Fonda Marina
Foto: Alejandra Carbajal

Restaurantes de la CDMX recién reseñados

Conoce los nuevos lugares para comer en la Ciudad de México reseñados por nuestros expertos de forma anónima

Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

¿Quieres descubrir nuevos lugares para comer? Sabemos que tienes tus favoritos, pero siempre te puedes sorprender por los nuevos proyectos gastronómicos en la ciudad. Encuentra los nuevos restaurantes que visitamos en diferentes zonas de la CDMX. 

Lugares para comer en la Ciudad de México recién reseñados

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Polanco

El nombre de este café de especialidad en Polanco no podía ser más descriptivo. Se trata de un lugar de color blanco con tonos madera y con grandes ventanales que lo separan de la Avenida Isaac Newton, en donde se ubica. La Caja de Cristal es todo lo que a Polanco le hacía falta: un buen café (qué digo bueno, un gran café) en un espacio que se presta para las juntas de trabajo, para instalar el home office, para una tarde de chisme o por la siempre necesaria taza mañanera para llevar. Desde las mesas, y gracias a las grandes ventanas que te permitirán ver toda la calle, la atmósfera que persiste es de paz: luz natural, música suave, los aromas de los granos que pasan por las prensas francesas o los sifones japoneses y a los que acompañan, sutiles, los panes dulces que se hornean para llegar calientitos a tu mesa. En La Caja de Cristal tienen las bebidas que ya conoces y amas como espressos, ristrettos, lattes y flat whites además de métodos de extracción como V60, Chemex, Sifón Japonés, Prensa Francesa y Aeropress. Lo mejor es que los baristas sabrán recomendarte el mejor método para el grano de tu elección, o viceversa. En mi visita me tocó decidir entre café chiapaneco de Finca Hamburgo, una productora de los altos de Chiapas, y los colombianos Finca Nabguana, de la región de Sevilla, y me contaron que dentro de poco tendrían una opción de Finca Garabandal, de Veracruz. Pero lo mejor es que cada cierto tiempo van cambiando de fincas y de regiones, así que seguramente te toc

  • 5 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cuauhtémoc

Mamma Ricotta es el nuevo restaurante de la chef Karina Morales (Zapote) y el pizzaiolo Hababuc San Luis. Aquí, exploran una de las recetas más queridas y confortables de todas: la pizza, en su mero estilo napolitano, y siempre con toques mediterráneos. En Mamma Ricotta, además de sentarte a ver pasar la tarde en una de las plazas más cool de la Cuauhtémoc (la Melchor Ocampo, que también resguarda Costela y Café Ocampo), podrás probar una coctelería espectacular bastada en spritz y vermouths además de algunas sodas artesanales, que serán la antesala perfecta para –sin exagerar- unas de las mejores pizzas de la CDMX. En Mamma Ricotta (como habrás adivinado por su nombre) tienen varias opciones deliciosas de pizzas napolitanas y fritas; como la versión frita de las quesadillas, pero en pizza: bien rellena y súper rica. Las recetas se apegan a la tradición napolitana de la sencillez y los pocos ingredientes, con una masa delgada y albahaca fresquita. La imperdible, por supuesto, es la pizza frita, pero también te recomendamos probar la Burrata, que viene con todo y su bolita de queso, o la de mortadella y ricotta. Definitivamente, Mamma Ricotta se va a volver uno de tus lugares favoritos. Además de la pizza, que se merece una canción de amor, hay ensaladas, pastas frescas, platos fuertes y opciones vegetarianas. La propuesta culinaria perfecta para pasar la tarde, cuando en realidad desearás pasar ahí la vida. Te recomendamos: Homie Pizza, dark kitchen en la CDMX

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Juárez 

Ella y Gatsby (ella como el pronombre personal de tercera persona del género femenino, no como nombre propio) es el nuevo café en la Juárez operado, justamente, por ella (Odette Alpuche) y por Gatsby, un perrito borzoi, gigante y suave, que está en el café para acompañarte mientras pruebas las mejores tazas. Durante la pandemia, Odette comenzó con Manuka, una dark kitchen de repostería que usaba ingredientes naturales y elaboraba recetas keto, veganas o libres de gluten en los postres para aquellos que llevan dietas restrictivas pero, especialmente, para todos, porque estos postres quedaban tan ricos que lograban satisfacer tanto al celiaco como al más goloso. Hace unos meses, Odette al fin pudo abrir su café en la Juárez: Ella y Gatsby. Ahí sirve las recetas deliciosas que llegaron hasta nuestras casas y nuestros corazones con Manuka, además de tazas de café que son perfectas para acompañarlas. Ella y Gatsby es un espacio que se siente como entrar a la casa los abuelos: una mesa de madera grande, en donde todos los que pasan por su taza se sientan juntos, una vitrina con chacharitas y botellas de vino y, al fondo, la máquina de café y algunos hornos que, si tienes suerte, tendrán dentro de sí delicias como pastelitos, panqués y galletas que aromatizarán todo el lugar. Entre los imperdibles de Ella y Gatsby están los panqués, como el Pinspi: un panqué de plátano con cacao, hecho con harina de avena integral y aceite de coco, o Rox, una galleta de harina de almendra con chocol

  • 5 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Roma

La Roma Norte resguarda un pequeño secreto gastronómico en el que los sabores de mar, maíz y mezcal convergen. Ahí, la chef Lula Martín del Campo deja que los ingredientes hablen por sí solos y nos regalen sabores inspirados en los mares mexicanos. Este increíble secreto es Marea Restaurante.   Marea es ese lugar que te invita a disfrutar de los antojos del mar cocinados con toques contemporáneos; encontrarás pescados y mariscos de origen sustentable, provenientes del movimiento de “Pesca con Futuro”, que garantiza ingredientes frescos, de temporada, bajo la premisa de comercio justo y con un mínimo impacto en el ambiente.    Para abrir apetito, nada mejor que las ostras y burbujas, un delicioso capricho de la chef Lula para los amantes de este perfecto maridaje con ostiones, los cuales se pueden disfrutar con alguno de los vinos espumosos que están disponibles por copeo.   Una vez entrados con los sabores de mar, prepárate para probar una de las mejores tostadas de la CDMX: la de marlín ahumado en frío con poro frito y aguacate, el perfecto sustituto para la ya clásica tostada de atún. Para los que prefieren compartir, los pajaritos fritos son la mejor opción.   Mucho mar, pero ¿y dónde queda el maíz?, este grandioso ingrediente destaca como complemento de algunos platillos, como por ejemplo los exquisitos camarones mariposa (camarón azul salvaje de pesca artesanal) con esquites ancestrales (maíces rojo, azul y blanco endémicos de Pátzcuaro, Michoacán) y el espectacular pe

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Álamos

Garnachas bien fritas, salsas de las que pican y chelas de a litro. Así es Garnacha Capital, el nuevo lugar en la Álamos que te curará de todos tus pecados y te llenará de gozo el corazón. En Garnacha Capital, la onda es sencilla: sopes, gorditas, tacos, nachos, chilaquiles, quesadillas y gringas con diferentes toppings como chicharrón, cochinita, longaniza o suadero. Estas recetas, con la cantidad justa de grasa y de crunchyness, y acompañadas de una michelada escarchada con pulpa de fresa o sandía y acompañadas con gomitas, papitas o pica fresas ya se antojan como el plan idean para cualquier domingo. Pero si a eso le sumas el espacio pequeñito pero instagrameable –te va a encantar el letrero de neón- y la playlist ganadora (nostalgia por el Pride a más no poder), tendrás como resultado una experiencia increíble, que a lo mejor recuerda a las ferias urbanas, de esas en donde puedes comprar tus espiropapas (que aquí también venden) y tu chelota. Garnacha Capital se suma a las opciones que nos hacen ver que los placeres culposos no existen, y que no necesitamos manteles largos para tener experiencias culinarias ricas; necesitamos salsas picantes, un servicio amable y fraterno y escuchar Vouge mientras nos echamos la segunda miche. No te pierdas este lugar, que se convertirá en refugio, y que se presta para comer o pasar la tarde con cerveza en mano. Te recomendamos: Las mejores micheladas de la CDMX

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • San Rafael

El paraíso existe, y para llegar a él no tienes que tomar ningún avión. Se encuentra en la Sierra Norte de Puebla, y sabemos que es el paraíso porque ahí existen, de las garnachas, las mejores. Y esas mismas las preparan en La Chalupería, un lugar de cocina de Zacatlán y Huauchinango en la San Rafael. La Chalupería es un proyecto familiar, concebido por Laura Cabrera Trejo y su familia; algunos de ellos cocineros de Zacatlán, mientras que Laura aprendió las delicias poblanas de su madre, que tiene una cenaduría en Huauchinango. Cuando llegues a este pequeño local en la San Rafael te ofrecerán el menú que tiene, por un lado, los antojitos de Zacatlán, y por el otro los de Huauchinango. Todas las garnachitas siguen la misma fórmula: masa de maíz, relleno y salsa. Pero lo increíble es que para cada platillo preparan una salsa distinta: la de los molotes no se parece en nada a la de las enchiladas, aunque las dos sean verdes. Además, en La Chalupería hacen el esfuerzo de traer casi todos los insumos directito de la Sierra, y respetan las recetas tradicionales. O sea que sí, será como ir a Puebla, en plena San Rafael. Si ya se te antojó, te decimos aquí lo que no te puedes perder: empieza por unas chalupitas de mole, para luego seguirle con unos molotes rellenos de papa (una absoluta joya) y unos tlacoyitos. Y, de postre, un pan de Zacatlán, de esos rellenos de queso, acompañado de su indispensable taza de café de olla. En La Chalupería probarás una comida como pocas en la vida, p

Publicidad
Alessa Café
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Satélite
  • precio 2 de 4

Alessa Café es el resultado del amor por el teatro y por la buena comida. Omar Baduy, el fundador de Alessa y productor teatral, desarrolló el concepto que hoy presenta en Alessa, el teatro de formato corto: puestas en escena de menos de una hora que no solo se presentan en el escenario, sino también entre las mesas, convirtiendo al público en parte de la escenografía. Así, cuando vayas a Alessa Café, podrás probar un menú increíble y una cuidadosa propuesta de mixología mientras disfrutas de una experiencia inmersiva, en la que uno de los protagonistas serás tú. Para esta temporada, la obra que se presenta es Vuelo 2403, una adaptación de Néstor Galván a la novela La cosmética del enemigo de Amélie Nothomb, y protagonizada por Fermín Martínez, Manuel Sevilla y Markin López. Para que disfrutes tanto de la comida como de la obra, en Alessa Café podrás probar la propuesta gastronómica y mixológica de la chef Tania de la Parra, que ha desarrollado unas pizzas increíbles. Además, en Alessa Café tienen su propio vino, un Montepulciano (para ir de acuerdo a las italianas pizzas) y una línea de cervezas artesanales, las divas del jazz: Peggy Lee, Billie Holiday, Ella Fitzgerald y Alessa. La inspiración de estas cuatro figuras del jazz es porque, después de la obra, podrás quedarte a escuchar jazz en vivo. Además hay cocteles clásicos como martinis y otros de autor como el lichi Berry gin. Alessa Café es una alternativa para disfrutar de una buena comida y una experiencia escénica de

  • 5 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Polanco

Tras algunas modificaciones estructurales y de equipo a través de los años, este restaurante con un jardín zen en la CDMX consolida su posición como uno de los lugares más auténticos para disfrutar de la comida japonesa. El espectacular Yoshimi, ubicado dentro del Hyatt, solo puede ser calificado así. Yoshimi significa “persona de buen corazón”, y sin duda podemos ver ese concepto reflejado en cada involucrado en este proyecto. Cada pieza, tela, madera y escultura está elegida para representar los límites tradicionales y modernos con los que coquetea el espacio. Tras 30 años de historia, desde cuando el Hyatt aún era el hotel Nico, contribuyó en gran parte al estándar de popularización de lo típico japonés en México. La chef Miriam Moriyama, originaria de Argentina y una de las pocas sushiwoman del mundo (única en la Ciudad de México) se asoma esporádicamente entre los pasillos. Puede que tengas la fortuna de topártela y que te recomiende sus favoritos del menú. En un mundo donde hasta muy recientemente se creía que la temperatura corporal de las mujeres afectaba la preparación del pescado, ella aprendió desde muy joven técnicas culinarias de la compañía de su madre; desde este momento se dedicó a recolectar sus referencias favoritas donde mantiene estructuras tradicionales con toques tropicalizados. Para empezar pedí un maki. Tenía todo lo que podía esperar y más pero decidí, una vez más, ponerme en manos de las recomendaciones del día. Si ya estoy en la cocina de una de las

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Roma

Imagínate encontrarte todo esto en un mismo lugar:  cafetería, barra de bebidas, tienda de ropa y accesorios de diseñador, estudio de tatuajes y galería de arte en un espacio pet friendly. Todo esto y un poco más es Circle lab, el nuevo concepto que llegó para quedarse, ubicado en la Roma Norte. Como seres humanos tenemos esta necesidad de diversificar nuestros gustos, no nos quedamos con una cosa, sino que tenemos varias facetas, tanto a lo largo de la vida, como del día. Aquí se trató de imprimir eso mismo, además de la flexibilidad que la vida misma requiere y la adaptación al cambio. En Circle Lab hay varios espacios que se sienten como uno solo y donde se encuentran intervenciones sutiles, como la ropa de diseñadores mexas y extranjeros; accesorios como lentes, anillos, collares o pendientes; exposiciones de arte; y hasta djs. La decoración estilo art déco y nouveau, inspirada delicadamente en lo la estética prehispánica, se deja ver en la geometría del lugar. Pero también cuidaron que la iluminación fuera perfecta, aprovechando la luz natural. Y, mientras disfrutas de los sillones y las vajillas de barro negro podrás verte en los espejos, que dan profundidad al lugar y también brindan oportunidad de tomarte tus mirror selfies. Y además de hacer tu shopping, elegir un nuevo tatuaje o pasar por la galería de arte, en Circle Lab también puedes comer delicioso. Nosotros llegamos al brunch, que comenzamos con una taza de café. Después, un refrescante toast de hummus y pepino

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Roma

Muy cerca del Jardín Pushkin se encuentra el nuevo sitio imperdible para probar ramen: Fideo Gordo. El lugar, con su decoración en tonos claros y con acentos de colores que dan vida y que transmiten una sensación feliz, tiene opciones de fideos con sabores tradicionales, y otros más que los mexas amamos: aquellos con barbacoa o con toques picantes. El viaje en Fideo Gordo comenzó con una latita de sake (si prefieres otras opciones, también tienen una increíble carta de vinos, cervezas industriales y kombuchas) y un taquito de sushi; definitivamente, lo más rico que probamos en toda la noche. En una caja se acomodaban unas bolitas de arroz al vapor con trocitos de pescado marinado a la perfección. Para hacerte el taquito, unas láminas de alga nori y, porque no es taco si no pica, se acompañaban de unas rodajas de chile serrano. Podríamos vivir comiendo esto, sin cansarnos. De plato fuerte probamos los fideos; la onda acá, como su nombre lo dice, es el fideo gordo: un udon plano y grueso que ayuda a que atrapes más caldito, salsita y sabores ricos. Probamos el obi udon de cordero, inspirado en una barbacoa y que se sirve con todo y jardín, limón y chilitos serranos para ponerle al gusto. También probamos en Obi Udon estilo X’ian, que viene con iki morita y especias. La carta advierte que este platillo es picante, y en ese sentido, le faltó cumplir. Otro gran acierto fue el postre: la Carlota Herlinda, de crema de yuzu con limón y galleta. Esta carlota sería la envidia de todas

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad