¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

Arquitectura de la colonia Juárez en la CDMX
Foto: Alejandra Carbajal

20 lugares imprescindibles de la Juárez

La Juárez fue una de las zonas más exclusivas durante el Porfiriato. Te invitamos a descubrir los lugares imperdibles de esta renovada colonia

Por Time Out México editores
Advertising

Este año hemos visto incorporarse nuevos lugares a la oferta gastronómica y de entretenimiento de la Juárez, que no solo han revolucionado la colonia sino que ya son un emblema de la CDMX. Atrévete a vivir nuevas experiencias y descubre una nueva ola creativa en la Juárez, tanto en proyectos gastronómicos como de diseño. Niddo con su comida reconfortante, los sabores increíbles de Joe Gelato para disfrutar en el verano y la propuesta de la diseñadora Carla Fernández, son solo algunas de las joyas de la colonia.

Desde un speakeasy con una mixología envidiable y galerías hasta restaurantes a cargo de chefs reconocidos, como Elena Reygadas y Eduardo García, te recomendamos estos espacios imprescindibles para redescubrir la Juárez, una de las colonias más cool de la CDMX.

Recomendado: Guía completa de la Juárez.

20 lugares que debes conocer en la Juárez

1. Hanky Panky Cocktail Bar

5 de 5 estrellas
Bares y cantinas Coctelerías Juárez 

La expresión "Hanky Panky" es todo lo que no quieres que tus papás te cachen haciendo con tu pareja. Cachondeo, pues. También es el nombre de un trago que preparó la legendaria Ada “Coley” Coleman con fernet, vermouth y dry gin en el bar del lujoso hotel Savoy en Londres. Nunca esperarías encontrar un bar tras este disfraz (que no te podemos describir), sin embargo, mientras das la finta de ir al baño, en realidad, te adentras a un mundo oculto, lleno de secretos. Bienvenido a Hanky Panky. 

2. Niddo

4 de 5 estrellas
Restaurantes Fusión Zona Rosa

Rompí la primera regla al visitar Niddo: no probar el grilled cheese de gouda y cheddar, ni el mac n’cheese con salsa bechamel. Para mi suerte estos platillos estrella se terminaron, situación que me hizo pedir opciones que ni siquiera pasaron por mi mente, pero que por la atenta recomendación de la casa me convencieron. Así recibí el apapacho culinario del que tanto se habla. Comida que llena el alma gracias a las elecciones de la chef Karen Drijanski y su hijo Eduardo Plaschinski, a quienes verás en acción desde la cocina abierta. La cultura de las especias se asoma en cada opción del menú, como fish cake servido en un esponjoso pan brioche con filete de pescado desmenuzado a la plancha, acompañado de ensalada de col con manzana; la sazón es un abrazo de especias fusionadas con los sabores del mar. Por humus casero no se detienen, lo encuentras en la ensalada de pollo con quinoa, una buena opción de sabores conocidos pero avivados. El bagel veg que lleva aguacate y zaatar remite a la hora del brunch, pero pedirlo por la tarde nivela el apetito y deja antojo suficiente para todavía ojear la carta. El french toast de babka es prueba clara de que el postre es alimento para el espíritu, pan elaborado con chocolate y toques de canela acompañado de compota de frambuesa y crema. Niddo es el tiempo y espacio de la comida reconfortante, una propuesta que remite a los sabores hogareños para hacerte sentir mejor con cada bocado.

Advertising

3. Kyo Sushi-Ya

4 de 5 estrellas
Restaurantes Japonesa Juárez 

El nuevo restaurante del grupo Rokai-Kobayashi se aloja en el primer nivel de una casona porfiriana en la Juárez. Kyo Sushi-Ya atiende sólo con reservación y es un espacio tranquilo y minimalista, concebido para brindar una atención personalizada a los comensales. Consta de una barra de madera con trece asientos, donde puedes ver a sus tres chefs japoneses en acción; sus diestros movimientos al filetear pescado y moldear los nigiri o los rollos de estilo tradicional japonés –nada de queso crema ni chiles toreados– te mantendrán hipnotizado. 

4. Aeromoto

4 de 5 estrellas
Qué hacer Juárez 

La Juárez tiene un nuevo vecino: Aeromoto, una biblioteca pública especializada en títulos de arte contemporáneo. Todo empezó cuando Maru Calva, Jerónimo Rüedi, Macarena Hernández y Mauricio Marcin decidieron compartir sus bibliotecas personales para que más personas pudieran consultarlas. Hoy se pueden solicitar estos libros de manera gratuita, durante tiempo ilimitado, mientras tomas el té en este espacio. Ya si quieres llevarte alguno a tu casa, lo puedes pedir en préstamo con su sistema de membresías.“Pendejo el que presta un libro, pero más pendejo el que lo regresa”, reza el famoso refrán, pero como es una biblioteca, dice Marcin, por lo menos tienen control sobre quién se los lleva y es más fácil que no los pierdan. 

Advertising

5. Amaya

3 de 5 estrellas
Restaurantes Mediterránea Juárez 

Cuando los ingredientes son de primera calidad, estos brillan por sí mismos. La mano experta que los supo transformar en Amaya es Jair Téllez (Merotoro), quien apostó todo a favor de los insumos que utiliza. El interiorismo prolonga el paisaje citadino que caracteriza a los restaurantes de la Juárez: paredes crudas, columnas con cemento expuesto y acabados mínimos. Al exceso de mesura en el comedor lo contrasta un mural psicodélico de un rostro femenino que parece expandirse. Otro gesto es el piso amarillo y azul, de tintes señoriales, clásico de una casa colonial. 

6. Joe Gelato

4 de 5 estrellas
Restaurantes Heladerías Juárez 

El gelato artesanal italiano se diferencia del helado al estilo estadounidense en la proporción de grasa, ya que su base es agua o leche, en vez de yemas y crema de vaca —o el dañino y barato sustituto de manteca vegetal de los helados industriales— y en que contiene menos azúcar y aire agregado, ya que se bate a baja velocidad. Cuando se hace apropiadamente, los sabores son más limpios y frescos, y la textura aterciopelada. Uno de los contados lugares donde se elabora con maestría es Joe Gelato, de José Luis Cervantes, graduado de L'Università del Gelato di Carpigiani y ex Pujol, Quintonil, Narisawa (Tokio) y La Calandre (Italia).   Además de su técnica rigurosa y combinaciones inesperadas (maíz azul, lúpulo y chocolate blanco, frambuesa y jamaica), el chef Cervantes no escatima tiempo ni ingredientes y utiliza únicamente productos naturales. Ese cuidado por los detalles brilla especialmente en dos favoritos, que no te puedes perder: su gelato de aceite de oliva, sedoso, afrutado y envolvente, sin ser pesado, y el sorbetto de cacao, que conquista sin irse por la vía fácil (el exceso de grasa y azúcar) y logra un chocolate goloso, intenso, aromático y en perfecto equilibrio. Además, cada mes hay especiales de temporada, paletas y pasteles helados sobre pedido.

Advertising

7. Fifty Mils

4 de 5 estrellas
Bares y cantinas Bares de hotel Juárez 

Tanto el logo como el nombre de este bar hacen referencia al jigger, la herramienta más usada por los bartenders para medir cerca de los 50 mililitros. Para entrar, tienes que atravesar el cuidado jardín y pasar por la fuente iluminada con antorchas. Una vez adentro, la decoración de terciopelo en tonos profundos –como los de las piedras preciosas–, el bronce y la madera oscura te harán sentir envuelto en una atmósfera cálida y sofisticada. Encontré una impresionante barra de mármol, donde la estrella de la mixología, Mica Rousseau (Nikki Beach Los Cabos y Buddha Bar México), seduce con sus cocteles. 

Jaiba desnuda cangrejo tostas de Café Nin CDMX Elena Reygadas
Foto: Una Pérez Ruiz

8. Café Nin

4 de 5 estrellas
Restaurantes Mundial Juárez 

La Panadería Rosetta de la Juárez fue exitosa desde que abrió, pero Elena Reygadas no se durmió en sus laureles panaderos y aprovechó la oportunidad de ocupar también el local de al lado, para convertirlo en un café-restaurante más casual que Rosetta y Lardo, con una agradable barra, más mesas en un tapanco y un menú que comparte algunos elementos con los dos lugares mencionados, pero no es lo mismo. El énfasis está en los panes, las pastas y los platos con acentos herbales que esta cocinera formada con el chef italiano Giorgio Locatelli maneja con maestría; también más informal y lúdico, coquetea con la idea de una barra de tapas, con una carta en la que la categoría más nutrida es la de las entradas. Hay desde una reconfortante sopa de poro, papa y tocino y opciones vegetarianas (como la ensalada de endivias, hierbabuena y toronja, el hummus de haba tierna al estragón o las verduras a la plancha con mayonesa de ortiga), hasta clásicos instantáneos como el pan tostado con jaiba suave rebozada, salsa de mango picante, cebolla morada encurtida y brotes de cilantro, que es una de las combinaciones de sabores, texturas y colores más juguetonas y acertadas que he probado este año: el pan de miga suave, alveolada y corteza crujiente como base, el mango, dulce y aromático, con su toque de picante, para contrastar con la sal del mar en la jaiba de fritura perfecta, más el ácido del encurtido, que hacen salivar con gusto; cada elemento en una justísima proporción. En los platos fue

Advertising

9. Havre 77 Brasserie & Huîtrerie

4 de 5 estrellas
Restaurantes Francesa Juárez 

Eduardo García siempre quiso abrir una brasserie clásica y cumplió su sueño con Havre 77. Desde sus comienzos en Brasserie Le Coze y Le Bernardin de Eric Ripert, el chef de Maximo Bistrot se enamoró de la cocina francesa tradicional y de sus técnicas que no admiten atajos: el producto debe ser de primera calidad y hay que dedicar todo el tiempo del mundo a las cocciones. Ese cuidado se nota en cada plato: la comida fue impecable del primer tiempo al último.

10. Teatro Milán (Foro Lucerna)

4 de 5 estrellas
Teatro Juárez 

Durante los casi 30 años en los que el interior del Teatro Milán permaneció en ruinas, su marquesina se mantuvo intacta. La mañana del 19 de septiembre de 1985, ese importante recinto fue víctima del terremoto que sacudió a la ciudad. El espacio que permitía al público capitalino conocer las propuestas teatrales gestadas en la Universidad Veracruzana tuvo que cerrar. Lo que en pleno 2014 parecía improbable, ha sucedido: el Teatro Milán volvió a levantar su telón. Ahora bajo las riendas de los actores y empresarios Mariana Garza y Pablo Perroni, quienes se encargaron de proyectar la remodelación del sitio que alberga tres espacios destinados a las artes escénicas. 

Advertising

11. Carla Fernández Flagship Store

4 de 5 estrellas
Shopping Juárez 

Si hay una diseñadora mexicana que se puede dar el lujo de abrir de abrir boutique tras boutique en la ciudad, es Carla Fernández. La autora de El manual de la diseñadora descalza está imparable y ahora está lista para conquistar la Juárez con su nueva flagship store ubicada en la esquina de Marsella y Havre. Cada detalle de la tienda está cuidado con precisión, desde la posición alineada de la ropa, hasta la forma en que se exhiben en aparadores las pulseras molinillo y hasta una imponente hamaca tejida por artesanos de Guanajuato. La tienda ofrece las colecciones de cada temporada de la firma, junto a algunas piezas de las marcas: Alma, Ángela Damman y Yolotli. La planta baja está destinada a la línea de mujer, mientras el primer piso alberga la ropa de hombre y artículos para el hogar, así como las residencias de los artesanos. En el último nivel se encuentra una terraza que como parte del manifiesto del apoyo de la marca al arte, el diseño y la cultura mexicana, será un área orientada a impartir talleres educativos. El primero que se impartirá será sobre telar de cintura. Concebida por el escultor y artista mexicano, Pedro Reyes, la tienda, refleja la visión de su autor. Reyes se inspiró en su influencia por la arquitectura brutalista, dando como resultado una construcción hecha de concreto; los pisos se cubren de mosaicos en este material con ideogramas inspirados en la iconografía azteca que se traducen en una atmósfera totalmente  prehispánica. Lo sabemos, los prec

12. The Back Room

Bares y cantinas Coctelerías Juárez 

Es un secreto a voces, pero evidencía su ubicación con un letrero en la entrada de Trattoria Isabella. Lo que sí es un misterio es la puerta de ingreso. En The Back Room, el cuarto de atrás, relatos de coctelería clásica y de autor son narrados desde la barra. Después de un par de accesos al estilo 007, se abrió un espacio tenuemente iluminado con un sentido muy masculino por los anchos sillones de cuero. No había estruendos musicales ni aglomeraciones, reinaba la tranquilidad y lo percibí como un espacio estimulante para los aficionados a la coctelería de especialidad. Si eres como yo y te envicias leyendo cada uno de los ingredientes, mejor dirígete a la barra y guíate por la mano experta. Inicié con el clover club, sello de la casa. Gin y vermut seco, combinación de frambuesa y jamaica que no se sobrepasaron en acidez y dejaron una bebida sumamente fresca; la cereza del pastel fue la copa cubierta con azúcar glass. El banker’s punch lo sirvieron en una botellita que bien pudo pasar como jarrón con su flor. Traía frambuesa, un toque fragante de nuez moscada y sutil amargor de naranja; la composición de licores con ron, whisky y jerez develó una mezcolanza de maderas y avellanas, remate atrevido y muy bien ejecutado. La mejor travesía a Oaxaca y al paraíso del chocolate se vivió con un coffe, rice & smoke: cremoso rumchata, robusto licor de café hecho en casa y mezcal infusionado con vainilla en gloriosa combinación de chocolate amargo y oaxaqueño, topeado con ralladura

Advertising
Mucho Mundo Chocolate
Alejandra Carbajal

13. MUCHO Mundo Chocolate

4 de 5 estrellas
Museos y centros culturales Juárez 

Un museo que quisieras comerte. Esta casa de 1909 en la Juárez es punto de encuentro para amantes del chocolate, historiadores, artistas, chefs, productores y consumidores del cacao y su famoso derivado. La arquitecta Ana Rita García Lascurain creó un espacio dedicado a la investigación y difusión de conocimiento en torno a uno de los ingredientes más celebrados de la humanidad, que tiene su origen en México. Con una estupenda museografía, aquí conocerás parte de la historia, la producción, las propiedades y efectos del cacao y el chocolate, no sólo con el sentido de la vista, sino también con el olfato, pues hay un cuarto con las paredes recubiertas de chocolate donde el delicioso aroma te invade.

14. Xaman Bar

4 de 5 estrellas
Bares y cantinas Coctelerías Zona Rosa

La ciudad siempre trae sorpresas, en cada rincón y todo el tiempo. Es en esos detalles donde yace la magia de la capital: en sus habitantes y en aquellos “no-lugares” que implican un momento aparte. Así es el espíritu de Xaman, este bar en la Juárez que por un lado está oculto y al mismo tiempo forma parte de la metrópoli salvaje; la única referencia para encontrarlo es un letrero discreto que se deja ver al pie de unas escaleras. El lugar es un punto y aparte del resto de la calle y por dentro está decorado con elementos que hacen referencia al desierto y a la mística de los chamanes. Este bar se separa de los demás speakeasy de la capital gracias a su barra y a su tranquilidad peculiar.

Advertising

15. Casa Morgana Heladería

3 de 5 estrellas
Restaurantes Heladerías Juárez 

Es una heladería diminuta e interesante sobre Milán en la Juárez, lo notarás cuando veas el azul rey de la fachada. A la distancia parece un salón de té cálido, por las luces amarillas y los adornos vintage, pero cuando te acercas ¡pum! verás un mostrador que recuerda a los carritos de helado italianos de los años treinta. No hay mesas ni sillas, pero Kirén hizo un trato con Milán 44 para que sus clientes puedan sentarse a disfrutar de su gelato sin problema alguno. La propuesta se divide en dos: gelatos y sorbetes. 

16. Querencia

3 de 5 estrellas
Shopping Juárez 

En una de las esquinas de Plaza Washington, en la Juárez, se asoma una pequeña tienda que guarda pedazos de vida y los reparte en forma de plantas poco comunes. Helechos, cactus, aralias y bromelias son las protagonistas irrefutables de esta concept store, mejor conocida como Querencia. La misión de esta tienda es inculcar el amor y respeto por estos seres vivos (de ahí su nombre: Querencia) a través de la venta de plantas; también cuentan con macetas de barro,  floreros, tazas, terrarios, productos orgánicos, bisutería y accesorios de palma, mimbre, rafia y lino. Si eres principiante en el arte de cuidar plantitas, acércate a Irma, ella está todo el día en la tienda y con gusto te puede asesorar respecto a los cuidados de las plantas: cuánto tiempo de sol necesita cada una, la cantidad de agua, incluso cuál se acomoda mejor a tu espacio. La oferta de Querencia también abarca marcas de belleza y aromaterapia como Dermapoteca, Aroma N72 y Proyecto Botánico.  El local es reducido y las macetas están distribuidas por todas partes, unas en el piso y otras colgadas del techo (ten cuidado al caminar, puedes chocar con alguna de ellas), sin embargo, todo es parte del encanto hogareño que caracteriza a Querencia.  Date una vuelta por más tiendas de moda y diseño en la Juárez y checa los mejores lugares para comprar plantas en la Ciudad de México.

Advertising

17. Rico

4 de 5 estrellas
Gay y lésbico Zona Rosa

Si tienes ganas de bailar hasta el amanecer, Rico es el nuevo lugar en la Juárez para hacerlo. La mitad de la semana este enorme lugar se utiliza para todo tipo de eventos, pero en cuanto llega la noche del jueves, Niza 45 se convierte en Rico, un espacio con dos ambientes diferentes para darle gusto a toda la comunidad LGBTTTI.  Lo primero que te encuentras al cruzar la puerta son carteles de luces neón, espejos, cortinas y estroboscopios. En la planta baja todo se trata sobre saber perrear, pues el reguetón es lo que impera. Al subir por la escalera, te encuentras en el segundo ambiente que es un poco más alternativo, pues lo mismo suenan Selena con Los Dinos, que Debbie Harry con Blondie, además de ser este el espacio que destinan para hacer eventos especiales y noches de homenaje. En Rico puedes encontrarte a todos los protagonistas de las noches LGBT+ en la Ciudad de México: artistas, drag queens y oficinistas, todos están invitados a pasar una noche espectacular en este sitio que cada noche está a reventar. La barra no dista mucho de los sitios aledaños de Zona Rosa, pues la cerveza es la reina de la casa, pero acércate a su infame barra y prueba sus tragos mezclados. Un consejo de fiestero profesional es quedarte cerca de alguna barra, pues de repente y sin previo aviso sueltan promociones y hasta algunas chelas gratis. Si te gusta empezar temprano la fiesta, este bar gay abre sus puertas a las 7pm y lo mejor es que no pagas cover; si te gusta llegar elegantemente

Galería Ethra
Cortesía Galería Ethra

18. Galería Ethra

4 de 5 estrellas
Arte Galerías Juárez 

El nombre de esta galería debe leerse al revés: arhte. Se trata de una casona de principios del siglo XX que hace cuatro años se convirtió en un espacio dedicado al arte contemporáneo. La idea de transformación del lugar radica en que las propias piezas creen el concepto del espacio, ya que no se quiso intervenir en el inmueble, para conservar su esencia. Las únicas modificaciones relevantes que se hicieron fueron una cocina para el catering de eventos especiales y un balcón con piso de madera, que le da a la galería un toque especial al conjugar lo contemporáneo con lo clásico de la construcción. Etrha cuenta con cinco salas de exhibición, dos en planta baja, dos en el primer piso y una sala especial para exposiciones gráficas, además de una para atención a clientes. Este espacio se enfoca en la difusión de artistas con una trayectoria consolidada y jóvenes artistas que muestran solidez en su trabajo. Entre sus artistas fijos están Javier Guadarrama, Manuel Pujol Baladas, Pamela Martínez, Eric Pérez, Alejandro Santiago, Elvira Sarmiento y Adrián Procel.

Advertising
Proyecto Público Prim
Foto: Alejandra Villegas

19. Proyecto Público Prim. Casa Juárez

3 de 5 estrellas
Arte Juárez 

Esta casona antigua, que data de principios del siglo XX, es escenario de exposiciones de fotografía y arte contemporáneo. También es sede de eventos como La Lonja MX y Proyectos Unidos Mexicanos.Albergó la exposición Women New Portraits de la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz. 

20. Tamales Madre

3 de 5 estrellas
Restaurantes Mexicana Juárez 

En la Ciudad de México encuentras en cada esquina tamales, pero no siempre cumplen con el sabor ni respetan los ingredientes como en Tamales Madre. Un –pequeño- local en la Juárez, donde todo es una experiencia. Para entrar tienes que subir un escalón y después bajar hasta encontrarte con una mesa gigante de madera en medio las vaporeras (ollas para hacer tamales). El lugar es pequeño porque solo caben 10 personas sentadas, pero el espacio que sobra lo utilizan para la preparación de los tamales. Verás a los cocineros trabajar en nuevas recetas y emplatados y preparar las bebidas. Los tamales los hacen con maíces criollos nixtamalizados diariamente, lo que te garantiza la frescura de cada producto. Logran combinar la tradición con la modernidad en cuanto a la presentación, algunos ingredientes y técnicas. Para comenzar pedí un tamal de nuez, acompañado de natilla de cajeta ($62) ¡Qué delicia! El tamal tenía mucha nuez, un color perfecto y sabor excepcional. Era evidente que la nuez aportaba textura, y la natilla (parecía más salsa) el dulzor para equilibrar. El tamaño es mucho más pequeño que los comunes, así que dos tamales son perfectos. Después pedí el de pollo y miltomate ($55), lo sirven con salsa de tomate y verdolagas. La salsa no pica y no tenía bastante pollo, con un tamal súper esponjoso que valía cada bocado. Tienen muchos sabores como cacao, mole, pasilla, frijol y cada mes presentan un especial. Tamales Madre ofrece un lugar para disfrutar un buen tamal con

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising