de sencillo pero cumplidor. También encontrarás cervezas artesanales, nacionales e internacionales, pues Bacon Bar igual funciona como tap room. Hablando del lugar, les diré que a simple vista parece un poco descuidado, pero creo que la música hace que tenga buen ambiente. Como no tienen el nombre afuera es fácil perderse, pasarlo de largo y pensar que no se encuentra ahí. Pero hablemos de la delicia que me hizo llegar ahí: sus hamburguesas. Son exquisitas, desde el pan, la carne y las papas. Nada sabe procesado porque las papas y el tocino son hechos en casa. Me decidí por la Boss Burguer y de verdad que me dejó encantada con el sabor del tocino y la carne: jugoso y doradito, con queso derretido y salsa honey sriracha. Por recomendación la acompañé de una imperial peanut stout. No sabía que la cerveza sabor cacahuate existía, no fue mi favorita pero se acompañó muy bien con la hamburguesa. De postre pedí the great golden bread, elaborado con pan brioche artesanal, plátano, Nutella, tocino, todo empanizado con cereal y bañado en miel de maple. Soy una persona qu

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Narvarte

Es comida casera y callejera pero vegana. Encontrarás especialidades semanales y mensuales, como una sopa de frijoles negros con fideos y chipotle; con cebolla y cilantro. Si ya te dio hambre, espera a que te contemos lo demás que probamos. Todos los tacos están hechos a base de soya, setas y gluten de trigo. Ármate un clásico de pastor con arrachera, un campechanito debidamente acompañado de limón y salsa. Si te animas, pide uno de lengua (sí, también es vegano), o un alambrote, que incluye todo lo anterior sobre cinco tortillas. Si pides algo con queso hazlo con seguridad, está hecho de papa y queso. Si vas en jueves, viernes o sábado, pide unos güercos. Son unos frijoles charros que con medio aguacate encima te llevarán a la gloria.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Narvarte

Imagínate esta delicia: comerte el arroz que se quedó pegado a la paellera luego de que ésta estuvo calientita por horas. El resultado es una capa de arroz tostado, crujiente y, cuando se hace bien, que no sabe a quemado (¿será el equivalente valenciano a los tacos de cochinada?). Y en honor a esta absoluta delicia es que existe Socarrat Arrocería, el lugar de cocina española en la Narvarte. Te súper recomendamos ir a Socarrat en jueves, sábado o domingo, porque es cuando hacen paella. Pero acá no la hacen al estilo defeño; es la auténtica española, más roja que amarilla y con un franco sabor a mariscos frescos. Además hacen paella vegetariana bajo pedido. También tienen las súper españolas tapas, raciones y croquetas (otro imperdible). Y si la comida rifa, el mood rifa mucho más: el lugar es informal, con mesas en la banqueta, en plena Narvarte. Así que comer comida española auténtica de una calidad increíble, acompañada de unas cañas y unos tintos, sin dejar empeñados los riñones, es posible. Si no has ido a Socarrat, deja todo lo que estás haciendo, y corre para allá. Una experiencia deliciosa, honesta y bien hecha. Lo malo: cuando salgas de ahí, no vas a querer otra cosa que no sea comprar tu vuelo a Valencia. Te recomendamos: Contracorriente

El Maquech Púrpura
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Narvarte
  • precio 1 de 4

Empezó con un puesto callejero y su éxito los llevó a un local en la glorieta de Vértiz que poco a poco se expandió a los cuatro de al lado. Para como van, en diez años su reinado se apoderará de toda la cuadra, pues los fines de semana –cuando hay sopa de lima— está hasta reventar. Esta fondita es una historia de triunfos. Sus manitas de cerdo son laureadas de boca en boca, pero, para cambiarle, yo recomiendo probar sus tacos de relleno negro (también conocido como chilmole). Un guisado diferente en texturas, colores y sabores. Granuloso, de color negro debido a los chiles tatemados con los que se hace la mezcla, carne de pavo y de cerdo y huevo cocido. Cada taquito vale 17 pesos y tienen el tamaño perfecto para probar muchas cosas más, como los panuchos de cochinita o los codzitos –flautas rellenas de carne deshebrada de res y bañada en salsa de jitomate con queso cotija. Su crema de habanero es deleitosamente incendiaria, pero nada que una cerveza o un agua de horchata no ayude a extinguir. Si vas con mucha gente, conviene ordenar por kilo para comer ahí o para llevar. Lo mejor: puedes pedir para banquetes a domicilio y armar un festín yucateco donde quieras.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad