10 restaurantes para dar el anillo

Estos restaurantes tienen la atmósfera perfecta para pedirle matrimonio a esa persona que amas, tú eliges el concepto

Foto: Alejandra Carbajal

Pedirle a esa persona especial que pase el resto de su vida contigo no es cualquier acción, asegúrate de hacerlo en el entorno perfecto. Te queremos ayudar a tomar esa decisión con estas 10 propuestas de restaurantes en la CDMX en donde sabemos que ambos pasarán momentos muy agradables, y sobre todo, románticos. Échale ojo a las cenas románticas, los bares para una primera cita y los restaurantes para iniciar o terminar con la pareja.   

Top 10. Restaurantes para el amor

1
Blanco Colima
1/10

Blanco Colima

4 de 5 estrellas

El blanco denota limpieza, pureza, belleza y elegancia; en la búsqueda por expandir la experiencia gastronómica, Blanco Colima genera sensorialidad que evoluciona en esa línea. Sus espacios arquitectónicos con mármol, piedra, mosaicos en blanco y negro, vitrales coloridos, relieves decorativos y detalles barrocos, aterrizan el placer de un espacio visualmente estético en una promesa de alta cocina.

Leer más
Roma
2
Sartoria
2/10

Sartoria

4 de 5 estrellas
Recomendado

Es el lugar donde la pasta hecha a mano reina. Basta con decir que el chef Marco Carboni —de Módena, al norte de Italia— ha trabajado en restaurantes como Osteria Francescana (tres estrellas Michelin) del chef Massimo Bottura, y Alkimia, del chef Jordi Vilà. Los platillos que sirve en la Roma a las orillas de la Plaza Río de Janeiro, son recetas tradicionales de distintas regiones de Italia y con algunos toques creativos. Pide lugar en la terraza.

Leer más
Roma
3
Eloise
3/10

Eloise

4 de 5 estrellas
Recomendado

Calado en un ceremonioso arco de piedra y vidrio, un chic y acaramelado exterior, se reafirma adentro con una decoración moderna pero inspirada en la casita de muñecas de la princesa de Mónaco. Morados, verdes, texturas de pieles, metal y muebles vintage. En los entrantes sobresalen los espárragos trufados con queso parmesano, una fresca tártara de atún con mango y crème brûlée de foie gras, un manjar de la casa que ha ganado fama.

Leer más
Zona Metropolitana
4
Huset
4/10

Huset

3 de 5 estrellas

Huset significa "hogar" en sueco, pero este nuevo restaurante no sirve comida nórdica, sino platos con aires campiranos. El horno de leña es el protagonista, tal y como lo soñaba el chef Maycoll Calderón, quien se asoció con el empresario y diseñador Walter Meyenberg (Paprika y Sesame), luego de tres exitosos años como chef ejecutivo del J&G Grill. Es un espacio que tiene magia: espacioso, relajado, con murales de Seher One, techo translúcido y suelo de grava, mucha madera y guirnaldas de luces en la noche. Es plenamente urbano y a la vez te transporta fuera de la ciudad.

Leer más
Roma
5
San Ángel Inn
5/10

San Ángel Inn

3 de 5 estrellas

Quizá deberíamos advertir al lector: a este lugar acuden políticos y personajes que vieron su mejor vida en los años setenta. También vienen los turistas que buscan a Frida Kahlo. Este espacio es una atracción turística en sí misma: ex monasterio, ex hacienda colonial, ex hotel, ex espacio universitario (aquí estuvo parte de la primera Ibero) y finalmente, restaurante… un escenario por el que ha pasado todo aquel personaje que ha tenido algo de relevante en la historia mexicana del siglo XX, por lo menos. Además está en una de las zonas más hermosas de la ciudad y la comida que ofrece ha logrado respaldar una larga trayectoria y satisfacer durante décadas a una clientela que es de suyo muy exigente.

Leer más
San Ángel
6
La Vie en Rose
6/10

La Vie en Rose

4 de 5 estrellas

Un bistró francés de principios del siglo XX, iluminado por la luz tenue de las velas, ilustraciones de Toulouse-Lautrec y uno que otro adorno rococó dispuesto al azar. La Vie en Rose destila intimidad y confidencia, por lo que no extraña que en todas las mesas haya grupos de amigos sumergidos en la plática. Céline, la dueña de origen francés, recorre el salón para asegurarse de que los comensales se sientan como en la sala de su casa. El ambiente despierta los sentidos y nos seducen los olores que se desprenden de la cocina.

Leer más
Cuauhtémoc
7
La Casa de las Sirenas
Cecilia Villaverde
7/10

La Casa de las Sirenas

3 de 5 estrellas

Un edificio del año 1750 que desde hace siglos –literalmente: cientos de años– es conocido por las figuras de sirenas que rematan su fachada, y que desde mediados de la década antepasada sirve como restaurante y bar para días festivos. Los interiores tienen ese gusto atemporal de los muebles viejos, de las maderas centenarias. En la terraza hay una muy bonita vista de la parte posterior de Catedral y del Templo Mayor. 

Leer más
Cuauhtémoc
8
Le Petit Resto
8/10

Le Petit Resto

4 de 5 estrellas
Recomendado

Es una casa pintoresca que prepara lo más tradicional de la cocina de Francia. Con el hervor esporádico de las salsas, mantequilla, harina, quesos y hierbas frescas, el chef Jean-Louis Raffier lidera las estufas y ha logrado crear un espacio que es territorio francés. Las paredes en madera, del mismo color del parquet encerado del piso, lámparas y candelabros que relucen tenuemente y reflejos de la cristalería sobre manteles largos; no se puede poner más romántico que eso y queda claro que si en un lugar del mundo saben poner la mesa, es en Francia. La comida sabe diferente cuando concierta con la ambientación, adquiere una sazón particular y como si estuvieras en un bistro en alguna esquina de Paris.

Leer más
Ciudad de los deportes
9
Elago
Octavio Cárdenas
9/10

Elago

2 de 5 estrellas

Se encuentra a un costado del lago mayor de Chapultepec, por lo que desde su ubicación propicia una atmósfera de deleite visual/paladar.  El lugar es un poco formal; sin embargo, el ambiente es relajado y muy disfrutable. La carta ofrece variadas opciones, desde ensaladas, pastas y sopas hasta aves, carnes y mariscos, todos coquetamente presentados.

Leer más
Miguel Hidalgo
10
El Cardenal
Roberto Beltrán
10/10

El Cardenal

4 de 5 estrellas
Recomendado

El Cardenal es un auténtico clásico desde hace 43 años, cuando abrió sus puertas en las calles de Moneda y Seminario, para finalmente alojarse en un edificio porfiriano, cuyos cuatro salones cuentan con techos altos y columnas de cantera. Aunque su propósito es mantener los procesos tradicionales de la cocina mexicana (como preparar el nixtamal para elaborar tortillas u hornear el pan en casa) con una carta que busca "evocar la provincia mexicana", el menú cuenta con platillos atípicos, como son las exquisitas albóndigas de salmón o las láminas de atún sellado, delicias del mar hasta hace poco ajenas a la mesa mexicana. Para comprobar la autenticidad de sus procesos artesanales, vale la pena probar sus desayunos, pues ello equivale a recorrer el bajío con el paladar.

Leer más
Cuauhtémoc

Comentarios

0 comments