Foto: Alejandra Carbajal

Restaurantes y cafés en la Juárez

Esta colonia de la CDMX tiene un sabor único y está esperándote a que la conozcas

Publicidad

La colonia Juárez ha ido ganando terreno en el corazón de los citadinos. No importa lo que busques o lo que tengas ganas de hacer, seguramente encontrarás el spot perfecto en la lista de los 20 lugares imprescindibles de la Juárez

Sin importar si andas solo o acompañado, atrévete a conocer los mejores lugares gastronómicos que tiene esta colonia. Encontrarás dónde comer por menos de $150 en la Juárez hasta lo que haga llorar a tu billetera. Para que conozcas a qué te enfrentarás antes de entrar al sitio, te contamos cómo están estos restaurantes que viven en la Juárez.

Recomendado: Los 50 mejores restaurantes en la CDMX

Lugares para comer o tomar café en la Juárez

  • Italiana
  • Juárez 
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Frente al histórico reloj chino de Bucareli hay una nueva esquina dedicada a la buena pasta. Los chicos de Pastificio, quienes primero nos antojaban desde su tienda en Polanco y nos enseñaban todos los trucos en sus talleres de pasta fresca, están detrás de esta pequeña trattoria en la Juárez. En este spot tranquilo, con joyitas inspiradas en la cocina casual romana, los corazones se ponen felices entre pastas, amigos y vinos italianos.  Uno de los mayores representantes de su cocina son las croquetas de risotto (supplì en italiano), así que fue lo primero que llegó a mi mesa. El suppli al teléfono son dos croquetas rellenas de mozzarella fundido que la verdad duele compartir con alguien; podría comerme cinco yo sola.  Luego vinieron las benditas pastas. La mezze meniche all amatriciana va servida con la clásica salsa de tomate con el punto justo de picante por el peperoncino, y queso pecorino. Una sinfonía. Si no te intimidan las calorías, debes probar su carbonara, cremosa sin llegar a molestar por que la salsa sea demasiado densa, y con sus trozos de guanciale (embutido italiano); más que un plato es un abrazo para el frío que se complementa perfectamente con la acidez de una copa de un blanco siciliano Olli Doc 2021. Para cerrar, el aroma de una tarta de higos me tentaba desde la barra de la cocina, pero preferí el tiramisú, tan humectado que me recordó a un pastel tres leches. Te recomendamos: Fiamma
  • Barbecue
  • Zona Rosa
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Si ya conoces el restaurante de deliciosas y humeantes carnes ahumadas en una bodega de la Santa María la Rivera (nos gusta tanto que fue uno de nuestros restaurantes favortitos del 2023), te traemos uno de los secretos mejor guardados de la Juárez. Dentro del mercado gastronómico Muncher encuentras otra sucursal de Ahumados Pelican. Muncher es un comedor con varias sedes en la CDMX, que seguro lo indetificarás por sus grandes contenedores amarillos. En el de la Juárez verás las mesas de picnic rodeadas de los locales de comida, desde nuevos proyectos hasta clásicos como las Chubbies burgers. El stand de Ahumados está en el segundo piso al fondo. Una vez que tengas tu orden, baja e instálate en el patio al aire libre. Ojo, la dieta tendrá que esperar un poco más porque aquí todo es extra monchoso. En este local se enfocan más en los sándwiches. El clásico de clásicos es el de brisket con queso o el de smoked pork, pero te recomendamos no dejar de lado el mac and cheese y, si vas con amigos, para el centro pide unas alitas (con salsas hechas en casa) y sus maravillosos cubos de barriga coreana, que llevan salsa de chiles fermentados. Lo único que extrañamos fueron los clamatos del Ahumados original, pero no te angusties, muy pronto los disfrutarás también de este lado, ya que proximamente van a vender cerveza.  Si de milagro te queda un huequito, el postre de la casa son las fresas con crema. La porción es bastante grande, además siempre que las pruebo me tocan muy frescas y e
Publicidad
  • Pizza
  • Zona Rosa
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Un domingo de amigos, pizzas preparadas con cariño, sol y spritz. ¿Qué más se puede pedir? La Juárez es tan prolífica este año que hay un lugar nuevo para probar cada semana. Ahora le tocó el turno a una pequeña pizzería que no vamos a soltar pronto.  Un proyecto iniciado en Michoacán llegó a la CDMX gracias a la pasión del chef Daniel Hernández por la cocina italiana. Está al interior de una casa pequeña aunque suficientemente cómoda si vas en petit comité. Si quieres disfrutar del aire, son más agradables las mesas del exterior.  Aquí la onda es que todo se hace desde cero, comenzando con las base de las pizzas, cuya masa se prepara con harina de muy buena calidad, a la que agregan poca levadura y se dejan fermentar por 48 horas. Eso hace una base delgada con el borde muy aireado y ligeramente tostado. Aunque comas cinco rebanadas como si no hubiera mañana (la que esto escribe confirma), se digieren sin problema, a diferencia de las comerciales que pueden llegar a inflamar.  Para beber, no hay más qué pensar sino las burbujas de un spritz, aquí hay diez diferentes; si eres fan del clásico con aperol prueba el Borja, que lleva Libor (un licor de hierbas michoacano similar al Licor 43) prosecco, jugo de toronja y agua mineral.  A la hora de elegir la pizza, las tradicionales como una margherita o la salchicha diavola con carnes frías encabezan la carta, pero luego siguen otras donde la cosa se pone más interesante. Probamos la Bianca San Danielle, una de las especialidades, q
  • Juárez 
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Estamos atravesando por una etapa muy particular en la ciudad. Semanalmente nos encontramos con propuestas de diferente calibre y rangos de precio, haciéndonos a los locales cada vez más exigentes en nuestro compás interno de calidad / precio cuando se trata de decidir dónde invertir nuestro apartado de experiencias culinarias. Darosa presenta diferentes opciones para tiempos completos tradicionales de la mesa italiana. Hay dos cosas certeras de este menú. Primero, que aún mezclando elecciones, todo va a compaginar entre sí y, segundo, que es una situación ideal para compartir (mejor aún si es una mesa llena de amigos para pedir más y probar de todo). Antes de entrar en materia vale la pena acotar: no estamos hablando de porciones copiosas como solemos idealizar. Aunque a muchos puede no complacerles la idea, sirve de consuelo que los planteamientos que nos ofrecen valen mucho la pena en términos de tradicionalidad y ejecución. Para picar y antipasto, ¿qué mejor forma de medir la legitimidad de un espacio mediterráneo que con su focaccia, acompañada de la burrata de la casa? La primera topeada con tomates de temporada y aceitunas negras; la segunda, con zucchini y aceite de laurel, demarcan un gran inicio que, de entrada, puedo definir como los sabores y bocados favoritos de mi visita. En este aspecto, si valoras lo simple y un gran ingrediente, te sorprenderá bastante, aún cuando existe cierta restricción por el tamaño de la porción. El gnuddi es una especie de híbrido entre
Publicidad
  • Juárez 
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Conocí un nuevo y coqueto restaurante en la Juárez donde se mezclan las cocinas asiáticas (en especial thai y japonesa) con ingredientes mexicanos sin dejar de ser comida casual, para todos los días. El lugar es mucho más amplio por dentro de lo que parece por fuera; lo reconocerás por las grandes vasijas de barro que hay por todas partes. Para el calor, hay cinco tés helados con distintos tés y frutas tropicales. Pedí el verde-fresa y vino en una garrafa de más de medio litro (primer pulgar arriba de parte de esta sedienta).  Una de sus entradas insignia son las cebollas en tempura negro con alioli, que me gustaron por la creatividad y la textura crocante aunque el aderezo llegaba a opacar su sabor. Para la próxima lo pediría aparte. Todos los platos fuertes (woks y ramen) son muy abundantes, así que ve con ánimo de llenarte. Pedí el ramen especial (serás mi héroe si logras terminarlo), que va preparado con camarones jumbo rebozados y crujientes, naruto de la casa, alga nori, corazón de lechuga, hongos crudos, cebollín, apio, zanahoria y una gran porción de fideos en un fondo de vegetales y pescado. Si eres purista, dirás que no sabe a un ramen tradicional japonés, pero esa no es la intención del chef Alejandro Candó, sino que aquí partió de los clásicos para crear sus propias versiones. Un punto a su favor es que las verduras estaban firmes y, en general, toma de lo tailandés la incorporación de muchos elementos saludables.  Ya llegado al postre, si le entras a los sabores
  • Zona Rosa
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Este bistró tiene a su favor que la casona que lo acoge tiene un precioso diseño art decó; desde que puse un pie dentro me intrigó conocer sus recovecos. “Casi no tocamos nada de la casa”, me cuenta Michelle Díaz Anderson, quien está detrás de Husman, un proyecto que comenzó como café en Casa Basalta antes de mudarse a la Juárez. Michelle es mitad sueca, mitad mexicana. Su familia tiene una marca de muebles, y encontraron la casa para un showroom, pero pronto vieron el potencial que tenía para volverlo un punto de reunión entre vino y buena comida. Al entrar, del lado derecho hay unas cuantas mesas con una decoración, justamente, muy europea. Del lado izquierdo, la barra es grande, sin embargo te permite platicar en confianza con tu acompañante o con la gente que llegue a tomar un coctel de la buena mano de Xchel Montoya (Sinónimo). Si no has probado sus tragos, aquí es el lugar, pues su estilo de mixología va desde tragos delicados hasta unos muy arriesgados, además de que ver su preparación es un espectáculo. Probé un martini con plátano y hoja shizu que en el primer trago no supe si podría con él y luego no quería soltar de mi mano. La selección de vinos naturales es igualmente importante. Un tip es que si solo quieres una copa y alguna entrada, sube las escaleras, pasa por el segundo piso que es una galería y llega a la terraza; en este espacio hay una segunda barra, sillones cómodos y está rodeada de plantas para echar a gusto el chisme. De vuelta al primer piso, Michell
Publicidad
  • Cafés
  • Juárez 
Sumérgete en un ambiente a blanco y negro en Selfie Café, una cafetería petfriendly ambientada con diferentes spots para que obtengas las mejores fotos para tus redes sociales. El principal es una caricatura blanca de estilo sketch, una tendencia coreana, del cual cada mes cambian los dibujos. De manera permanente cuentan con un espacio de donas gigantes, una recámara y el comedor; el resto los cambian cada mes o un poco más si fue muy querido por los clientes.  Aquí hasta las bebidas son todo un arte, en tu latte o chocolate pueden colocar en 3D alguna figura de tu elección como especialidad de su barista. No te preocupes si no tienes quien te acompañe, Selfie Café es un espacio creado con mucho amor y cuidado para que todos puedan disfrutar su estancia. Su gerente Irving con gusto te recibe todos los días de 9 am a 9 pm, además, te ayuda a tomarte fotos y te da consejos sobre el mejor ángulo para capturarlas.  Su cocina está liderada por el chef Andree Peña, el cual tiene lista una amplia variedad de alimentos y bebidas que no se limitan a cafés y panes como en una cafetería tradicional. Sus platillos estrella para desayunar son los sándwiches de waffle o el Croissant del Chef —un exquisito croissant de mantequilla gourmet con jamón, queso manchego, huevo estrellado, tocino, aguacate, queso de cabra y aderezo especial de la casa—.  Si vas de lunes a viernes hackea al sistema y obtén un desayuno completo por solo $95 pesos, el cual incluye fruta, café y un huevo al gusto o c
  • Juárez 
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
El nombre no puede ser más claro, aquí se especializan en carnes ahumadas muy al estilo sureño de Estados Unidos. Los dueños son una pareja venida de Tamaulipas con todo el expertise en cuanto a carne que nos falta en la ciudad (léase "estamos agradecidos" con voz de marcianito). Aunque hay también algunos cortes a la parrilla, aquí la onda es que pruebes los ahumados de cocción lenta: brisket, pulled pork, incluso hay combos familiares con pollo o pescados ahumados. Estas tiernas proteínas pasan por un ahumador Pitmaker. Casi ningún restaurante en CDMX tiene uno de estos, ya que es una marca texana con caraterísticas especiales que hacen que la carne conserve toda su jugosidad y el sabor se concentre. No íbamos a comenzar con la carne así nomás sin probar alguna de sus entradas. Redoble de tambores para la papa rellena con carne asada. La porción alcanza para dos o tres personas, pues es una papa enorme con hongos a la plancha, tocino y bastante queso (humeante y derretido).  También le entramos  al mac and cheese y, aunque la pasta no estaba tan cremosa como en otros lugares, se compensó con la suavidad de los trozos de pork belly que lleva por encima, con una salsa de chile morita y tequila.  Ahora sí, si vas en grupo y te cuesta decidir, el brisket con pan hecho en casa o las costillitas BBQ no te van a fallar; el hueso sale limpio fácilmente y puedes elegir entre tres salsas: naranja, piloncillo y chiltepín-morita. Nos fuimos por esta última y no es demasiado picosa, sol
Publicidad
  • Juárez 
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
En la Juárez hay un pequeño lugar con tornamesas, cerveza artesanal espectacular, tortillas de maíz criollo hechas al momento y de harina de Sonora, además de una serie de carnes y no-carnes ahumadas. Conoce Fábrica de humo, la nueva taquería que rebosa personalidad. El lugar, menú y todo el concepto fue creado por el chef eslovaco Pavol Lachkovic, con más de 20 años en México, en los cuales ha tenido el objetivo de entender, replicar y mejorar nuestro emblema más representativo: el taco. Así, toma de base la tortilla (azul, criolla, a mano) y le suma personalidad a los rellenos con procesos europeos y asiáticos; su complemento es Edgar Mejía, con experiencia en la industria musical, textil, cervecera y gastronómica. El lugar es lindo, con aires hípsters sin caer en lo pretencioso. El ambiente -por la zona- es tranquilo, pero a partir del viernes puedes encontrar Dj en la tarde, lo que da una nueva atmósfera. El tipo de ahumado que utilizan tiene tres momentos: el primero, salar y condimentar la carne (según el caso) y ponerla en hielo mientras se ahúma por primera vez; el segundo, sous-vide, se basa en cocer la carne al alto vacío; el último, es una cocción/ahumado en caliente, con encino. Esto permite gastar menos leña, manteniendo los sabores y jugos que a veces se pierden cuando se ahúma tradicionalmente. Ahora si, lo que nos importa más. Probamos el char siu, un taco a la BBQ, que emula un poco al yankiniku coreano (una técnica de preparación). Va acompañado de brotes y
  • Juárez 
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Si la canción que lleva en el coro: “If you like piña colada?” fuera un lugar en la Ciudad de México, ¿cómo te lo imaginas? Seguro sería algo muy parecido a Palapa Cantina.  Fui a conocer la nueva cantina que rinde homenaje a la coctelería y gastronomía de todos los países del Caribe. Dar con esta palapa -literalmente es como una enorme palapa- puede ser enredoso porque no se ve desde la calle. Junto a una puerta de hierro sobre Versalles hay una plaquita con el nombre; entra y dirígete al final del pasillo hasta que distingas el techo de paja. Al son de “pasito tun tun”, entra y acomódate. El espacio es abierto, con mucha madera, lámparas de mimbre y rodeado por completo de palmas tropicales. Aquí sí puedes entrar en huaraches, ya que solo falta la humedad y el mar turquesa para sentirte en la playa.  Para entrar en calor, un traguito. Me fui por el Fresco, que lleva Chivas Regal 12, cordial Fresco (té de limón, miel y semillas de cilantro), Angostura bitter y soda. Un coctel alcoholoso y adecuado si te empalagas fácilmente. Obviamente, el ron cubano tenía que hacer una gran presencia en la carta y lo encuentras en clásicos como mojito, daiquirí, presidente y en creaciones de la casa como el Carretillero (con Ron Havana Club, Carpano dry, verjus rojo, agua de azahar y almíbar de miel). El emoji de fueguito hecho coctel.  El chef colombiano Sebastián Pinzón es quien estructuró un menú de alimentos que reúne sabores típicos desde Yucatán hasta Colombia, pero que también da lug
Recomendado
    También te puede gustar
    También te puede gustar
    Publicidad