Tierra Adentro, fonda fina en la Portales Sur
Foto: Alejandra Carbajal

Restaurantes y cafés en la Portales

Una de las colonias más antiguas en la CDMX tiene ofertas caseras y hogareñas de comida y café

Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

La colonia Portales ha ido quitándole el refleclor a colonias más populares como la Roma-Condesa o la Del Valle. Su creciente variedad de ofertas la hizo elegible como una de las mejores colonias de la CDMX para vivir. Y no sólo eso sino que también tiene imperdibles lugares para escuchar música en la Portales

Buscar lugares para comer que sean amables con el bolsillo es tarea sencilla en una de las colonias de mayor oferta gastronómica casera en la CDMX. Una de las primeras paradas es el famoso Mercado Portales, inaugurado hace más de 60 años, en donde además de comida deliciosa y tradicional encontrarás todo lo necesario para preparar tus propios platillos. 

Si no aguantas hasta llegar a casa para comer, checa la lista que preparamos para ti. 

 Recomendado: Los 50 mejores restaurantes en la CDMX

Cafés y restaurantes en la Portales

Tierra Adentro
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mexicana
  • Portales

Comida que sabe a artesanía, aquella que proviene de recetarios milenarios que dan identidad a la gastronomía tan rica y versátil de México. Tierra Adentro dio raíces a una cocina que enaltece estos factores con un menú de desayunos y comidas dentro de la tranquila calle de Nevado, en la Portales. Este proyecto se gestó en cocina y mente de los chefs Mane Rivera y Aldo Saavedra; ambos iniciaron con Ruta Alma, un proyecto sobre las travesías gastronómicas por México del que Tierra Adentro fue descendiente. En el interior predominan el adobe y la madera con la que elaboraron sus propias mesas; el folclor se asoma con decoraciones como una máscara de la danza de los negritos, traída de Michoacán, mientras que la loza es de Españita, Tlaxcala. A la hora de la comida están presentes diferentes estados de la República, tiempo en el que por $150 hay entrada, plato fuerte y postre. El inicio se repartió en esquites tiernos cuyo twist fue la mayonesa de cascabel, enmantequillados con ganas pero sin sentirse arrebatados. La tostada de coachala es un guiso espeso de masa y carne de pollo que se funde con sintonía en el paladar gracias al chile chilacate, opción originaria de Jalisco. Desde Poza Rica, Veracruz, el chileajo con costilla de res llegó bañado en salsa de chile guajillo, cuyo sutil picor roza cada lado de la suave proteína. Otro fuerte para taquear es el chamorro en adobo de siete chiles, se perciben tonos avinagrados por la manzana en escabeche finamente cortada que resulta

Chilanga Burger
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Hamburguesas
  • Portales
  • precio 1 de 4

Comenzaré por decir que es el lugar donde las hamburguesas sí son como las presumen en las fotos del menú y sus redes sociales, algo que por cierto se advierte desde un cartel en la entrada. La bronca en la que te metes con Chilanga Burger es elegir la opción indicada. La lucha libre salpicó ligeramente el concepto, prepárate para comer con un póster de la película Santo vs. las mujeres vampiro (1962). Con esa vista se disfrutan más los 170 gramos de carne de res con sazón de la casa (receta especial del propietario Ricardo Sáenz) de la hamburguesa mexicana, complementada con 100 gramos (bien pesados) de guacamole con habanero, queso manchego, jitomate y lechuga frescos. Por otro lado, los ánimos no se oponen a la gabacha, con doble tocino y aros de cebolla fritos; ni a la argentina con chorizo; mucho menos a la niña popis, sofisticada ella con cebolla caramelizada, queso de cabra y arándanos. Sobran lugares para comer hamburguesas en la CDMX; y justo por eso, Ricardo y su socia Paola Ruíz quisieron que existiera una mejor versión en calidad de ingredientes y receta, pero sobre todo, que los precios también se pudieran disfrutar. La carne jugosa a término medio, la salsa de ajo, el pan artesanal y las papas fritas obligatorias son la llave que someten a la victoria de Chilanga Burger sobre las demás opciones de comida en la Portales.

Publicidad
Trooper Gourmet
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Portales

Hace mucho tiempo, en una colonia muy muy lejana… bueno no está tan lejos, es la Portales, y aquí mismo se encuentra Trooper Gourmet, el primer y único restaurante con temática de Star Wars en la ciudad.Moisés Rodríguez y Elizabeth Martínez son los creadores de este universo gastronómico que desde 2016 cautiva a sus comensales con cocina fusión y platillos fuera de la galaxia. La cocina no es el único lugar donde surge la magia, pues en la zona de mesas te topas con vitrinas llenas de figuras coleccionables, piezas a caja cerrada y réplicas de las naves colgando del techo.Un padawan de buen diente sobrevivirá a los gigantescos platillos; entre los infalibles: iwok (hamburguesa doble de carne rellena con cabbage trooper, queso Oaxaca, tocino, salchicha adobada, aderezos de blue chesse y zarzamora bañada en salsa bbq); chiwi envuelto (salchicha envuelta en carne, con cerveza y especias, gratinada con manchego y Oaxaca con aderezo de blue cheese), y halcón milenario (cama de pecho de cerdo con cabbage trooper al chimichurri, queso Oaxaca y camarones agridulces).Refréscate con una infusión trooper o el smoothie de leche de bantha (azul gracias a las moras). El paraíso geek de los fans con espíritu jedi tiene opciones suficientes para satisfacer el hambre nivel Chewbacca.

Pizza Jazz Café
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Pizza
  • Portales
  • precio 1 de 4

Este espacio es un lugar clave en la escena musical de la Portales. El dueño y chef es Adrián Escamilla, quien no sólo tiene excelente sazón sino que también es un gran saxofonista. Para él, la prioridad es mostrar proyectos de alta calidad, por lo que se cuenta con el silencio como norma de etiqueta mientas los músicos hacen lo suyo. La agenda de conciertos se va actualizando cada día y éstos se difunden a través del grupo de Facebook del lugar, en donde también puedes enterarte sobre la extensión de horarios en ocasiones particulares. El cover depende del proyecto que se presente —se puede cobrar desde 20 o 30 pesos y nunca ha pasado de 150— y va íntegro a los artistas. A veces también hay funciones de cine. Como su nombre lo dice, la especialidad del lugar son las pizzas, comida favorita del dueño, quien asegura que es fan de este platillo desde pequeño. Sin embargo, conforme creció se dio cuenta de que todos los establecimientos  —independientes y de cadena— fueron bajando la calidad de sus productos, así que decidió aprender a hacerlas de manera autodidacta, así como aprendió a tocar jazz (su formación musical es clásica, como licenciado en fagot). En un principio Adrián empezó el negocio en su casa y desde principios de 2012 está ubicado aquí, ya con un horno de piedra. Los platillos tienen nombres de representantes del  género, tales como Miles Davis, Stan Getz, Billy Holiday y Antonio Sánchez. El precio de las pizzas va de los 85 a los 170 pesos, precio que ostenta l

Publicidad
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Portales
  • precio 1 de 4

Mauna quiere decir montaña en hawaiano y en esta cafetería en la Portales el cliente está en la cima. Los baristas no dudan en hacerte preguntas para ayudarte a averiguar qué te conviene probar ni en recomendarte sus más recientes favoritos. Incluso te invitan a aprender más del mundo del café. Aquí están orgullosos de servir únicamente Café Estelar, una marca que tiene el objetivo de engrandecer el café nacional y a sus productores. Cuentan con varios orígenes: desde Chiapas hasta Nayarit pasando por el Estado de México. Tienen una gama muy completa de métodos de extracción: V60, clever, kalitta, acropress, prensa francesa, chemex, silverstone y sifón japones. Claro, también hay café de máquina para los amantes del cappuchino, del latte o el macchiato. Para acompañar tienen roles dulces de cardamomo o semilla de amapola. Si se te antoja algo salado puedes optar por uno de tocino.  Decidí probar el grano chiapaneco extraído en chemex y el rol de cardamomo. Ambos llegaron calientes y listos para ser deborados. El sabor suave del café exigía beberlo a sorbos para realmente despertarme. El rol se desahacía con cada mordida y el sabor de cardamomo fue lo suficientemente sutil. El ambiente de Mauna Café es más familiar que hawaiano. Los clientes son mayoritariamente vecinos de la zona que se reúnen aquí religiosamente, se saludan de nombre con los baristas y confían ciegamente en ellos, pues llegan a pedir lo de siempre y lo beben satisfechos. Si vives por la zona no dudes en acer

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Panaderías
  • Portales
  • precio 1 de 4

Un pequeño pedazo de Japón está resguardado en el lado sureño de la CDMX. Sobre la calle Tokio, atraviesa una pequeña puerta de madera para entrar a una estrecha panadería que te recibe con charolas de pan recién hecho con el mejor recetario nipón. La variedad de sabores salados llega en rellenos de puré de papa con mayonesa y mantequilla, el tres quesos con queso crema, parmesano y manchego gratinado y uno de curry ligeramente picante. Se lucen con el teriyaki, un flatbread tostado y sazonado que se percibe con la auténtica salsa teriyaki en cada mordida. Los de paladar dulce serán felices con el pandita o el osito de harina de cacao, ambos extremadamente tiernos y rellenos de crema de chocolate. Hay turrones de almendra y pan de elote, pero no querrás compartir el de crema de queso y limón: suave, esponjoso y el perfecto capricho para romper la dieta. No dejes de probar las conchas de toques azucarados, que a diferencia de las nuestras, son crujientes y duras por encima, casi como galleta. Sus cotizados Totoros están rellenos de crema dulce, pero atentos, porque sólo los tienen bajo pedido.

Publicidad
Kuppa Café
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Portales
  • precio 1 de 4

La portales es un barrio divino que para efectos catastrales se divide en norte, sur y oriente. Kuppa Café está en la parte sur, en la esquina de Saratoga y Emiliano Zapata. La peculiaridad de este lugar es que te atienden como si estuvieras en casa. Jorge Núñez Balboa es quien cuida cada detalle para lograr que los clientes regresen, mientras que su hermano Joaquín, de día trabaja como consultor y en la noche hornea pasteles por mero placer. La carta es la de un café básico, encontrarás el americano, capucchino, espresso, latte, moka, tés, tisanas, frappés y malteadas. Aunque no tienen métodos de especialidad, sí tendrás varias opciones de comida como sándwiches, chapatas, croissants, molletes, burritos, enchiladas y chilaquiles. Pedí una chapata de jamón con queso y un frappé chai. El fresco pan de chapata estaba untado con pesto, rellena de jamón de pavo, queso manchego, lechuga, jitomate y pimiento, que le daba un toque pungente a cada mordida. El frappé tenía chantilly por supuesto, chispitas de chocolate y una cereza (¡ay, las calorías!), un gusto dulce que todos merecemos. Después pedí un macchiato y un pastel de elote, para cerrar con broche de oro. El café era arábica de Chiapas y el pastel, muy fresco, estaba humedito en el centro y doradito de arriba: debes probarlo. Los clientes que los visitan son principalmente vecinos. Todos se hablan de tú y se ubican perfecto por nombre y por la calle donde viven. Durante mi estancia me percaté

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mundial
  • Portales
  • precio 1 de 4

Aunque es una oda a la cocina mexicana, también es una comida corrida con un poco de todo. Come desde unos sopecitos con pollo o unos tacos de arrachera hasta una pizza, pasta y vino con jazz y bossa nova en tus oídos; suena a una miscelánea extraña, pero así funciona en Fonda Azul y es parte de su encanto. Es un restaurante amplio con mínima decoración, sus paredes son blancas pero en una de ellas pintaron palabras en inglés que aunque parecen aleatorias, te conectan con el placer de comer bien y de sentirte como en casa, cliché, pero embonó muy bien con el concepto. Si quieres pasar a comer rapidito entre semana, el menú cuesta 85 pesos y consta de cuatro tiempos con sopa, ensalada, plato fuerte y postre; lo que podrás comer cambia cada día, te ofrecen platillos como pescado a la veracruzana o rollos de pollo rellenos. También tienen desayunos. Te recomendamos los huevos con queso gouda, unos motuleños o el omelette garden con pimientos y espinacas. Fonda Azul es otra de esas cocinas creativas que no se conforman con darte un plato con un buen nivel de sal, sino que comparten contigo el gusto por una comida diferente y saludable. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad