Retrato Samantha Flores
Foto: Cortesía Carlos Morales

Rostros trans de la CDMX que nos enorgullecen

Hombres y mujeres trans en el arte, el entretenimiento, el activismo y el deporte

Por Alberto Cervantes
Advertising

La pluralidad de identidades está presente en la vida nocturna, el arte, el deporte y en cualquier lado. Por eso, platicamos con la octagenaria Samantha Flores acerca del albergue Vida Alegre; mientras que La Bogue y Roshell Terranova nos cuentan sobre su carrera, y Ricardo del Real aborda la experiencia de convertirse en el primer exdeportista olímpico trans mexicano.

Recomendado: Ciudad en Transición: Guía sobre la comunidad trans en la CDMX y jóvenes comparten su experiencia de asumirse como trans y vivir el drag.

Mujeres y hombres trans de la CDMX que nos enorgullecen

Retrato Samantha Flores
Foto: Cortesía Carlos Morales

1. Samantha Flores

Samantha es, de por sí, una metáfora de la vida, pues a sus 87 años de edad permanece con brío y una singular alegría como una de las figuras más longevas de la comunidad trans en México. Esto, y permanecer activa con la primera casa hogar para adultos mayores de la comunidad LGBTTTI, Vida Alegre (fundación Laetus Vitae), inspiró recientemente al joven cineasta Carlos Morales a realizar el cortometraje documental La felicidad en la que vivo y a mí, a recordar la dignidad y la tranquilidad con las que aspiro llegar a la vejez.

“Cuando el adulto mayor LGBTTTI llega a la tercera edad, es excluido de la familia y tiene que volver al clóset. Si el adulto mayor es olvidado, no existe; somos invisibles”, explica Flores sobre lo que vulnera la comunidad y recuerda el paso de su quehacer altruista.

“Muchos años hice colecta en los teatros para mujeres de Ciudad Juárez y para niños de Fundación Ser humano —un amigo mío adorado y maravilloso murió de SIDA— y así hice conciencia de la ayuda que podía dar aunque fuera mínima. Hasta que alguien me dijo por qué no pones un albergue... Entonces se me ocurrió la idea de hacer una casa de día para el adulto mayor LGBTTTI y pasar todas las mañanas ahí, compartiendo, platicando, tomando yoga, en el cine club de los sábados, en pláticas con psicólogos. Y tenemos la satisfacción de que el 40% de la gente que va es heterosexual... sobre todo los hombres, que son tan machos, encuentran amistad, hermandad”, cuenta.

Vida Alegre. Xola 184b, Álamos. Metro Xola. Tel. 55 4430 7980.

Alejandra Bogue en La Manuela
Foto: Alejandra Carbajal

2. Alejandra Bogue

Cuando supe que La Bogue se hizo de una identificación oficial con el nombre que eligió (en ese entonces el reconocimiento oficial a la identidad no era ni una fantasía), caí en cuenta del aguerrido permanecer de un ícono LGBT. Y es que La Bogue estuvo ahí desde Las Kitsch Company (Henrie Donadieu) del bar El Nueve —que perfilaba al cabaret político mexicano contemporáneo, en los setenta y ochenta— y permaneció ya en el nuevo milenio, interpretando con dotes de bailarina a la bruja de una obra infantil o brillando en el ahora programa de culto Desde Gayola.

Ahora, la conductora de Beat sigue activa, reexperimentando maneras de entretener desde el mundo digital, con programas nuevos en YouTube en los que en cierto modo continúa contestaria y avant-garde.

“Abordo el tema de la transexualidad a partir de mi vida para atrás, porque yo no soy la primera ni la quinta, todo mundo tiene un lugar. En México y Latinoamérica hay mucha memoria trans. Lo abordo desde ahí, y también desde mis historias candentes, porque me la he pasado picante y divertida, no todo ha sido sufrimiento y nos la hemos pasado bomba y por eso (cantando) let me entretain you, let me make you smile”, dice.

IG: @laboguebo5

Advertising
Artista plástica M
Foto: Cortesía de la artista

3. M

Cuando la artista plástica M comenzó su transición para tener una apriencia masculina, hace tres años, decidió convertirse en el objeto de estudio de su obra al documentar los cambios que le sucedían al suministrarse testosterona. Comenzó fotografiándose: “Necesitaba verme, publciarlo y ver las reacciones para entender qué estaba sucediendo en mi propio cuerpo; a partir de lo que los demás decían que veían en mí, yo me reconocía... nuestros ojos ven hacia el frente, necesitamos del otro”.

Cuando esto no fue suficiente para plasmar sus cambios físicos, recurrió al dibujo, como herramienta para observar más e inmiscuirse menos en pensamientos.

El resultado: una impactante exploración que acerca a la comprensión del género como construcción social y la otredad, misma que además unió al proyecto que había iniciado seis meses antes de transicionar: La Zona, fiestas para mujeres lesbianas y queer. Respecto a esto y la idea de vivir en un mundo binario, aclara: “Sentía que hacían falta esos espacios donde las mujeres se reconocieran, se reentendieran, se recuestionaran. No quiere decir que yo me identificaba como mujer, tampoco como hombre”.

Hoy, M ha decidido pasar un tiempo en Argentina trabajando en su próximo proyecto, que implicará una observación en perspectiva de ambos proyectos.

IG: @m_sintitulo

Kenya Cuevas
Alejandra_Carbajal

4. Kenya Cuevas

Gay y lésbico Zona Metropolitana

El 30 de septiembre de 2016, Kenya Cuevas presenció el asesinato de su amiga, Paola Buenrostro, a manos de un hombre que saldría libre 48 horas después de su detención. Esa noche, además de enfrentarse al dolor fraternal, Kenya se topó con lo que define como la violencia y la criminalización que se ejerce desde las instituciones, y la sociedad, hacia la población trans que tiene un trabajo sexual.

“Su negativa me empoderó, me enseñó, me abrió puertas, me dio entrada y ya no lo pueden evitar”, afirma la activista, como muestra de que su peregrinar por hacerle justicia a su compañera solo la hahecho más fuerte. Ese camino la llevó a constituir en 2017 la asociación Casa de las Muñecas Tiresias, y para 2019 fundó la Casa hogar Paola Buenrostro en la Gustavo A. Madero, dedicada al acompañamiento de la reinserción social, económica y laboral de mujeres y hombres trans.

Casa hogar Paola Buenrostro Lázaro Cárdenas 76, La Casilda. Tel. 55 4317 4334.

Advertising
Ricardo del Real
Foto: Cortesía Ricardo del Real

5. Ricardo del Real

Cuando Ricardo representó a México en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 como Mónica, no sabía que siete años después empezaría la transición que lo convertiría en el primer exdeportista olímpico trans de nuestro país. “De mi pasado estoy muy orgulloso y siempre dije voy a recordar a Mónica, pero a partir de ahora, la historia la hace Ricardo”, afirma el extaekwondista.

Con 43 años de edad y el miedo de tener contacto directo con atletas de diferentes edades, directivos y numerosas entidades e instituciones deportivas del país, Ricardo tenía dos opciones: hacer su transición de manera privada renunciando a todo o hacerlo público y convertirse en una voz: “estoy convencido que mi presencia representa a miles de personas que también practican el deporte”.

Actualmente, el exatleta es experto en taekwondo en Televisa Deportes, consejero editorial en el periódico Reforma, está estudiando la carrera de Ciencias de la Comunicación y es miembro del Comité Olímpico Nacional, al respecto comenta: “Me gustaría dar una voz al deporte olímpico nacional, que tenga un espacio de respeto donde la gente pueda conocer más a las personas, y que me consideren organismos internacionales para ser voz de la comunidad LGBT+... Mi sueño es que el Comité Olímpico Nacional le dé la bienvenida a quien pueda representar a su país no importando religión, raza, orientación sexual o condición, porque el deporte es para todos”.

IG: @ricardodelrealoly

Roshell Terranova retrato
Foto: Cortesía Koke Arana

6. Roshell Terranova

Próximamente, Roshell protagonizará el cortometraje Muejerón, nombre que describe perfecto a una actriz y activista que a los 12 años comenzó a estudiar estilismo y a los 18 debutó como travesti, para comenzar su transición 10 años después y posteriormente fundar su más generoso logro: Casa Club Roshell. Esto fue hace 16 años, cuando “íbamos a gritonear a fuera de la cámara de diputados cuatro trans, ahora hasta podemos hacer reuniones en el senado. Hemos avanzado, pero no es que ellos no los brindaran, nosotros lo hemos ganado a pulso”.

También reconoce que Club Roshell es un espacio en el que disfruta hacer cabaret al lado de su esposa, Liliana Alba, donde puede decir lo que quiere y hacer catarsis con las historias que pasan ahí. Misma liberación que sienten sus clientes, quienes acuden a vivir la fantasía de travestirse. “En un porcentaje alto, viene gente de 50 años para arriba que no hizo la transición, que tiene que vivirlo en el clóset. Es lo que hacemos como trinchera o arropo”.

IG: @roshellterranova

Advertising
Centro de apoyo a las identidades trans
Foto: Cortesía Anahí Acosta y Gladys Serrano

7. Natalia Lane

Gay y lésbico

“Estamos denunciando la violencia que hay en las calles, en las instituciones, pero también brindando herramientas para la vida. Las mujeres trans empiezan a ver su vida diferente, pues se les permite desarrollarse en lo laboral, lo familiar, lo personal, la salud... esa es la gran labor que se hace en el Centro de Apoyo a las Identidades Trans (CAIT), estar con la gente y conociendo las diferentes realidades”, afirma la coordinadora de proyectos de la asociación Natalia Lane.

Desde hace cuatro años, Natalia defiende estas acciones en el CAIT, para contribuir a “cambiar esa narrativa hacia las personas trans que tiene que ver con la muerte, la violencia y la prostitución. No la negamos, pero es importante que las trabajadoras sexuales sepan cuáles son sus derechos y empiecen a pensar su vida desde otra perspectiva, no solamente intelectual o de salud, sino también emocional”, concluye la reconocida activista egresada de la UNAM y trabajadora sexual.

Centro de Apoyo a las Identidades Trans. Tel. 55 2753 8095. centro.apoyo.identidades.trans@gmail.com.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising