Cine mexicano de la A a la Z

Desde María Félix, Cantinflas y Tin Tan, hasta Emilio "el Indio" Fernández y Luis Buñuel, celebramos el cine mexicano

Enamorada de Emilio El Indio Fernández
Foto: Cortesía Cineteca Nacional
Por Ángel Arroyo |
Advertising

México tiene una historia cinematográfica tan antigua como el cine mismo. Fue el primer país latinoamericano donde se presentó el cinematógrafo; la primera proyección se realizó el 6 de agosto de 1896 en el Castillo de Chapultepec (hoy, Museo Nacional de Historia) para Porfirio Díaz, y 11 días después se llevó a cabo la primera función pública. A partir de ahí, una revolución cultural surgió en México con la venta de material y equipo de filmación. 

A principios del siglo XX surgieron los primeros cineastas mexicanos como los hermanos Alva o Salvador Toscano, que más que películas hicieron documentales, siendo la Revolución mexicana el primer conflicto armado en ser filmado. El sonido en el cine mexicano llegaría hasta 1931 con Santa, que se convertiría en la primera película sonora mexicana. 

Pero este joven arte explotaría en México hasta los cuarenta, con la llegada de la Segunda Guerra Mundial y la Época de Oro del cine mexicano: Los tres García (1947), Vuelven los García (1947) y Nosotros los pobres (1948), cintas del cineasta Ismael Rodríguez, quien acaparó reflectores junto a Emilio "el Indio” Fernández, famoso por María Candelaria (1944), Enamorada (1946) y La perla (1947).

Después de la Época de Oro, el cine cayó en un bache. Sin embargo, cabe destacar que en los setenta, cineastas como Arturo Ripstein y Felipe Cazals trabajaron en El Castillo de la pureza (1972) y Canoa (1976), a la par que el cine de luchadores y de ficheras crecía.

Durante los noventa, los cineastas Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro, exploraron México por medio de cintas como Solo con tu pareja (1991), Amores Perros (2000) y Cronos (1993) respectivamente, le dieron un aire fresco a las industria cinematográfica, lo que detonó que en los últimos años aparecieran directores como Natalia Beristáin, Alonso Ruizpalacios, Amat Escalante, Alejandra Marquez e Issa López, quienes nos enorgullecen.

A manera de recordar la importancia de nuestro cine, buscamos a los directores, actrices, cantantes, productoras y personajes imprescindibles en la historia del cine mexicano.

Recomendado: 30 películas mexicanas contemporáneas que nos enorgullecen.

Descubre el cine mexicano de la A a la Z

Alfonso Cuarón presenta Roma
Foto: Cortesía Netflix

A de Alfonso Cuarón

Alfonso comenzó dirigiendo episodios de la serie de terror Hora marcada (1990), trabajo en el que demostró su talento. En esa época, junto con su hermano Carlos escribió el guión de su primera película, Solo con tu pareja (1991), que lo llevaría a trabajar en Estados Unidos.

Cuarón sin duda es uno de los mejores directores de las últimas décadas. Películas como 
Y tu mamá también (2001), Niños del Hombre (2006) y Roma (2018) lo conviertiéron en uno de los Mejores cineastas que México ha tenido.

Alfonso Cuarón fue el primer cineasta mexicano en ganar un Oscar a Mejor director.

Blanca Guerra
Foto: Cortesía IMDB

B de Blanca Guerra

Blanca Guerra es una de las grandes actrices de los setenta que siguen trabajando hasta nuestros días. Desde Santa sangre (Alejandro Jodorowsky, 1989) hasta Danzón (María Novaro, 1991) demostró gran versatilidad en su rango actoral

Es reconocida por su trabajo en El imperio de la fortuna (Arturo Ripstein, 1986) por su papel como La caponera, con el cual ganó el Ariel a Mejor actriz, premio que ganaría dos veces más por su trabajo en Días difíciles (1987) y Un Embrujo (1999).

Advertising
Cantinflas junto a los hermanos Atayde
Foto: Cortesía Circo Atayde Hermanos

C de Cantinflas

Pocos personajes son tan representativos en la cultura y el cine mexicanos como Cantinflas, interpretado por Mario Moreno.

Esta caricatura del mexicano es todo un ícono dentro y fuera del país. Tuvo alrededor de 53 de participaciones en películas y series, pero probablemente la más reconocida es 
Ahí está el de detalle (1940), una comedia del enredo en la que nadie sabe bien qué pasa y la confusión genera mucho humor.

Otra de sus películas más famosas es
La vuelta al mundo en 80 días (1956) en la que comparte pantalla con Frank Sinatra y por la cual ganó el Globo de oro a Mejor actor en 1956, arrebatandoselo, entre otros actores, a Marlon Brando. Por su importancia, su reconocimiento y su gran humor (accesible e inteligente), Cantinflas será siempre uno de nuestros más memorables personajes.

Dolores del Río
Foto: Cortesía IMDB

D de Dolores del Río

Dolores del Río no tiene comparación alguna. A pesar de la justificada ribalidad que tuvo con María Félix, por ser la figura femenina más importante de la Época de Oro del Cine Mexicano, Dolores nunca pretendió ser otra persona.

Inició su carrera en Estados Unidos en 1925, pero comenzó su carrera en México hasta 1943. Protagonizó la obra maestra
María Candelaria (Emilio Fernández, 1943) y trabajó con directores como Roberto Gavaldón en Deseada (1951) e Ismael Rodríguez en La Cucaracha (1959), única película donde comparte pantalla con María Félix.

Su belleza y talento cautivaron al director Orson Wells y tuvieron una relación mientras filmaron 
El ciudadano Kane (1941)

Advertising
Emilio, "el indio", Fernández
Foto: Cortesía IMDB

E de Emilio "El Indio" Fernández

Sin duda, una de las figuras más importantes y polémicas del cine mexicano. Emilio hizo películas (junto a otros cineastas) ayudó a crear una identidad artística en México; María Candelaria (1943), Río Escondido (1947) y Flor Silvestre (1943) marcaron la pauta para que muchos directores mexicanos entendieran lo que era hacer cine.

Una de sus películas más importante es Enamorada (1946), protagonizada por María Félix y Pedro Armendáriz, y fotografiada por Gabriel Figueroa. Es una cinta situada en la Revolución Mexicana que presenta un amor accidentado y a una de las figuras femeninas más fuertes de nuestro cine.

Emilio Fernández tuvo muchos problemas, se le acusó de violento, pero nadie discutirá, que fue uno de los cineastas más grandes de la historia de México.  

Michel Franco en Las hijas de Abril
Foto: Cortesía Videocine

F de Michel Franco

Este director defeño ha sido uno de los más aplaudidos en el Festival Internacional de Cine de Cannes; debutó con Daniel y Ana (2009), ganandose a la crítica, para después ganar el premio Un Certain Regard con Después de Lucía en 2012 y Las hijas de abril en 2017.

Además, con su productora ha tenido una gran actividades. En los últimos años trabajó con el actor estadounidense Tin Roth en El último paciente: Chronic (2015) como director y 600 Millas (2015) de Gabriel Ripsttein, como productor.

Advertising
Guillermo del Toro, Invitados especiales, FICM
Foto: Time Out Los Ángeles

G de Guillermo del Toro

Últimamente resulta imposible no querer a Guillermo del Toro. Pero su reconocimiento va más allá de su altruismo en Twitter.

Ha hecho de todo; escribir, diseñar personajes, trabajar en videojuegos y novelas. Del Toro es un apasionado que quizá tenga más proyectos cancelados que realizados, pero nunca se ha rendido. Y aunque tenga mil cosas que hacer, no es raro que veamos al cineasta tapatío dando clases gratuitas u organizando exposiciones.

El cine de Del Toro nos lleva a mundos con personajes fantásticos, sus películas nos enseñan que la maldad tiene muchos rostros como en
La Forma Del Agua (2017) o El Laberinto del Fauno (2006) donde las criaturas más extrañas son las que ofrecen libertad y amor.

Del Toro nos invita en su cine a amar lo diferente y menospreciado, por eso lo que escribe en su cuenta de Twitter no parece más que un acto de congruencia. 

Imagen de la documentalista Tatiana Huezo
Foto: Alejandra Carbajal

H de Tatiana Huezo

A pesar de nacer en El Salvador, Tatiana Huezo vive en México desde los cuatro, pero como dijo Chavela Vargas "los mexicanos nacemos donde queremos". Se graduó del Centro de Capacitación Cinematográfica y presentó su primer trabajo, Tiempo caústico en 1997.

Pero su amor por el documental la llevó a trabajar en El lugar más pequeño (2011); retrato de la Guerra Civil en El Salvador y Tempestad (2016), en la que muestra la impunidad y la violencia en México, el cual le hizo viajar por el mundo.

Actualmente trabaja en Noche de fuego, una cinta que retrata la guerra a través de la mirada de niñas adolescentes. Estrenará en 2020.

Advertising
Ignacio Lopéz Tarso en Macario
Foto: Cortesía IMDB

I de Ignacio Lopéz Tarso

Otra de las figuras más importantes del cine mexicano es Ignacio López Tarso. Trabajó con los mejores y más reconocidos directores, por ejemplo, Ismael Rodríguez en El hombre de papel (1963) o con Luis Buñuel en Nazarín (1959). Sin embargo, el papel más importante de su carrera fue Macario (1960) de Roberto Gavaldón.

Esta película fue la primera cinta mexicana en ser nominada al Oscar en la categoría a Mejor películas extranjera y cuenta con el trabajo de fotográficoa de Gabriel Figueroa. Macario habla de la muerte, pero sobre todo, de la muerte para el mexicano, como la ve con frialdad, con respeto, pero también con arrogancia y cinismo. Uno de los mejores trabajos de López Tarso en el cine.

Juan Gallo
Foto:

J de Juana Gallo

Al igual que las grandes películas del cine mexicano, Juana Gallo (1960) es protagonizada por María Félix y fotografiada por Gabriel Figueroa.

Cuenta la de historia de Ángela, una campesina que tras el asesinato de su novio y padre, se levanta en armas contra el gobierno federal. Así que comienza a ser conocida como Juana Gallo y a tener el apoyo del pueblo.

Aunque se cree que Juana Gallo fue más bien una mujer alcohólica que contaba historias ficticias de ella misma, la película muestra a una mujer imponente y muy fuerte, interpretada por María Félix. Nos muestra como historias de este tipo no eran raras en el Cine de Oro Mexicano y durante la Revolución.

Advertising
Katy Jurado
Foto: Cortesía IMDB

K de Katy Jurado

Mientras que en México se desarrollaba la Época de Oro, en Estado Unidos surgía el Cine Negro, un género similar al policial pero con intriga y crimen, del cual surgió la figura de la femme fatale, una mujer peligrosa, que enamora y al mismo tiempo mata al protagonista masculino. Katy Jurado fue la actriz mexicana que mejor interpretó a la femme fatale.

Su carrera inició en México y participó en películas como Nosotros lo pobres (1948) y Esquina bajan (1948), pero a principios de los cincuenta inició una carrera en Estados Unidos. En 1952 participó en la producción High Noon, que la llevaría a ganar el Globo de oro a Mejor actriz de reparto, en 1953, siendo la primera latinoamericana en ganarlo y dos años después la nominaron al Oscar a Mejor actriz de reparto por la película Broken Lance (1954). 

Emmanuel Lubezki
Foto: Cortesía IMDB

L de Emmanuel Lubezki

No hay más. Tenemos la fortuna de ver en activo a uno de los mejores cinefotógrafos mexicanos —y quizá del mundo— de la historia. Emmanuel Lubezki es el único cinefotógrafo que ha ganado el Oscar en tres ocasiones consecutivas.

Ha trabajado con dorectores como Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Terrence Malick. La constante, de todas sus películas, es un trabajo de fotografía impecable, donde se soporta principalmente de la luz natural, al igual que Gabriel Figueroa. Las composiciones de Lubezki son asombrosas y solo hace falta ver cualquiera de sus películas para notarlo o, ya de perdida, su instagram. 

Advertising
María Félix
Foto: Cortesía IMDB

M de María Félix

Pocas actrices emanan tanta fuerza, talento y belleza como la señora María Félix. Su rostro está inevitablemente vinculado con la Época de Oro y cualquier mexicano conoce al menos una de sus películas. Enamorada (1946), Río Escondido (1947), Tizoc (1956), La Cucaracha (1959), por mencionar algunas de sus películas más importantes. Además, trabajó con algunos grandes directores europeos como el francés Jean Renoir y el italiano Carmine Gallone. 

María Félix fue nuestra más grande diva y su reconocimiento no lo ganó por falta de otras actrices talentosas (porque en su época también estaban Dolores del Río y Katy Jurado), sino por sí misma. No por nada era conocida como La Doña o La Mexicana.

Nosotros los pobres
Foto: Cortesía IMDB

N de Nosotros los pobres

Nosotros los pobres (Ismael Rodríguez, 1948) es uno de los mejores retratos de la pobreza en México, aunque la idealiza. Muestra a la pobreza como un camino a la auténtica felicidad a pesar de las tragedias que se puedan vivir. Esta película se convirtió en el molde de muchas de las telenovelas modernas. Su iconicidad llega incluso en sus canciones, ¿quién no recuerda, al menos por amigos o familiares, la canción de “Amorcito corazón”?.

Las interpretaciones de Pedro Infante, Evita Muñoz y Katy Jurado son de las más recordadas en la cultura popular mexicana. Esta película es un compendio de frases, situaciones y personajes que no solo se repiten en las telenovelas sino en nuestro día a día, dichas y reproducidas por familiares y amigos.

Advertising
Los Olvidados
Foto: Cortesía IMDB

O de Los olvidados y Luis Buñuel

Si Nosotros los pobres idealiza la pobreza, Los olvidados nos la muestra con crudeza y realismo. El director español, Luis Buñuel, se basó en historias reales, en notas rojas de periódico e incluso en casos de tribunales de menores para crear el guión. 

Su estreno fue accidentado por culpa de la censura de la época. Sin embargo, tras ganar a el premio a Mejor director en Cannes en 1951 y después de una gran crítica de Octavio Paz, la película fue revalorada. Luis Buñuel dió al mundo grandes obras maestras como Nazarín (1959), El Ángel Exterminador (1950) o Viridiana (1961). Los olvidados nos recuerda el verdadero desafío que es enfrentar la pobreza, y Luis Buñuel que los inmigrantes no deberían ser ilegales. 

Pedro Amendariz
Foto: Cortesía IMDB

P de Pedro Armendariz

Era el actor favorito de Emilio “El Indio” Fernández, así que partició en varias de sus películas junto a María Félix, Dolores del Río y Gabriel Figueroa.

Al igual que su colega, Antonio Aguilar, era un ávido cantante. Su carrera en México fue prolífica, así que no fue sorpresa que trabajara en cintas de Estados Unidos y varios paises de Europa, hasta logró filmar una película de James Bond,
Desde Rusia con amor (1963), última cinta que haría. Armendáriz fue el amor de nuestras abuelitas y seguro de más de uno de nosotros actualmente. 

Advertising
¡Que viva México!
Foto: Cortesía IMDB

Q de ¡Que viva México!

Cuando el director Sergei Eisenstein —padre de la edición cinematográfica— llegó a México, quedó encantando. Había conseguido recursos en Estados Unidos para filmar aquí, pero no esperaba enamorarse tanto del país.

Recorrió México y filmó ¡Que viva México! una serie de cortos que buscaban retratar la belleza que él veía en nuestra nación. Se familiarizó con el trabajo de grandes artistas como David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera. Filmó una boda tradicional matriarcal en el cerro del Tepeyac y la tradición del Día de Muertos que dedicó a José Guadalupe Posada.

Por desgracia, nunca terminó la película. Nunca pudo editarla (que era lo que mejor sabía hacer) y aunque existen varias versiones editadas por otros, nunca veremos la versión acabada de Eisenstein. Aunque eso no es pretexto para no revisarla, ya es uno de los mejores materiales del cine mexicano.

Alonso Ruizpalacios presenta Museo, su nueva película
Foto: Cortesía Icunacury Acosta

R de Alonso Ruizpalacios

Otro de los orgullos que la Ciudad de México tiene es Alonso Ruizpalacios. Comenzó su carrera dirigiendo episodios de la serie XY, de 2009 a 2012, pero acaparó la mirada de la crítica con su ópera prima, Güeros en 2014, una carta de amor a la Ciudad de México y la huelga de la UNAM en 1999, con la que ganó el Ariel a Mejor película en 2015.

Para 2018, presentó en el Festival Internacional de Cine de Berlín, Museo, cinta protagonizada por Gael García Bernal que recrea el robo que sufrió el Museo Nacional de Antropología en 1985.

Advertising
Sara García
Foto: Cortesía IMDB

S de Sara García

Sara García es también conocida como “La Abuelita Nacional”. Se volvió famosa por sus papeles de madre preocupada o de abuela protectora.

El apodo de “La madre del cine nacional” se le dió por la cinta 
Malditas sean las mujeres (1936) de Juan Bustillo Oro y el de “La Abuelita Nacional” por Allá en el trópico (1940) de Fernando de Fuentes. Pero sin duda sus papeles más recordados son En Los tres García (1946) y Vuelven los García (1946) donde actúa junto con Pedro Infante. Esta mujer es otro de los muchos ejemplos del cine de los cuarenta donde las mujeres tiene mucha fuerza y carácter.

Tin Tan
Foto: Cortesía IMDB

T de Tin Tan

Así como Cantinflas popularizó cierta imagen del mexicano, Tin Tan hizo algo parecido pero con los mexicanos en Estados Unidos.

Germán Valdés es la referencia exacta de el pachuco, todo un estereotipo que querían pertenecer a la cultura estadounidense, pero sin alejarse de su mexicanidad. 

Pero este gran comediante era más que su ropa, ya que es considerado uno de los mejores cómicos mexicanos, además de buen cantante; dio voz a Baloo de El Libro de la selva (1967).

Algunas de sus películas más representativas son
También de dolor se canta (1950) —donde actúa junto a Pedro Infante—, La vida inutil de Pito Pérez (1944) y Las Aventuras de Pito Pérez (1958). 

Advertising
Ulama, el juego de la vida y la muerte
Foto: Cortesía México es Cultura

U de Ulama, el juego de la vida y la muerte

Todos lo relacionado a los ritos, mitos y creencias de las civilizaciones prehispánicas es importante para nuestra identidad como mexicanos, por lo que Ulama, el juego de la vida y la muerte (1986), es una muestra de lo mucho que podemos aprender de las culturas prehispánicas. Esta películas es un documental que recrea y explora el juego de pelota, un antiguo deporte y a la vez rito ceremonial. 

A través del ojo de director Roberto Rochín, vemos la importancia del juego de pelota y lo que significada para estas civilizaciones; un equilibrio entre la vida y la muerte. Era tan importante que celebrarlo tenía incluso implicaciones cósmicas, o al menos eso es lo que nos deja ver. 

Ganó cinco premios Ariel, incluyendo Mejor fotografía y Mejor ópera prima.

¡Vámonos con Pancho Villa!
Foto: Cortesía IMDB

V de ¡Vámonos con Pancho Villa!

Uno de los grandes cineastas mexicanos fue Fernando de Fuentes. Es menos conocido que otros —aunque una sala de la Cineteca Nacional se llame así—, pero nos dio algunas de las mejores películas del cine mexicano. Una de ellas es ¡Vámonos con Pancho Villa! (1935), cinta que  forma parte de la trilogía de la Revolución de De Fuentes y muestra a un Pancho Villa más real, más cruel y humano, alejándose así de la figura benevolente que dejaba ver el cine antes.

Este filme sentó las bases para un género que De Fuentes crearía, la comedia ranchera, aunque la primera película llamada así es Allá en el rancho grande (1936), ¡Vámonos con Pancho Villa! es indudablemente precursora del género y aunque en su momento pasó con más pena que gloria, ahora es recordada como una de las mejores películas mexicanas de la historia.

Advertising
Amelia Wilhelmy en Nosotros los pobres
Foto: Cortesía de la producción

W de Amelia Wilhelmy

Seguro muy pocos la recuerdan, pero esta actriz fue una de las comediantes más importantes de teatro y cine de su tiempo;
Quizá sea más fácil recordarla como “La Guayaba” en
Nosotros los pobres (1947) y Ustedes los ricos (1948). Si bien su papel es el más conocido de su carrera, tiene más roles en A.T.M. A toda máquina (1951) y La oveja negra (1949). 

María Candelaria
Foto: Cortesía IMDB

X de Xochimilco (María Candelaria)

Xochimilco es otro nombre que se le dio al clásico María Candelaria (1944). La razón es muy obvia, se filmó y la historia se desenvuelve enteramente en las chinampas y alrededores de Xochimilco.

Esta obra maestra relata la vida de la joven María que al no tener familia viva, su única opción para sobrevivir es vender flores. Sin embargo, las personas del lugar la desprecian por algo que hizo su mamá mientras estaba viva.

María Candelaria representa el sentimiento de culpa y castigo del mismo México contra la mujer. Es protagonizada por la bella y talentosa Dolores del Río. También muestra a un hermoso Xochimilco en blanco y negro que nos lleva a ver el pasado en la Ciudad de México.

Advertising
Y tu mamá también
Foto: Cortesía de la producción

Y de Y tu mamá también

Fue la segunda cinta que Alfonso Cuarón filmó en México presentó a una de las figuras más emblemáticas más famosas del cine mexicano Los charolastras —Diego Luna y Gael García—, consagrándose con un simple road trip.

Además, Cuarón abordó la sexualidad de una manera audaz que emocionó a más de uno. ¿Todavía se acuerdan del beso entre Diego y Gael? Una oda a la vida de dos jóvenes de clase media, desde dos puntos de vista.

La Zandunga
Foto:

Z de La Zandunga

Otra de las grandes películas de Fernando de Fuentes. La historia se desarrolla en Oaxaca y se enfoca en una joven mujer que se enamora de un nombre que debe irse a Veracruz.

Ella promete esperarlo, pero al paso de los años no tiene más opción que que casarse con un nombre que no ama. Es protagonizada por Lupe Vélez, también conocida como “Mexicana que escupía fuego”. Junto con la trilogía de la revolución y
Allá en el rancho grande (1936), esta es una de las grandes obras de De Fuentes. 

Advertising