Papalote Museo del Niño
Foto: Alejandra Carbajal

Museos para bebés y niños

Estos espacios del DF ofrecen opciones para que los más pequeños de casa desarrollen su apreciación estética

Por Mariana Molina y Erika Salazar
Advertising

Después de recorrer los museos de la Ciudad de México con oferta infantil, revisa estas actividades para los más pequeños y no salgas de casa sin revisar nuestras recomendaciones de estilo para bebés.

Museos en el DF para niños

Papalote Museo del Niño
Erika Miranda

Papalote Museo del Niño

4 de 5 estrellas
Arte Miguel Hidalgo

Poco conocemos del espacio del Papalote exclusivo para bebés, donde la máxima de “tocar y jugar” se vuelve ley. Cinco zonas especiales están diseñadas para que los pequeños menores de cinco años, puedan jugar y, sin enterarse, desarrollen habilidades.

La zona Pertenezco tiene un espacio para pescar “de a mentiritas”, pollitos en una incubadora  y figuras del sistema solar para reconocer planetas y estrellas.

 

Museo Ripley México
Foto: Cortesía Museo Ripley México

Museo de Ripley México

2 de 5 estrellas
Arte Juárez 

México es el único país latinoamericano que cuenta con tres recintos: DF, Guadalajara y Veracruz. En el museo de la Ciudad de México encuentras objetos y personajes fuera de lo común. Hay una réplica en cera de Robert Wadlow, el hombre más alto del mundo, y una del más gordo (con todo y la dieta que llevaba). 

Advertising
Universum, Museo de las Ciencias
Erika Miranda

Universum, Museo de las Ciencias

3 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Ciencia y tecnología Ciudad Universitaria

Disfrazarse de astronautas y realizar un viaje al cosmos es una de las actividades que Universum tiene los fines de semana para los más pequeños. Enfundados en casco y traje, a los niños se les explica cómo viven estos personajes, qué comen, los paisajes que observan y cómo es el espacio sideral.

 

Museo Memoria y Tolerancia
Foto: Cortesía del Museo Memoria y Tolerancia

Museo Memoria y Tolerancia

4 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Historia Cuauhtémoc

Si bien es cierto que la mayor parte de las salas de este museo están dedicadas al Holocausto (y quizás por eso has escuchado a alguien por ahí decir “se llama Memoria y Tolerancia, pero es del Holocausto”), el MMyT es una institución seriamente comprometida con la promoción de los Derechos Humanos y la cultura de paz. Muestra de ello son la serie de actividades y exposiciones temporales ligadas a la difusión de estos grandes temas, en los que la construcción de una cultura de la tolerancia resulta su eje central. En un país como México, en el que 4 de cada 10 personas afirma que no permitirían que un homosexual, indígena o extranjero viviera en su casa, la promoción del respeto y reconocimiento al otro resulta fundamental. Es por ello que, desde su apertura en octubre de 2010, su directora Sahron Zaga, hacía referencia a la urgencia por cambiar esta serie de ideas tan dañinas y arraigadas en nuestra sociedad. En ese entonces habían realizado una encuesta en la que 90% de la gente respondió que tolerar era soportar aquello que no les gusta. El recorrido por el museo comienza en el quinto piso con una introducción al tema del holocausto judío. Siguen la sala de entreguerras, con seis estaciones, todas muestran una pespectiva histórica y reflexiva de los hechos. Las siguientes salas están dedicadas a otros genocidios (Armenia, Ruanda, Yugoslavia y Guatemala). Una vez que se han revisado estas grandes tragedias, se da la transición de la memoria a la tolerancia: de forma conmo

Advertising
Museo Interactivo de Economía
Foto: Alejandra Carbajal

Museo Interactivo de Economía (MIDE)

5 de 5 estrellas
Arte Cuauhtémoc

Este antiguo convento, que fue comprado por el Banco de México a principios de los noventa, pasó por un exhaustivo trabajo de restauración y adecuación para convertirse en uno de los museos interactivos con el mayor número de reconocimientos internacionales. 

Museo de Historia Natural

4 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Miguel Hidalgo

En el corazón de Chapultepec además de ver a las ardillas date una vuelta al Museo de Historia Natural para visitar su pieza más taquillera: una réplica del esqueleto completo de un Diplodocus carnegiei, un dinosaurio que vivió hace 150 millones de años en la zona oeste de los Estados Unidos.

Advertising
Museo de Cera de la Ciudad de México
Alejandra Carbajal

Museo de Cera de la Ciudad de México

3 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Cine y TV Juárez 

Si algo hay que reconocer a quienes hacen posible la actualización del Museo de Cera de la Ciudad de México, es que los personajes —con excepción de la sección infantil, que parece más bien dirigida a las generaciones X y Y— corresponden al contexto histórico actual. 

Mucho Mundo Chocolate
Alejandra Carbajal

MUCHO Mundo Chocolate

4 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Juárez 

Un museo que quisieras comerte. Esta casa de 1909 en la Juárez es punto de encuentro para amantes del chocolate, historiadores, artistas, chefs, productores y consumidores del cacao y su famoso derivado.

Advertising
Museo de Geología
Wally Bonanza

Museo de Geología

3 de 5 estrellas
Arte Santa María la Ribera

Este lugar lo mandó construir Porfirio Díaz exclusivamente para la investigación, difusión y docencia de la geología. Esta ciencia estudia detalles tan atípicos como la distancia que recorre una tortuga en 15 minutos o el volumen que acumularía en un millón de años una gota de agua por segundo. ¿Algo así como el Azteca? ¡Déscubrelo visitando este recinto!

Museo del Juguete Antiguo México
Alejandra Carbajal

Museo del Juguete Antiguo México (MUJAM)

4 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Doctores

Es un espacio que hace oda a la añoranza. Aquí vienes a recordar, a abrir una puerta a la infancia o, si se prefiere, a ver a la sociedad mexicana a través de sus juguetes antiguos; de las figuras de superhéroe o personajes como Cantinflas y El Santo, a las casas de muñeca, trenes, carritos y robots. No esperes fichas museográficas, la idea es que cada visitante tenga la experiencia de descubrir piezas que marcaron su infancia y comparta su experiencia con sus acompañantes.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising