Foto: Khrystell Zavaleta

Cafés en la Juárez

Para una buena taza o un momento refrescante en la Juárez, estos son los cafés en los que puedes confiar

Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

La Juárez te ofrece sitios para perderte en las compras, comer bien y beber los mejores tragos, ahora puedes satisfacer tu antojo de café y acompañarlo con alguna especialidad que estos lugares te ofrecen. 

Lugares para tomar café en la Juárez

AAuurraa
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 1 de 4

Es rebeldona, amarilla y comfortable, no pasa desapercibida pero tampoco es evidente que se trata de una cafetería. Todo es parte de la magia de Aauurraa, un lugar tan potente como su café y que suena enérgico al decir su nombre. En la esquina de Versalles, en la Juárez, a Aauurraa lo crearon José Juan Castellanos y Diego Guerrero (quien trabajó en Boot Café, en París) con el propósito de formar algo auténtico y de mucha experimentación. Los granos de café vienen de la región mixteca oaxaqueña, tostados y traídos por Caracol Púrpura. El cold brew es fresco y casero, sienta bien cuando hace calor y lo puedes tomar sin prisa mientras le echas ojo a los zines que tienen en la mesa comunal (larga, angosta y hipsterosa). El latte frío, para refrescarte, se siente cremoso, acompáñalo con la crocante concha de pinole de la tienda de abarrotes Expendio Durango, de la Roma. Tiene un estilacho musical y urbano se extiende entre bocinas y mezcladores, en el póster de Led Zeppelin y en una serie fotográfica de edificios fantasma que marcan “la entrada del barrio”. Aauurraa es la desfachatez más atractiva de esta colonia, con una puntual taza de café .

Monk'Ice
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Heladerías
  • Juárez 

El helado en rollo ha sido una de las grandes innovaciones en la forma de servir uno de los postres más deliciosos. En Monk’Ice– fresca adquisición a la Juárez– la dinámica es más emocionante porque tú creas el sabor del helado a partir de tres ingredientes, ya que la base no tiene sabor (y es libre de lactosa). Un espacio agradable en tonos negros, beige y amarillo con un mural recién pintado del distinguido changuito por Jorge Prado, artista mexicano ganador de un American Art Award 2018 y quien ha llevado sus murales alrededor de Europa y Latinoamérica. Todo se mezcla para crear una especie de crema espesa que se tiñe del color de la fruta o dulce seleccionado. Luego la vierten en una plancha helada para amasarla y aplanarla hasta formar una fina capa que despegan con una espátula para formar los rollitos. Si no sabes qué ingredientes combinar, el dueño amablemente te hace sugerencias dependiendo de tus gustos. Probé el de pepino, tequila y chamoy que me alivianó del calor instantáneamente. Contrasté lo refrescante con lo dulce al pedir uno de conejito con galletas chokis al que quizá le faltó más chocolate. Pero el helado no es la única especialidad, están los cafés, tés y tisanas, como un bora bora con jamaica, manzana, escaramujo, jengubre, maracuyá y caléndula. Ojo, porque al estar tan frío puede costar trabajo sacarlo del vaso. Entre crepas y helados hay competencia por obtener las cinco bananas, el ranking de los monos por ser el mejor antojo en Monk’Ice. ¿Cuál será

Publicidad
Pulpa Amor Líquido
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 2 de 4

Comer frutas y verduras jamás había sido tan divertido y estéticamente atractivo, especialmente cuando sabes que tus platillos se elaboraron al momento y se nota hasta en el aroma. Pulpa Amor Líquido es un pequeño consentido en la Juárez que con su barra de smoothies, jugos y bowls nos acerca a la versatilidad de los ingredientes 100% naturales. La paleta de colores pastel abraza tanto al espacio como a la comida, un diseño interior del propio creador de Pulpa, Francisco Arana. Un gran acierto es visitarlo para bunchear o lunchear, así agarras un horario con poca gente (porque se llena) y te tomas el tiempo necesario para ojear la carta. Los antojizos estarán en apuro con tantas opciones. Consistencia espesa, llenos al tope y decorados con toppings, los smoothies son un canvas líquido que sobresalen en sabores: gimme the power es el indicado para amantes del pb n’ jelly sandwich, que además lleva plátano y leche de almendras; el tono tropical está presente con un hijo de la guayaba, a pesar de llevar naranja y fresa, esta fruta nativa de América predomina en cada sorbo. El pan de agua con el que elaboran los sándwiches es una pequeña artesanía de suave interior. Verde por dentro y dorado por fuera, se luce el chicharito con puré de chícharo, gucamole, espinaca y papa. Uno de los toasts insignia es la trajinera, dos rebanadas de pan integral y centeno abastecidas con una cama de aguacate acompañada de eneldo, salsa de cebolla morada y ajonjolí. Las ansias mañaneras se calman c

Chez Vous #TimeCafé
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 1 de 4

Te presentamos el café que te abrirá posibilidades si trabajas como freelance, desde casa o si necesitas escapar un rato del tedio oficinista Laborar desde casa (o desde donde quieras) toma un nuevo significado con establecimientos como Chez Vous #TimeCafé, que quiere decir “en tu casa”. Es un concepto que llega de Europa en el que pagas por el tiempo que necesitas en lugar de los alimentos y bebidas que pediste. Te dan una tarjeta para sellar tu hora de entrada: pagarás $75 por la primera hora, después sólo pagas por minuto ($1.25) para que estés sin obligación alguna. La cosa se pone mejor, para quedarte todo el día son $325 y si de plano quieres todo el mes son $3,500, ve y regresa cuando quieras. La ventaja de Chez Vous #TimeCafé contra un coworking es que es una especie de todo incluido, come y bebe lo que quieras durante tu estancia (cuidado y no puedas dormir durante los tres días siguientes). El café es chiapaneco y recién molido, te lo preparan en todas sus modalidades pero te recomiendo el capuccino o el latte (leche entera o deslactosada) si tienes paladar más flexible, si no, entonces un expreso. Además hay té y tisanas (de bolsita pero cumplidores), chocolate caliente, panqués, galletas, papitas, fruta fresca y otras botanas que podrían variar de un día a otro. Luego, por si necesitas un descanso, hay juegos de mesa, libros y cerveza. El internet es bastante rápido aún con muchos usuarios y hay una impresora a tu disposición sin costo extra. Quédate todo el tiem

Publicidad
Salve Casa Niza
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Zona Rosa
  • precio 2 de 4

Si estás en Roma, bebe como los romanos; así dicta la regla no escrita del turismo italiano. Pero estamos en la Ciudad de México, a unos pasos de la Glorieta de la Palma y ante un edificio llamado Casa Niza con puertas de espejo cuyo interior relumbra por la blancura del mármol. Al parecer todos los caminos condujeron a Salve, destino cafetero y panadero cuya barra y cocina actúan como lazo entre México e Italia. El símbolo gráfico de Luperca te recibe— la loba que según la mitología romana cuidó de Rómulo y Remo, fundadores de Roma— y te abre camino hacia las cinco estaciones que conforman Salve: una de crepas, otra de panadería, de marquesitas, de sándwiches y de café de especialidad. A esto le denominan “gastronomía en movimiento”. Todo es hecho en casa, como el pan marmoleado que envuelve al roast beef con queso y churcrut para obtener el sándwich Reuben; otro salado consentido es el croissant con jamón serrano. Para las marquesitas usan la receta original con relleno de queso de bola y salsa dulce a elegir, mientras que en crepas la de arroz con leche y lechera se lleva las palmas. Como estrellas de la casa están el brew bar y la panadería. El primero cuenta con diferentes métodos de extracción: V60, chemex, prensa francesa y aeropress, mientras en opciones de cold brew encuentras uno de cuerpo suave con crema o de tonos cítricos y atrevidos con el brew tonic a base de agua tónica con limón amarillo y lavanda. Quienes tengan especial afecto al café corto pueden pedir el

Coco Lovely Food
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 1 de 4

El rubro de la cafetería en la Juárez permaneció tímido durante una temporada. Pero llegó Coco Lovely Food, un proyecto ideado por Abril Frola y Abril Ibarra, un par de tocayas que buscan complacer a la gente inquieta por desayunos clásicos hechos como en casa, jugos y tizanas naturales, café salvia de Buna, comida ligera pero con aires de mundo y, lo que le da un pico de personalidad: una minisala de cine. Para desayunar está el quiche lorraine (sí, con queso Gruyère) con un jugo verde con jengibre, los estelares si me preguntas; en la tardecita una burrata, una tortilla española o la milanesa napolitana con chía crujiente. Excelentes opciones para un día de trabajo. Hay pelis toda la semana en distintos horarios, pero los miércoles son puntuales a las 7pm para proyecciones diversas, algunas intituladas como “Un hombre a la altura” (Laurent Tirard, 2016). Es cuando debes probar sus pizzas: margherita, prosciutto o vegetariana. No te gastas más de 200 pesos para quedar satisfecho, un atributo más que cumple en el segmento lovely (encantadora) del nombre de esta nueva apertura.

Publicidad
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 1 de 4

Es un lugar para trabajar así que si necesitas un espacio en el que te atiendan como rey mientras te concentras en tus pendientes de la chamba, considéralos como opción. El lugar es perfecto para todos los que hacen home office y valoran el ambiente entre cafetería y oficina. Hay una multifuncional, escritorio comunal, wi-fi y los cargadores que se te ocurran para fomentar el coworking; además de música lounge, buena ventilación, iluminación y delicioso café. El menú fue diseñado por la chef Fernanda Díaz. La selección de alimentos y bebidas se enfoca en especialidades típicas de Francia: quiches, tartines y tartas dulces. Toda la repostería está hecha en casa y toma como punto de partida los sabores que propone la chef Silvia Rodríguez, quien colabora con sus propuestas. Puedes encontrar deliciosas conchas de cocoa, galletas de avena o con chispas, panqués y madeleines. Además, hay recetas de aguas frescas con sabores a apio, romero y jengibre, así como smoothies de berries, plátano con cocoa y mamey con vainilla. Cada mes se ofrece un menú de novedades para sorprender a los clientes. Para esta visita elegí probar el smoothie chic, un mix de berries (zarzamora, fresa, arándano) que me sació el hambre mientras me llenó de antioxidantes. Después probé un tartine ratatouille hecho con berenjena y jitomate, con base de humus y aderezado con aceite de oliva. Hasta aquí mi veredicto era ligero pero sabroso. No es noticia, pero uno de los tiempos que más se disfrutan en la comida f

TEO Luncheonette
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 2 de 4

Esta cafetería y lonchería moderna en la resucitada colonia Juárez se ganó (parte de) mi corazón desde antes de sentarme a comer, con su huerto-jardinera, la discreta decoración de Mob Estudio, las fotos y piezas de diseño que venden y las conservas que preparan ahí mismo. Prueba sus bowls y toasts, los cafés de Buna, tienen tés de Tomás Té y desayunos que además de sustanciosos, se sirven hasta las 2pm, lo cual me parece ideal para esos fines de semana de noches largas y divertidas. La otra parte de mi corazón se la ganaron con su fresca limonada con vainilla natural, la jugosa hamburguesa con mantequilla de perejil, echalote y queso gouda, y el sándwich de arrachera con chimichurri y aguacate, algo difícil de comer, pero abundante y sazonado con cuidado. La ensalada de berza (kale), quinoa, jitomates rostizados y queso de cabra quedó a deber, pues el queso de cabra era casi indetectable (amablemente le pusieron más cuando lo solicité) y el aderezo algo insípido y escaso, pero mi alegría regresó con su galleta gigante de chocolate (que se desborda a cada mordida) y sal de mar.  Teo abraza muchas de las tendencias gastronómicas y de los cafés en boga, pero por fortuna tiene con qué sobrevivir cuando cambien los vientos.

Publicidad
Milán 44
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Tiendas gourmet
  • Juárez 
  • precio 3 de 4

Por fuera es atrayente, el diseño arquitectónico es simple en líneas verticales, todo plano, la base es del color del cemento de la construcción y sin embargo, destacan en el interior algunas luces y unas escaleras color verde limón que te hacen voltear y querer entrar porque algo importante sucede adentro. Pronto te llega el aroma a café y el bullicio de vecinos de la colonia comiendo, entonces deduces de qué va este inmueble y te sientes obligado a entrar. La prevención del lugar es que te encuentras en un “barrio, abarrotes y comida”. El término barrio probablemente se refiera a que el sitio se mimetiza perfecto con la urbanidad de la colonia, aunque a decir de ellos, se trata de un espacio de libre visita para los conurbanos de la Juárez (#soydelaJuárez), abierto para congregarse, trabajar, comer, comprar o simplemente esparcirse. La idea de reunir a más de 20 conceptos –algunos ya conocidos– de alimentos, bebidas, productos y servicios no suena descabellado porque te facilitan y acercan lo que te gusta. Pero en conjunto, bajo la premisa de “barrio”, los precios y la vista semi elegante que contribuye el minimalismo en el diseño del lugar, me dejó con la sensación de que algo faltó en cuanto a la planeación y estrategia para invitar a las marcas participantes. Es decir, aquí podrás comer cosas deliciosas a precios justos, o también, comprar cosas cuyos precios rebasan su calidad. El rango de satisfacción es amplio pues parece tener para todos los gustos. Todo depende de l

Rompeolas
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Juárez 
  • precio 1 de 4

La tercera ola del café no ha perdido fuerza con los años, por el contrario, nos pone cada vez más exigentes y a las cafeterías las azota para que se mantengan firmes. El café en Rompeolas tiene la disposición, no de protegernos del oleaje, sino de darle estructura a la tendencia. El concepto es raso: compras tu bebida en la barra y te vas a alguno de los pisos superiores de la confluencia de locales de Milán 44. Es un local diminuto con atención en los detalles para que todo fluya con la idea; con azulejos blancos en la pared de fondo y las equis negras o amarillas que son la firma de Rompeolas. De frente al mostrador está su propia bandera con un zorro que salta y una equis amarilla. En su barra de cemento (como si fuera una continuación del piso) pusieron la cafetera, también hay una cubeta plateada con hielos y un par de botellas que atesoran el cold brew. Tienen revistas especializadas en barismo que te permiten echar un vistazo a las tendencias de las cafeterías del mundo, justo al lado de Albert Einstein, bueno, una alcancía con la forma de su cabeza para que dejes una propina. La austeridad que rodea al puesto parece querer atraer a la clientela que rehúye de la sofisticación, pero al probar el café de Etiopía con granos reliquia, te das cuenta que la infusión dista mucho de ser simple. En la nariz el espresso es extremadamente frutal, similar a las ciruelas frescas y casi puedes percibir la astringencia. No engaña, porque el sabor es similar y sientes de inmediato el

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad