Las mejores películas mexicanas 2021
Foto: Cortesía Netflix

Las 10 mejores películas mexicanas de 2021

Estos son los documentales y ficciones mexicanas que nos motivaron a regresar a las salas de cine este 2021

Anaid Ramírez
Escrito por
Anaid Ramírez
Publicidad

Seamos honestos, 2021 no inició muy diferente respecto a 2020; las salas de cine cerradas y producciones paradas auguraban un año no tan favorable para el cine mexicano. A pesar de esa pausa necesaria, las producciones nacionales supieron reponerse y salieron al quite para emocionarnos con grandes historias. 

Así que aquí te dejamos las que para nosotros fueron las 10 mejores películas mexicanas de 2021. Cabe precisar que en esta selección únicamente incluimos las cintas que se estrenaron en cartelera comercial o en el circuito independiente, no aquellas que tuvieron premiere o exhibición en festivales o ciclos. 

¡Ah! Y no creas que sólo te vamos a dejar picados diciéndote cuáles fueron las mejores películas mexicanas del año, pues muchas de ellas, luego de mostrarse en la pantalla grande, ya están disponibles en plataformas de streaming. Así que además también te diremos en dónde puedes verlas, en los casos que aplique.

Recomendado: Las 30 mejores películas de 2021, Las mejores series de 2021, Los 50 mejores discos de 2021.

Estas son las mejores películas del año

Feral
Foto: Cortesía de la producción

10. Feral

(Andrés Kaiser, 2019)

El cineasta Andrés Kaiser presentó por primera vez su ópera prima en el Festival Internacional de Cine de Los Cabos, en 2019. Dos años después al fin logró mostrarla a todo el público mexicano. Con Feral, Kaiser nos lleva por un falso documental para contarnos la historia de unos niños salvajes y un sacerdote psicoanalista que intenta reintegrarlos a la sociedad. Declaraciones oscuras, recuerdos borrosos y perturbadoras grabaciones en video son la columna vertebral de este filme. En este momento no está en plataformas de streaming.

Cosas imposibles
Foto: Cortesía de la producción

9. Cosas imposibles

(Ernesto Contreras, 2021)

No es la primera vez que Ernesto Contreras nos atrapa con una historia que parece abstraída auténticamente de la realidad y que ejecuta con maestría. Ahora, en Cosas imposibles, nos presenta la repentina y sólida amistad que surge entre Matilde (Nora Velázquez) y Miguel (Benny Emmanuel): ella es una mujer mayor que vive atormentada aún por los recuerdos de su abusivo esposo y él es un adolescente miembro de una banda de narcomenudistas. Esta no es sólo una oportunidad para ver un filme esperanzador, también te dejará con dos de las mejores actuaciones del año —seguramente veremos a Emmanuel y Velázquez entre los nominados a la próxima edición del Ariel—. Puedes rentarla en Apple TV y YouTube.

Publicidad
La mami
Foto: Cortesía de la producción

8. La mami

(Laura Herrero Garvín)

Las noches en la Ciudad de México no serían las mismas sin los salones de baile, y uno de los más memorables es el Barba azul. ¿Cuántas historias no guardará ese icónico lugar de la colonia Obrera? De todas ellas, la cineasta Laura Herrero Garvín decidió enfocar su cámara en la de “Mami”, la mujer que trabaja en el baño del Barba Azul para cuidar las bolsas de las bailarinas. Con una cámara híper discreta y una sensibilidad armoniosa, La mami te presenta anécdotas que están lejos de aparecer en una antología de cuentos de hadas, pero que Herrero Garvín convierte en relatos llenos de calidez y complicidad. Esperamos que pronto viva por siempre en alguna plataforma de streaming.

  • Cine

(Yulene Olaizola, 2020)

Después de ver Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo (2008) y Epitafio (2008), a nadie le quedaba duda del talento de la directora mexicana Yulene Olaizola. A pesar de eso, Selva trágica se presenta como una reafirmación de las capacidades de la cineasta para retomar sutilezas de la realidad y convertirlas en una ficción hipnotizante, con una técnica obsesiva. Esta vez, Olaizola tomó inspiración en los recolectores de resina para goma de mascar (en el sur de México de los años 20) y en la leyenda maya de Xtabay, y transformó estos aspectos en una historia llena de misticismo y persecución. Es como un western pero desarrollado en la selva mexicana y con un aire de realismo mágico. Vela en Netflix.

Publicidad
La vocera
Foto: Cortesía Netflix

6. La vocera

(Luciana Kaplan, 2020)

Luciana Kaplan es un referente del cine documental producido en México y el filme que presentó este año no nos quedó a deber. La cineasta sigue con su cámara a María de Jesús Patricio, “Marichuy”, la vocera del Congreso Nacional Indígena en la carrera presidencial de 2018, responsabilidad por la cual se convirtió en la primera mujer indígena en aspirar a la presidencia de nuestro país. Si bien La vocera se enfoca en un personaje, no es lo único que emerge en primer plano: Kaplan presenta la historia, el esfuerzo y pensamiento de “Marichuy”, y al mismo tiempo nos sumerge en las motivaciones y dinámicas de la mencionada organización. Velo en Netflix.

Sin señas particulares
Foto: Cortesía Icunacury Acosta

5. Sin señas particulares

(Fernanda Valadez, 2020)

Luego de su paso por festivales, la directora Fernanda Valadez estrenó su ópera prima. Como varias historias que han llegado a la gran pantalla nacional en la última década, Sin señas particulares hace foco en la violencia que deja a su paso el crimen organizado. Pero como pocas cintas de ese “subgénero”, el filme ofrece una voz y mirada distinta: la de la búsqueda que emprende una madre para hallar a su hijo desaparecido. ¿Por qué no aceptar ante las autoridades que el hijo está muerto?, ¿hasta cuándo será bueno buscar?, ¿qué más da arriesgarse un poco más? Las reflexiones son varias y potentes, y no es necesario saturarnos de violencia explícita para lograr esta tarea. Valadez se mantiene al margen de lo sanguinario gracias a su ensamble audiovisual, y a sus poderosos diálogos. Vela en Claro Video.

Publicidad
  • Cine

(Samuel Kishi, 2019)

Migrar es una decisión que surge a partir de la necesidad. A eso apela Samuel Kishi (Somos Mari Pepa) en su nueva ficción, y para desarrollar su tesis, el cineasta se enfoca en la anécdota de una madre autónoma que deja su natal Jalisco para ofrecer a sus dos hijos una vida más estable en Estados Unidos. Poco a poco, los dobles turnos de Lucía (Martha Reyes Arias) y las pequeñas grandes vivencias de los hermanos Max y Leo (Maximiliano y Leonardo Nájar Márquez) dejan entrever las motivaciones de otros migrantes. Los lobos tiene claros protagonistas, pero es un homenaje a todos los que se ven obligados a desplazarse a otro lugar. Una película con mucho corazón y autenticidad. 

Una película de policías
Foto: Cortesía Netflix

3. Una película de policías

(Alonso Ruizpalacios)

El cineasta Alonso Ruizpalacios da pasos constantes, y cada vez presenta películas con más propuesta y discurso. Su tercera cinta, Una película de policías, lo demuestra bien: cuatro actos de un (¿)documental(?) que ensambla para mostrarnos los altos y bajos de la policía mexicana. La radiografía se logra gracias a las declaraciones de los uniformados Teresa y Montoya —con honestos discursos, que están lejos de vanagloriar a alguien—, y a las increíbles actuaciones de Mónica del Carmen y Raúl Briones. Vela en Netflix.

Publicidad
Cosas que no hacemos
Foto: Cortesía de la producción

2. Cosas que no hacemos

(Bruno Santamaría Razo, 2020)

Hago una pausa aquí y respiro profundo. Recordar esta película, que se mostró por primera vez en el Festival Internacional de Cine de los Cabos 2020, es llenarse de emoción. Bruno Santamaría Razo se adentra aun pequeño y aislado pueblo en Nayarit, para contarnos la historia de un adolescente que a escondidas, y por sólo unos minutos, logra su sueño vistiendo de mujer. La vida cotidiana en el pueblo, entre inviernos bochornosos, festivales que se hacen a la menor provocación y hasta el eco del narcotráfico —no hay rincón del país libre de este mal—, son el telón de fondo para develar la identidad sexual de Arturo, sus miedos y los estigmas que hay a su alrededor.

  • Cine

(Tatiana Huezo, 2021)

Hacían falta narrativas que mostraran otras perspectivas del crimen organizado. Así como Sin señas particulares, Noche de fuego —la primera ficción de la documentalista Tatiana Huezo— da espacio a las vivencias femeninas en medio de estas violencias. En su nueva película, Huezo muestra la mirada de tres adolescentes que han crecido entre persecuciones, escondites y cortes de cabello indeseados con tal de mantenerse a salvo; es el precio de vivir en tierra caliente: perder profesores, saltarse etapas, recoger amapola. Esto sólo puede resistirse con una sólida red de sororidad, buenas guías y grandes amigas. Vela en Netflix.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad