Teatro LGBTTTI en la Ciudad de México

Hicimos un repaso por la escena teatral gay a lo largo del tiempo y te situamos en los proyectos que mantienen viva a la dramaturgia gay

Foto: Raúl Fernández

En 1974 la activista y creadora escénica Nancy Cárdenas escandalizó a la sociedad con el montaje de Los chicos de la banda de Mart Crowley, una obra que aborda la amistad entre un grupo de jóvenes homosexuales. En aquél tiempo, la censura y la homofobia social y gubernamental presidieron una fuerte campaña que intentó prohibir su presentación. Más de cuatro décadas después, la existencia en la cartelera teatral de obras que aluden o se dirigen a la comunidad LGBTTTI en la CDMX aún sigue siendo motivo de una que otra incomodidad; sin embargo, hay al mismo tiempo una notable apertura por parte de creadores y espectadores para poner el tema sobre la mesa y de formas variadas.

Las expresiones escénicas que colindan con lo queer se encuentran en los distintos modos y formatos del teatro, y los personajes y situaciones que plantean estas obras corresponden a gran parte de la extensa gama de realidades, estereotipos y arquetipos que confluyen en la comunidad. Desde el divertido estilista amanerado de La estética del crimen hasta Luc, quien gusta de vestir con la ropa de la madre que lo abandonó, en Las musas huérfanas.

El Festival de Cabaret en el Teatro Bar El Vicio es la reunión más importante de éste género, el principal escaparate artístico para la discusión y la defensa de los derechos de la comunidad. Mientras que espectáculos recientes como Fancy Lupe, Divina despierta y La Prietty Guoman son creaciones que van más allá del mero divertimento y cuestionan, transgreden y contribuyen a la evolución del tema ante la sociedad y confirman como protagonistas del género a artistas como Pepe Romero, Tito Vasconcelos, Pedro Kóminik, César Enríquez y Las Reinas Chulas.

La escena teatral, hoy más que nunca, demuestra la profunda necesidad que hay de hablar sobre género, sexualidad, homofobia, derechos, amor y libertad; desde el escenario, para que trascienda los foros y tome las calles.

Recomendado: Eventos para la comunidad LGBT en la CDMX.

Puestas en escena

La Prietty Guoman
Gay y lésbico

La Prietty Guoman

A dos años de haberse estrenado y luego de seis temporadas, la seductora obra La Prietty Guoman se ha ganado ya un lugar en nuestra escena teatral con un show hilarante y al mismo tiempo desgarrador que viaja entre el cabaret y el teatro de denuncia. Es escrito, actuado y dirigido por César Enríquez —hoy una de las principales figuras del cabaret en México—, quien con esta obra ya recibió una ovación en la Muestra Nacional de Teatro (2018) y se ha presentado en España (próximamente viajará a Chicago y Madrid). En el escenario: un viejo automóvil y un espejo como lienzo de un sencillo video mapping conforman la escenografía (Amapola Monzalvo), esta crea una atmósfera divertida y arrabal; ideal para presentarnos a “la Prietty”, una mujer transexual bien prietita, con un montón de chispa y fuertemente atraída por la cinta protagonizada por Julia Roberts y Richard Gere, Pretty Woman.

Time Out dice
5 de 5 estrellas
Rotterdam
Gay y lésbico

Rotterdam

Fiona, ¿quieres volverte hombre? No, Alice. Sólo quiero dejar de intentar ser mujer. Alice ha mantenido una relación en secreto durante siete años con su novia Fiona, en el puerto de Rotterdam, donde la vida es un poco difícl a lo que imaginó. Llegó la noche de año nuevo y Alice decide enviarle a sus padres un mail para confesarles su orientación sexual. Antes de hacerlo, Fiona le cuenta que quiere vivir la transición para volverse hombre y convertirse en Adrián.

Time Out dice
4 de 5 estrellas
Shanghái
Gay y lésbico

Shanghái

Un avión con rumbo, pero con pasajeros a la deriva. Shanghái es una versión libre de la película Happy Together de Wong Kar Wai que habla sobre una relación envuelta en un círculo de dolor y destrucción. La única manera de salir de él es aceptando el simple hecho de que se ha perdido todo. Las acartonadas indicaciones de los sobrecargos en un avión —metáfora con la que juega la obra— se oponen a la complejidad de una relación cuyo destino es el fracaso, mismo del que la pareja huye al refugiarse en Shanghái; un lugar totalmente ajeno y desconocido para ellos. En el aislamiento, L y H (los protagonistas) se vuelven prisioneros de sus arrebatados vicios emocionales y descubren que realmente siempre han estado solos. 

Time Out dice
4 de 5 estrellas
El beso de la mujer araña
Gay y lésbico Comprar entradas

El beso de la mujer araña

Gritarás, correrás, llorarás… pero no escaparás Es “La mujer araña”, la del beso letal temido y añorado por Molina, el homosexual encarcelado por corrupción de menores que para aminorar el peso de su condena, se refugia en fantasías que aluden a las películas que protagoniza Aurora, diva que surge de su imaginación para adquirir vida propia y, de paso, cantar y bailar con Molina y con Valentín, su compañero de celda encarcelado y torturado por sus ideales marxistas y revolucionarios.  El beso de la mujer araña es la novela más célebre de Manuel Puig —uno de los autores de culto de la comunidad gay—. Primero fue adaptada al teatro por su propio autor (en México la dirigió el cineasta Arturo Ripstein), luego al cine en una celebrada película dirigida por Héctor Babenco. A principios de la década de los noventa, se estrenó la versión musical de este drama con libreto de Terrence McNally (Master Class) y con la partitura de John Kander y Fredd Ebb, el dúo creador de musicales tan aplaudidos como Cabaret y Chicago. 

Comprar entradas

Lugares para ver teatro gay

Youkali Cabaret
Gay y lésbico

Youkali Cabaret

Comedia, cabaret y performance es lo que ofrece este bar para la comunidad LGBTTTI, el cual se encuentra escondido en un rincón de la Zona Rosa. Su propuesta brinda una alternativa al divertimento sencillo –música pop y bebidas económicas- que prolifera en las inmediaciones.Un portón blanco en la calle de Amberes da inicio a un pasillo largo que tan sólo deja ver unas cuantas luces que no incitan a entrar, sin embargo; ya dentro de esta casona porfiriana, se encuentra Youkali Cabaret, un bar de la familia de Cabaretito.A diferencia de sus hermanos Cabaretito Fusión y Cabaretito Neón, aquí el ambiente es tranquilo y sin música estruendosa, en su lugar se percibe un ambiente íntimo con un color rojo predominante en las paredes, como todo buen cabaret inspirado en el siglo pasado. Las mesas altas y bajas con sillones están acomodadas estratégicamente para que nadie pierda detalle de lo que sucede en el escenario, que por cierto cuenta con buena iluminación.Hay dos barras de bebidas, aunque no son buen lugar para estar, ni en el área de fumadores pues no podras disfrutar del show.La mayoría de las puestas en escena son de corta duración (no más de una hora) y rescatan la picardía mexicana al mezclar comedia con música y por supuesto, acudir de vez en cuando al albur. Cada día hay una o dos propuestas diferente. La interacción de los actores con el público es indispensable para que más de una ocasión brote una risa nerviosa o una sincera carcajada de los asistentes.Para ingerir a

Time Out dice
3 de 5 estrellas
Teatro Bar El Vicio
Teatro

Teatro Bar El Vicio

Para alimentar la adicción por las obras teatrales irónicas, acompañadas de tragos y bocadillo, El Vicio se pinta solo. Este lugar, concebido y abierto en 1954 por el poeta mexicano Salvador Novo, fue pensado como foro para la expresión artística, posteriormente se convirtió en uno de los principales espacios para el cabaret en México (bajo el nombre del El Hábito). Tiempo después, a partir de 2005, gracias a la compañía de cabaret Las Reinas Chulas, la casa retomó el objetivo principal y ahora está abierta para todo el que esté interesado en pertenecer a un movimiento cultural alternativo y se manifieste en contra del arte comercial. Aquí podrán disfrutar de conciertos de artistas independientes, presentaciones de libros, documentales, funciones solidarias en beneficio de alguna causa y proyectos que vinculan a organizaciones de la sociedad civil con artistas.

Time Out dice
2 de 5 estrellas
Centro Cultural El Foco
Museos y centros culturales

Centro Cultural El Foco

El Centro Cultural El Foco alberga varios foros, entre los que destaca su teatro homónimo. Fue inaugurado en 1993 como Foro de la Comedia y en 2008 se reinauguró con su actual nombre, a cargo de la compañía Teatro del Árbol. Es un pequeño rincón teatral (de instalaciones algo descuidadas), cuyas obras suelen estar enfocadas a la exploración de la diversidad sexual desde distintas perspectivas, con comedias ligeras, tragedias de la vida humana –como el sufrimiento del VIH– y puestas en escena de contenido sexual altamente explícito, no aptas para cualquiera. Del otro lado del abismo, también ofrecen obras infantiles. Se definen como un espacio íntimo para las artes escénicas donde el factor esencial es la cercanía entre el artista y el espectador. Prestan principal atención a las puestas vanguardistas y minimalistas.

Time Out dice
3 de 5 estrellas

Entrevistas

Pepe Romero: Sobre Fancy Lupe y el teatro queer
Gay y lésbico

Pepe Romero: Sobre Fancy Lupe y el teatro queer

¿Existe el teatro queer? ¿Se puede hablar de esta escena en la Ciudad de México? Definir una puesta en escena como queer resulta complicado, ya que es un tema poco explorado desde lo teatral. No obstante, hay obras y acontecimientos que retoman parte de su estética y que podrían situarse dentro de esta categoría. Es el caso del trabajo del director, actor y dramaturgo Pepe Romero. Más allá de una identificación de género o sexual, para Pepe Romero (Durango, 1993), lo queer es una tendencia filosófica, ideológica, política, corporal y de consumo que, como creación escénica, tiene que ver más con el performance que con el teatro entendido en el sentido tradicional. Fancy Lupe (2014) es el trabajo por el que recientemente ha sido reconocido, como director y escritor, por su estética peculiar en la que explora temas como la represión, el fanatismo y la religión y que fuera protagonizada por Alan Balthazar (q.e.p.d), quien daba vida y justicia a La Virgen de Siquitibum. Romero identifica la performatividad como uno de sus ejes principales. “Queer es una performatividad de la palabra. Su historia tiene que  ver con que un grupo de personas tomaron este término que significa “extraño”, “raro”, “abyecto” para usarlo de bandera y crear alrededor de él toda una corriente ideológica. No es lo masculino ni lo femenino y ese flujo de género, en sí mismo, lo vuelve a uno performativo”. El también dj residente de las fiestas Traición considera que son creaciones construidas con divers

Entrevista con Las Reinas Chulas
Gay y lésbico

Entrevista con Las Reinas Chulas

Ana Francis Mor, Nora Huerta, Cecilia Sotres y Marisol Gasé tienen una relación de mucho tiempo con la comunidad gay: “Las Reinas Chulas empezamos con Tito Vasconcelos, hicimos muchas tablas en el Cabaretito Neón”, mencionan. Hace 20 años, los lugares de esparcimiento eran muy limitados, fue gracias a Tito y David Rangel que la Zona Rosa se consolidó como un lugar abierto a la cultura y la diversidad. Estas cabareteras son activistas desde hace años, y reflejan su compromiso social y humanismo en sus obras: “Nos hemos involucrado en la visibilización de la comunidad LGBT. Con nuestro trabajo planteamos algunas de las problemáticas que enfrenta la comunidad de una manera muy natural, pero siempre presente”, menciona Mor. Con obras como Pimpilenchas o libros como El manual de la buena lesbiana, de Ana Francis Mor, las Reinas hablan a través del humor y la sátira. Lo que el colectivo busca es plantear esta premisa: “Todas las personas tenemos derecho al libre disfrute de nuestro cuerpo y de la elección de nuestro ejercicio sexual”. “Es muy importante salir y vernos desde el placer y el orgullo, creemos que es la palabra adecuada para asumirlo porque cada vez sale más gente, familias enteras y asociaciones. Es bonito ser parte de un colectivo que se celebra, exhibe y no está dispuesto a volver al clóset”, finalizan.

Comentarios

0 comments