Restaurantes y cafés en Santa Fe

Las mejores opciones para encontrar cocina nacional e internacional o un buen café en esta zona de la CDMX

Publicidad

Imponentes rascacielos y uno de los centros comerciales más grandes de Latinoamérica le dan forma a la zona corporativa de Santa Fe. Este lugar se caracteriza por parecer una pequeña ciudad dentro de la Ciudad de México, en la que la gente camina de un lado a otra en busca de qué hacer en su tiempo libre luego de salir de la oficina. 

Si te encuentras entre esas personas, visita el Zen Spa Santa Fe para relajarte como lo mereces. ¿Prefieres hacerlo frente a la televisión? Arena Santa Fe es el lugar para que sientas que juegas videojuegos en la sala de tu casa. Tal vez tu desestrés preferido sea caminar de tienda en tienda en busca del outfit perfecto para el fin de semana, para eso te recomendamos las mejores tiendas para ir de shopping en Santa Fe

¿Te gusta más la fiesta? Checa los bares y cantinas para ir de reven en Santa Fe. Pero si eres de los que la comida le da paz, no te pierdas esta lista de restaurantes y cafés que harán feliz a tu barriga. 

Recomendado: Los 50 mejores restaurantes en la CDMX

Lugares para comer en Santa Fe

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mundial
  • Zona Metropolitana
  • precio 2 de 4

Mercado Santa Fe es una propuesta divertida. Este lugar fusiona el ambiente familiar durante el día con la sed de regocijo nocturno gracias a la coqueta barra de El Curandero. Su espacio es amplio, con mesas y sillas de madera estilo casero. Del techo cuelgan varias hileras de luces que iluminan los cubículos personalizados al estilo del restaurante que lo ocupa. La decoración va desde lo campirano, hasta rincones con trazos de grafiti.  Son siete locales de comida y una barra que prepara “remedios” a base de shots con una amplia sección lounge para reunirse con los amigos. Es difícil elegir entre las opciones culinarias, hay desde sushi hasta cochinita pibil, pero eso sí: hay con qué satisfacer a cualquier paladar. El puesto Santo Sandwich es para los amantes del queso. Pide el grilled cheese sandwich que se supera en sabor gracias al queso crema mezclado con monterrey jack. Para carnívoros, la opción es el de roast beef y pastrami que juega con los sentidos; tiene cebolla caramelizada y un aderezo casero que suaviza el intenso sabor de la carne. En Papa Gil sirven unas mini pizzas que parecen de juguete, súper atractivas a la vista y no defraudan al gusto. Prueba la Papi Martínez, tiene queso mozarella y oaxaca. La favorita del chef es la Papi Sánchez y te diré por qué: sus toppings son chilaquiles verdes, arrachera y queso cotija. Una mezcla italiana muy a la mexicana. En Patties las hamburguesas no fallan. Se lucieron con la Pattie Argentina, la cual posee un sabrosa comb

Klein's Santa Fe
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Estadounidense
  • Zona Metropolitana

Siempre he dudado de los lugares en los que te dan una sola servilleta. Klein's es uno de ellos, y a pesar de ligar el escatimo de servilletas al racionar de igual manera la calidad e higiene en los alimentos, me quedó claro que –al menos aquí– la historia es diferente.  Klein's es un diner con vista a los edificios del frío –en más de un sentido– Santa Fe. En medio de este corporativismo y de su vida encorbatada hay, a modo de oasis, un discreto local local enfundado en cristales y dividido en una terraza. Al interior te cuenta su historia en la carta y en una de sus paredes. El nombre del lugar honra a Edward Klein, un combatiente de la Segunda Guerra Mundial, quien se casó con una mujer poblana y puso un restaurante en Polanco en 1962, del cual ésta es su tercera sucursal.  Aquí podrás disfrutar de platillos para hacer las tres comidas. Para el desayuno son muy solicitados los hot cakes o sus aplaudidos waffles con plátano. Prueba también el bagel con salmón ahumado y queso crema, y a modo de tip: pregunta por sus "daily deals" (ofertas del día), que se sirven antes de la 1pm. Para comer o cenar hay varias recomendaciones: sopes artesanales, huevos revueltos con salmón ahumado, tacos de salami "mi rey" (a la parrilla, con papa, chile y en tortilla de nopal). También encontrarás chili con carne, milanesa a la mula (con jamón y queso gratinado) y su gran chilidog coney island (bañado en chili). Si tus gustos traen la limitante kosher o vegetariana, aquí encontrarás opciones

Publicidad
Los Churros de Valle Santa Fe
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Zona Metropolitana
  • precio 2 de 4

Todos los que iban a Valle de Bravo de chicos guardan a Los Churros de Valle en el corazón como un lugar mágico de la infancia. Por suerte, en Santa Fe se puede curar cualquier arranque de nostalgia. El poniente de la ciudad ahora tiene una sucursal que ofrece la sensación acogedora, el ambiente familiar y las maravillosas alcachofas y churros del sitio original. Eso sí, lo de tener una hoja como mantel y crayolas al centro de la mesa para hacer dibujos y pegarlos en la pared ha quedado en el pasado (quizá porque ahora los niños se entretienen con iPads y demás artilugios). Para ponernos históricos, los churros tienen su origen en la península ibérica, pertenecen a las denominadas “frutas de sartén” que, básicamente, son preparaciones culinarias de masa que hierve en aceite. El concepto es empleado en la repostería española desde la época medieval. En Los Churros de Valle esto no es la excepción. Se piden de azúcar y canela o de cajeta y pueden acompañarse con un chocolate caliente espeso que instantáneamente alivia el frío y aniquila cualquier tipo de desolación. Otras opciones del menú son los molletes pipioltepec, sushi, banderillas, edamames, alambre de la casa... Hay un poco de todo. Very international. Aunque al principio todo parece barato, no te dejes llevar por las apariencias, porque cuando llega la cuenta resulta un poquito cara. El servicio es lento, pero no hay duda que es una buena opción para ir un fin de semana en familia, o de lunes a viernes con tu grupo de

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mariscos
  • Zona Metropolitana
  • precio 2 de 4

Bien dice el dicho que en el mar la vida es más sabrosa, pero si Acapulco no viene a ti, el Bellopuerto te lo trae. Un restaurante de pescados y mariscos al estilo Sinaloa con un concepto acapulqueño. La atmósfera costera se siente desde la entrada al restaurante: música tropical y una decoración playera-contemporánea. Mesas de madera blancas, lámparas hechas con exprimidores y probablemente las sillas más cómodas de Santa Fe. Te reciben con un caldo de camarón en un tarrito de barro y la carta. Todo el menú es recomendable, pero las entradas son un must. Para empezar no te debes de perder el chicharrón de queso con marlin, que viene muy bien servido. Otro gran acierto son los toritos (chile güero relleno de camarones o marlin en salsa de soya) y los aguachiles.En cuanto a platos fuertes, confía en tu antojo. Si no te gustan los pescados y mariscos, también hay otras alternativas, como la arrachera o la mismísima cecina de la carretera México-Acapulco. Para finalizar con algo dulce, prueba el flan de queso y cajeta, creación de Jorge Martínez, chef ejecutivo del restaurante. Si te empalagas fácil, otra opción es el brownie con helado de vainilla y salsa de chocolate. Todo lo anterior más el servicio alegre y las opciones de cervezas, ron, mezcal y otros licores, hacen que estudiantes y oficinistas se relajen y disfruten como en el mar. Sin duda vale la pena para sentirse en la playa sin salir de la ciudad.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Zona Metropolitana
  • precio 3 de 4

Es la versión sofisticada y mejorada del original en la colonia Condesa, ubicado en pleno corredor gastronómico de Santa Fe. Se distingue por ser un concepto moderno de comida japonesa, el cual combina platillos con una excelente calidad de ingredientes a un buen precio, fórmula que les ha traído éxito en todas sus sucursales y los ha posicionado como una de las mejores opciones en su categoría. Han encontrado un buen nicho de mercado conformado por la gente que vive, trabaja y estudia en Santa Fe, quienes buscaban buena comida japonesa a un precio razonable. La arquitectura del lugar es digna de mención, entre una fina sencillez resalta una gran jardinera lateral que cubre toda la pared atrapando la mirada de todo aquel que entra, mientras que, al otro lado, un largo ventanal ofrece una vista privilegiada de Santa Fe. Todo el entorno invita a gozar de lo mejor que la comida japonesa presenta en nuestro país. Raúl González y Luis López son los responsables de preparar las especialidades en la cocina o en alguno de los teppanyakis a la vista de los comensales. Los fines de semana es recomendable reservar para evitar una larga espera, debido a que tras casi cinco años de su apertura, se ha convertido en uno de los preferidos de la zona.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad