0 Me encanta
Guárdalo

Antros y bares en Amberes

Conoce las mejores opciones de la calle Amberes de Zona Rosa

Foto: Gil Camargo

Después de comer en un restaurante de Zona Rosa comienza la fiesta en alguno de estos bares o karaokes.

Las mejores opciones en esta área de Zona Rosa

BB Bar

Un par de cortinas de terciopelo te dan la bienvenida y abren paso a un espejo grande, en el cual se reflejan las miles de bombillas viejas que cuelgan del techo. Esto le da un toque íntimo y romántico. El bar es pequeño pero acogedor y tiene un halo de elegancia. Los pequeños sillones te hacen saber que no es un bar para ir a bailar, sino para charlar con tus amigos, cantar y darse un buen taco de ojo. Al fondo hay un escenario que da la apariencia de chimenea, en la cual, de jueves a domingo, se presentan gogo dancers y strippers atléticos y por lo que deja ver sus diminutas trusas, bien dotados. Los jueves, a partir de las 8pm, hay karaoke. Algunos clientes ya son asiduos a este bar sólo para cantar, así que llega temprano para apartar mesa y micrófono. La barra ofrece chelas, gomichelas y cocteles por litro, que no son los mejores, pero ya entrando se te olvida. De jueves a sábado el cover es del $100 e incluye una bebida de cortesía y los domingos no hay.

Leer más
Zona Rosa

Lollipop

Recomendado

Desde los gays y lesbianas tranquilos, los que gustan del faje anónimo en penumbras,  hasta aquellos que gustan de las gomitas y los chamoys, pueden satisfacer sus placeres en el Lollipop. El cover es de 30 pesos, y los fines de semana son impredecibles en cuanto a la entrada: así como puede ser fácil cruzar los pilares recubiertos de ladrillo rojo que separan la banqueta de la calle de Amberes de su pasillo de bienvenida, otros viernes o sábados hay que esperar un poco. No porque sea precisamente una cadena selectiva, más bien se llena a niveles en los que tienen que administrar la capacidad total de parroquianos del local para evitar percances desagradables. Se compone de una planta baja donde hay un karaoke que se hace llamar El Burdelito y cuya decoración pretende emular un cabaret. Es amplio y desde cualquier ángulo se puede observar a aquellos talentos que suben al escenario a demostrar que tienen el rango necesario para audicionar en cualquier convocatoria de cualquier reality que busca talentos que terminarán cantando covers. Al fondo del karaoke, pasando la barra, hay un cuarto oscuro, más claustrofóbico que cachondo, en el que sólo pueden entrar hombres que de plano ya no se aguantan las ganas con el ligue, aunque para unos 15 minutos de faje no esta mal. Y quién sabe, puede ser que, después de todo, cantar una Amanda Miguel o de Alejandro Fernández (de los más socorridos de la lista) tenga su lado seductor. Arriba del Burdelito está la primera de las pistas en la

Leer más
Zona Rosa

Kinky

Recomendado

Vayan haciéndose a la idea de que todo lo que sabían del Lipstick, el antro que hiciera de Amberes la calle más agitada del reventón gay de la Zona Rosa, habrá que guardarlo en el cajón de los buenos recuerdos. Renovarse o morir dirían los clásicos. Los dueños del Lipstick sí hicieron caso de tal sentencia y hoy ese edificio abre sus puertas bajo el nombre de Kinky. Un frecuente defecto con los clubes defeños es que a veces le llaman “remodelación” al mero acto de cambiar el color del tapiz de los sillones. Listo: la remodelación está servida para justificar un cover más caro. Por fortuna, no es el caso de Kinky. Si bien han colgado una pequeña pantalla de plasma (en la fachada sobre la acera de Amberes), sólo es suficiente ir a la planta alta para percatarte de que has entrado a un local totalmente nuevo. Lo que antes era una dispersión de sillones y esferas donde predominaba el rojo, se dividió en dos áreas. En la primera colocaron tarimas en las que descansan mesas recubiertas de colores rústicos. En las paredes cuelgan imágenes alusivas al tarjetero típico de la lotería mexicana, pero con referencias a la cultura urbana de la identidad gay, como un cuadro dedicado a “el Chichifo”. La otra mitad, dividida por mamparas de cristal, tiene un pequeño y coqueto karaoke que recrea las sensaciones de cabaret. Sin duda, supieron sacarle provecho al espacio y la ventajosa vista a Reforma, pues la sensación de estar en un lugar más amplio es evidente. También la terraza ha sid

Leer más
Zona Rosa

42ND Street Café

Este local tiene varios años dando servicio a esa parte de la comunidad gay que, básicamente, busca un espacio dónde platicar, reunirse con las comadres y destrozar a aquellas que no están presentes. Caminando rumbo a la barra del fondo izquierdo, pasé al lado de una periquera donde cuatro muchachos brindaban y hablaban de lo “intrigosa” que era alguien. No debían tener más 27 años. Más o menos así es el ambiente que corre por las paredes oscuras recubiertas de cuadrículas de espejitos de este bar (lo cual no es una desventaja, vamos, lo venenoso siempre es divertido). Desde luego no todos son telarañas de arpías, también hay rincones para dar rienda suelta al romance, sobre todo en aquellas mesas junto al ventanal con vista a Amberes y que desde las seis de la tarde ya anuncian que están reservadas. En la barra pedí una cerveza al estilo cubano a cambio de 30 pesos, las micheladas las dan a 25 y “las sencillas” en 20. Barato. También cuentan con una bebida de la casa, la red beer, preparada con jugo de tomate. El bar está compuesto por dos partes divididas por la cabina del DJ (en donde suelen recargarse los tipos que entran sin pareja ni amigos) que programa éxitos pop en versión remix con algún toque de debilidad reguetonera. Al fondo, un espacio con unas cinco mesas más chaparras pensadas acaso para grupos grandes. Totalmente mixto, aunque hay fines de semana donde lo invaden lesbianas. La comunidad lésbico-gay utiliza este bar como una parada de precopeo, pero mucha

Leer más
Zona Rosa

Touch

Con una de las fachadas más llamativas y pretenciosas de Amberes, este sitio también entra en la lógica de los clubes con varios pisos. En la planta baja hay un karaoke que parece tener buena demanda, y en la que los fines de semana un grupo de rock interpreta covers. El segundo nivel es la parte más movida, por así decirlo, donde no sólo ponen el indispensable pop que predomina en esta calle, sino de pronto se animan con ritmos como el reggaetón, tropical o banda, aunque su decoración es accidentada y el servicio de meseros es algo lento y las mesas se ocupan desde las ocho de la noche. Los cristales con vista a Amberes más o menos ayudan. Lo que quizás marque, aunque sea un poco, la diferencia con el resto de los clubes es su terraza, en donde programan música electrónica. Entrando la noche arrancan con una selección bastante agradable de eso que en la década de 1990 se conocía como lounge y trip-hop. Después de las 12 aumentan la velocidad de los beats aproximándose a eso que conoce como circuit music. Hay cocteles y las cervezas cuestan 30 pesos, aunque tienen peculiares paquetes como el de 24 cervezas por 600 pesos y 14 por 300, por si tienen ganas de emborracharse en serio.

Leer más
Zona Rosa

La pulquería de la zona

Este bar, pulcata, karaoke, antro (o todas las anteriores) funciona como antesala del Cabaretito Punto y Aparte. Ya que para entrar debes pasar por el la pulquería de la zona. A pesar de ser pequeño, la distribución en dos niveles lo hace ver muy grande, ya que está a desnivel. A los costados se encuentras las escaleras que te llevan a los baños o al Cabaretito. La decoración con es muy mexicana. Las paredes están repletas de loterías, pinturas de luchadores, vírgenes y exvotos de homosexuales que lo hacen muy agradable. Como todos los bares de Zona Rosa, los mejores días para visitarlo es de jueves a domingo, aunque de vez en cuando tienen eventos especiales como pequeñas ferias de pulque o exposiciones. Obviamente, el pulque en este bar es un most pero es famoso por su viernes de cerveza a $10 de 2-6pm. s

Leer más
Zona Rosa

Candy Bar

Hace un año que Macho Bar murió para darle vida a este bar inspirado en el juego de Candy Crush, leíste bien, el juego de los dulces de colores que todos tenemos en nuestros smartphones y tablets. La fachada y el interior asemejan una dulcería adornada con los famosos dulces y algunos de los diferentes personajes de la saga, volviéndolo muy colorido y brillante. Ya que las paredes exteriores son de cristal, desde fuera se puede ver el ambiente, que generalmente es bueno de jueves a domingo. El perímetro interior tiene barras para que puedas poner tu chela, lo que es útil cuando no hay mesas disponibles. Los espacios para bailar dependen del número de personas que haya, pero ten cuidado ya que la mitad del bar está a desnivel y con las luces, la música y el baile es fácil que tengas un accidente. Candy bar es frecuentado por personas jóvenes, así que evítalo si te gustan los daddies, aunque nunca falta el chavoruco. La cerveza va desde $30 la ampolleta hasta $450 la cubeta.

Leer más
Zona Rosa

Le Cirque Nuit Bar

Al principio pensé que era la lluvia del jueves, pero al salir de ahí y pasar frente a otros bares, me di cuenta que el clima no era pretexto para que el bar estuviera casi vacío.En la puerta me recibieron los meseros y dos chicos de seguridad. No hay cover, así que lo único que tenía qué pensar era dónde me iba a sentar. Escoger entre los sillones de la entrada y las mesas con periqueras al fondo no iba a ser gran problema. Elegí una mesa en el centro para tener una visión de todo.El bar tiene un concepto de fantasía y cabaret. A pesar de estar vacío, una pareja de chicos bailaba sobre una pequeña tarima rectangular en el centro del bar. Pareciese que estaban en una gran fiesta en la que competían por ver quién bailaba mejor, animándome por dentro y reconociendo que muchas veces es más importante tu actitud que el lugar.El dj pone los éxitos del momento, o de años pasados, lo que te impedirá quedarte sentado, ya que todo el tiempo vas a querer bailar. Para darle un toque dramático, las luces y el hielo seco transforman el ambiente en todo un show espectacular para la pequeña tarima que tienen.Al fondo se encuentra la barra, en la que ofrecen cervezas por $30, mojitos en $60  y tequila, ron y vodka por litro en $90. Los jueves y domingos cuentan con 2x1 en yardas.Si no te gusta el Marrakech o La Purísima porque están llenos, Le Cirque Nuit Bar es una buena opción para divertirse sin sentirse sardina en una lata.

Leer más
Zona Rosa

Recomendaciones

Trans

Entre los diferentes tonos que tiene la comunidad LGBTTTI, se encuentran los transgénero, quienes poco a poco va ondeando cada vez más alto su bandera en la ciudad.Desde el 2009, la Ciudad de México ofrece el trámite de reasignación de sexo genérico. En esos días, éste se realizaba por medio de un juicio que tardaba hasta seis meses y llegaba a costar casi 80 mil pesos. En ese proceso se determinaba si los solicitantes podían ser candidatos para la reasignación.Desde febrero del 2015 se modificó el trámite para hacerlo más ágil. Se eliminaron las pruebas en las que se debía determinar el nuevo género.Para llevar a cabo la reasignación legal, sólo se debe acudir a cualquier registro civil y cumplir con los siguientes requisitos:- Ser mexicano.-Tener 18 años o contar con un tutor.- Acta de nacimiento.-Nombre solicitado.-Solicitud completa. (Se entrega en el registro civil).-Identificación oficial.-Comprobante de domicilio.

Leer más
Por Time Out México editores

Osos

Conoce los mejores lugares para los amantes de los maduros barbones con barrigas peludas ¡Woof! Entrevistas Entrevista con Adrián Garfias Se cree erróneamente que ser gay significa pretender ser una mujer. A pesar de que muchas personas juegan con los roles de género, existen otros tantos que prefieren las tres "F": feo, fuerte y formal. Adrián Garfias nunca imaginó que un viaje a San Francisco, en 1997, cambiaría su estilo de vida y, sobre todo, le daría la oportunidad de crear BearMex, una productora de eventos para osos. La comunidad de osos está formada por varones que no se apegan a los estándares televisivos de modelos delgados y afeminados, poseen un aspecto masculino, complexión grande, con barba y pelo en pecho, aunque claro, siempre existen variantes. Adrián se sintió identificado por este estereotipo, adentrándose poco a poco en el mundo bear. "Un amigo me invitó al Club de Osos Mexicanos y me interesó conocer más. Era el inicio de internet y encontré información de los códigos, la bandera y los nombres que se utilizan entre la comunidad", afirma Garfias. Como este club subsistía por la buena voluntad de sus miembros, quienes dedicaban su tiempo libre para organizar las actividades y eventos, tristemente desapareció. Muchos integrantes se quedaron sin un espacio donde convivir con otros osos. Los hombres con pelo en pecho, look de leñador y grandes músculos agradecen que haya un espacio para encontrarse con su comunidad. Fuimos a la cueva del oso para platicar con

Leer más

Leather

Leather Extreme Nights Después de saludarnos, hubo unos segundos de incómodo silencio. "¿Traes tu código de acceso?", le pregunté al Fer. Desembolsó un smartphone de su pantalón y presionó el icono de un sobre. Creo que clavó la mirada sobre la pantalla más tiempo de lo que yo esperaba. "Justo en la mañana lo chequé, no creo que lo haya borrado... Ah, aquí está". Nos encogimos de hombros y nos reímos como si escucháramos un chiste. Nos vimos en una de las esquinas más turísticas de la Ciudad de México, con vista al Ángel de la Independencia. Fernando y yo llegamos casi al mismo tiempo, justo a la medianoche. Estaba excitadísimo. No sólo por las intensas expectativas, sino porque hacía muchos meses, quizás más de 18, que no veía al Fer por causa de esos celos irracionales que suelen nublar el sentido común de los gays. Un hombre encargado de controlar la seguridad de la entrada revisó nuestras mochilas. No pueden entrar mujeres. Una vez dentro, la tradición del barrio se transforma de inmediato en otra leyenda, una de arneses de cuero, gorras de piel tipo policía y botas industriales, la indumentaria icónica de la cultura gay leather instaurada por Rob Halford en los conciertos de Judas Priest (aunque luego fuera fusilada por los bobalicones Village People). Foto: Roberto Beltrán Es difícil que los vasos sanguíneos no se dilaten a la velocidad de la Fórmula 1, cuando pones un pie en el vestíbulo decorado con cortinas blancas y luces tenues, mientras la música electrónica some

Leer más
Por Time Out México editores

Lesbianas

Te recomendamos las mejores opciones para el disfrute de la comunidad lésbica en la ciudad Cine La vida de Adèle En 2010, el director y guionista Abdellatif Kechiche tuvo un contratiempo con su película Vénus noire, debido a que las distribuidoras de Estados Unidos y Gran Bretaña la encontraron demasiado delicada para exhibirla. Después de esa experiencia, cualquier director cambiaría de rumbo hacia un terreno menos incómodo, pero no Kechiche. La vida de Adèle es el regreso más provocador que pudo haber tenido, y con ello entregó la mejor película de su carrera. No hay algo novedoso o atrevido en una historia sobre el paso de la adolescencia a la madurez, ni sobre el surgimiento y el fin de un romance, pero el punto de vista despreocupado de Kechiche sobre el deseo juvenil es poco común en su madurez emocional. Nuestra heroína, Adèle (una estupenda Adèle Exarchopoulos) comienza la película como una estudiante de secundaria precoz y termina como una mujer adulta, aún con mucho que aprender acerca de sí misma. Cuando cumple 15 años nota que algo anda mal en su vida amorosa. Un chico de su escuela está loco por ella, pero ella simplemente no consigue dejar de pensar en la ocasión en que se topó en la calle con Emma (Léa Seydoux), la estudiante de arte de pelo azul. Las chicas se vuelven a ver en un bar de lesbianas y el amor florece de inmediato. A diferencia de muchas películas con temas homosexuales que se centran en la salida del clóset como la experiencia gay definitiva, La

Leer más
Por Time Out México editores

Queer

"We're queer, we're here". Te damos algunas recomendaciones para vivir la filosofía de la libertad en la Ciudad de México También puedes ver Travestis y drag queens en el DF Las mejores recomendaciones para las reinas de la noche en la ciudad Tránsformate en: Academia para Drag Queens Una reina de la noche no nace por generación espontánea. Visitamos una escuela creada para perfeccionar la transformación drag Antes de aprender a usar el pan cake y desempacar la primera pestaña postiza, Tigrida Revuelta comienza el taller para drags con una explicación básica. "El travesti se viste de mujer para imitarla. Con maquillaje y pelucas, provoca la ilusión óptica de ser una chica. Mientras que la drag queen es un personaje que transgrede el género al exacerbar los rasgos femeninos o masculinos. Por eso, las drags se convierten en las reinas de la noche". Tras ser el centro de atención de clubes gay de la ciudad, como el Marrakech Salón y La Suite Bar, muchos se acercaron a este personaje originario de Málaga para pedirle uno que otro consejo o, de plano, confesarle sus deseos de encarnar a una drag. En lugar de dar tips callejeros, optó por abrir la Academia para Drag Queens e impartir talleres de uno a cuatro días (de acuerdo con el interés de los alumnos). Los inscritos abordan todos los aspectos estéticos e ideológicos de la idiosincrasia drag. "No se trata de imitar a alguien. Es un alter ego propio llevado al extremo", aclara. En los cursos se crea un perfil a partir de un

Leer más
Por Time Out México editores

Comentarios

0 comments