La Divina Crepa
Foto: Alejandra Carbajal

Crepas en la CDMX

No tienes que viajar a París para encontrar esta delicia francesa

Publicidad

En la Roma, la Condesa y hasta Tlatelolco, celebra cada 2 de ferbrero la Chandeleur (fiesta de la Candelaria francesa) con este platillo estrella de la cocina francesa en la Ciudad de México.

Lugares para comer crepas en la Ciudad de México

  • Pastelerías y reposterías
  • Roma
  • precio 1 de 4
  • 5 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out

Si te tocan sus crepas de trigo sarraceno, considérate afortunado/a. Si buscas algo más dulce, digamos, después de la comida, entonces te conviene pasar un rato frente a la vitrina de los pasteles: bavaresa de pera cocida en almíbar de frambuesas, tartas de frutas con almendras, pastel de manzana, chocolate en varias versiones y otras delicias dignas de María Antonieta.

  • Bistros
  • Condesa
  • precio 3 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Crêperie de la Paix
Crêperie de la Paix

Su nombre lo dice. En una esquina de la concurrida Michoacán, en la Condesa, se encuentra una de las dos sucursales de la Crêperie de la Paix, un pequeño bistrot con un ambiente tranquilo y bohemio ideal para platicar, y tomar una copa de vino. Para comenzar, te recomendamos una crepa salada. Si eres amante de los quesos, no te pierdas la crêpe supreme aux trois fromages, una combinación de queso gruyère, mozzarella y gouda que te dejará salivando.

Publicidad
  • Tlatelolco
  • precio 1 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
El Pato con Sombrero
El Pato con Sombrero

Perdiéndose y encontrándose es como se llega al Pato con Sombrero, una curiosa cafetería localizada en la planta baja del edificio Ignacio Ramírez, pasando un huerto urbano. Es fácil dejarte llevar por los nombres de libro de cuento de sus especialidades, como la teterita para echar el chisme (lástima que el té que sirven en sus teteras tan cute sea de bolsita), o por sus crepas abundantes en queso.

  • Cafés
  • Santa Catarina
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out

 

Aquí son tostadores de todo el café que sirven y además tienen la consigna de trabajar solo con productores mexicanos y mediante comercio justo. Entre sus opciones de café, para mí el ganador es el flat white porque la cremosidad no resta protagonismo al intenso sabor del café.  La carta de alimentos es sencilla pero se precian de usar muchos insumos orgánicos y tiene una vena franco-mexicana representada por las crepas (galettes) o el toast con queso camembert con jamón curado, nuez y pepinillos; al que no puedo dejar de alabar para el desayuno es al quiche de huitlacoche, y eso que no me considero una fanática del hongo. Según el día, también puedes encontrar de rajas, champiñones o espinacas. 

 

Publicidad
  • Pastelerías
  • Polanco
  • precio 1 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out

¿Sus especialidades? El espresso y el cappuccino italiano. El lugar es poco pretencioso, por no decir simplón: mesitas circulares, sillas de madera, paredes blancas. Además de café, la carta cuenta con smoothies, tés, ensaladas, crepas, sándwiches, panes y pasteles que parecen derretirse en tu boca. 

  • Pastelerías y reposterías
  • Juárez 
  • precio 2 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Maison Kayser
Maison Kayser

Éric Kayser sabe muy bien dos cosas: hacer negocios y panes. La suma de sus talentos se revela en su emporio global de panaderías, de París a Senegal, pasando por Nueva York, Singapur y ahora, México. Como cuarta generación de panaderos en su familia, Kayser respeta la tradición francesa, pero también ofrece creaciones propias y adaptaciones para cada país; un ejemplo son sus paquetes con crepas saladas. También ofrece los mejores éclairs de la ciudad (prueba el de chocolate), excelentes chocolatines y financiers para enamorarse por siempre. Milagros de levadura.

 

Publicidad
  • Cafés
  • Narvarte
  • precio 1 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Salem Witch Coffee & Store
Salem Witch Coffee & Store

Es en honor a las brujas que se creó este café. Sus interesantes pociones y platillos se despliegan en una carta escrita a modo de cuento pop up, una verdadera obra de arte. La carta de comida trae una gran variedad de ensaladas, crepas, wraps y chapatas. 

Recomendado
    También te puede gustar
    También te puede gustar
    Publicidad