15 lugares turísticos gay que debes visitar en la CDMX

La Ciudad de México es una de las 10 urbes más visitadas por la comunidad LGBTTTI en Latinoamérica. Estos son los espacios imperdibles
Marcha del orgullo 2018
Foto: Loops Sandoval
Por Time Out México editores y Alberto Cervantes |
Advertising

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo (SECTUR), México recibe al rededor de 3.5 millones de visitantes al año pertenecientes a la comunidad LGBTTTI; Cancún, CDMX, Puerto Vallarta y Guadalajara son los destinos turísticos gay más visitados, superados sólo por Río de Janeiro y Buenos Aires que encabezan la lista de Latinoamérica. 

La CDMX a lo largo de la historia ha sido el epicentro de proyectos y lugares de esparcimiento en el país. La Zona Rosa que surgió en los cincuenta hoy además de albergar boutiques, estéticas y sexshop dirigidas a la comunidad, es un hogar para la vida nocturna en donde la tolerancia y las minorías conviven con libertad. Casa Gomorra y Club Roshell se colocaron desde sus inicios como puntos de partida para que en la capital existieran sitios que generan comunidad entre personas transexuales y travestis. Esto, sumado a los 40 años de la Marcha del Orgullo LGBTTTI y su clara evolución hacen que estemos seguros de que no es coincidencia que la Ciudad de México sea una de las metrópolis con mayor oferta cultural y de entretenimiento dirigido a la comunidad. Enlistamos 15 lugares que a todo turista lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, trasvesti o intersexual le sorprenderán. 

También checa cuáles son los mejores eventos para la comunidad LGBTTTI y nuestro top 10 de antros y bares gay en la CDMX.   

1
Gay y lésbico

La Purísima

icon-location-pin Cuauhtémoc

Recordemos que La Purísima ha sido un impulsor para descentralizar la vida nocturna LGBT+ concentrada en la Zona Rosa, pues junto con El Marra se convirtió no sólo en una opción alternativa, sino en una propuesta verdaderamente inusual. La tardía llegada del vogue a la CDMX fue posible gracias a lugares clave como este; a Franka Polari y sus secuaces les prestaban el lugar antes de abrir para posar y poner sus beats vogueros.

El espíritu de hipismo queer sigue latente, tanto como su accesibilidad, buena música y ambiente arrabalero. Con su remodelación y reapertura se revalida como el antro de moda del que todos quieren ser parte. Aunque el sacrificio sea cruel, pasarla bien es garantía en este lugar. 

Time Out dice
Advertising
3
<p>Ana Mar&iacute;a Agredo y Jessica Dur&aacute;n.</p>
Gay y lésbico

Casa Gomorra

icon-location-pin Obrera

Si esta casa hablara, tal vez contaría historias que muchos pensarían que sucedieron en el Nueva York de los sesenta, en La Fábrica de Andy Warhol. Hombres y mujeres desnudos bailan sin pena al ritmo de la música. Otros cogen en el cuarto de al lado. Una chica delinea los tatuajes de su compañera con la lengua, mientras en la pared se proyectan imágenes de un hombre acariciando su pene de 15 centímetros. Estamos en la Ciudad de México, en la Obrera, en un lugar donde todo es posible: se llama Casa Gomorra y, más que a sexo, huele a libertad.

Un espacio para apoyar proyectos autogestivos que trabajan a favor de la comunidad LGBTTTI. 

Time Out dice
4
Cabaret en la CDMX
Foto: Khrystell Zavaleta
Vida nocturna, Vida nocturna

La Perla

icon-location-pin Cuauhtémoc

Arcón cabaretero que contiene: una estampa del diablo en el baño de hombres, dos posters de Maestro Limpio, una ostra gigante detrás del DJ, un afiche de Pérez Prado custodiado por tiburones… Y en los muros detrás de la barra: Marilyn Monroe enfrentada a una imagen de Jesucristo. Así es La Perla, un cabaret que data de 1946, pero que tuvo su explosión kitsch en los años noventa, cuando grupos como La Lupita aprovecharon para grabar videos ahí.

La entrada te da derecho a apreciar los shows travestis, uno a las 11:30 pm (el único si vas en jueves) y otro a la 1:30 am. Antes de ellos puedes disfrutar mezclas rudas que van desde el sudor setentero cortesía de Barry White o Earth, Wind & Fire, hasta “No podrás”, del premetalero Cristian Castro.

Time Out dice
Advertising
5
Placa de los 41, jotitour
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

El baile de los 41 (Centro Cultural José Martí)

Aquí comenzó todo. A un costado del Centro Cultural José Martí se encuentra la placa que incluye un relieve de Reynaldo Velázquez (representa dos hombres desnudos), la cual conmemora a la historia más famosa de la discriminación homosexual mexicana. 

Lo cierto es que la madrugada del domingo 18 de noviembre de 1901, hubo una redada policial en la cerrada de La Paz (actualmente Ezequiel Montes), en la Tabacalera, cuando una mujer denunció el ruido de sus vecinos. Se trataba de un festín de homosexuales que escandalizó a la prensa, se dice que en realidad fue protagonizado por 42 hombres, pero el 41 logró conservar su identidad política.

Da click en "leer más" para concoer la historia completa.

6
Sodome
Cortesía Sodome
Gay y lésbico

Sodome

icon-location-pin Anzúres

Hay cosas que no se pueden controlar cuando decenas de hombres gays desnudos andan del vapor al laberinto oscuro (que se encuentra en el segundo piso). Pero la convivencia se ha relajado bastante, casi a niveles hippies. El Sodome se ha convertido en una muy buena opción que incluye muchas actividades: pueden bailar en el lobby, conocer hombres en la barra, sudar en cualquiera de los vapores y baños turcos o entrarle a las emociones fuertes que suceden en el laberinto oscuro y en el cuarto de espuma, en donde la frase “se me cayó el jabón” va en serio. 

Time Out dice
Advertising
7
Foto: Alejandra Carbajal
Museos y centros culturales

Museo Universitario del Chopo

icon-location-pin Santa María la Ribera

Esta joya del art nouveau alemán permanece fieal a su línea de apoyo a escenas artísticas subterráneas, además de abrir el panorama a la vinculación de nuevas tecnologías en el arte y economías creativas. Por lo que, es sede del Foro Capital Transjóvenes y del Festival Internacional por la Diversidad Sexual. Además de contar de manera regular con exposiciones de fotografía dirigidas al público gay.  

Time Out dice
8
Gay y lésbico

Tom’s Leather Bar

icon-location-pin Condesa

Puede ser que aquí casi todo es garantía: diversión, tragos, ligues, porno. Incluso sexo. Y es que cuando las cervezas hacen efecto, se tiene que pasar forzosamente por el cuarto oscuro para llegar al baño.

El Tom’s ya se ha ganado el estatus de un antro clásico, sin duda, con una identidad que hasta el día de hoy no ha logrado ser emulada con acierto, ni en el ambiente ni en la cachondería. Único sobreviviente de aquellos clubs de la segunda mitad de los 90 que proponían una opción atrevida y exhibicionista para hombres a los que bailar y comadrear al mismo tiempo no es precisamente su definición de ser homosexual, como lo fueron el mítico Taller, en Florencia, o La Estación, en Londres, en la Zona Rosa.  

Time Out dice
Advertising
9
ArtSpace México es una galería que promueve artistas emergentes
Foto: Cortesía ArtSpace México
Gay y lésbico

ArtSpace México

icon-location-pin Condesa

Se presenta como una galería transgresora y contemporánea, cuyo objetivo no sólo se basa en la exposición y venta. ArtSpace busca ser una plataforma para exponer trabajos que provocan una ruptura en los paradigmas de la belleza, la identidad, el género y la sexualidad, aspectos que no serían fáciles de exhibir en otras galerías fresas de la zona. ArtSpace está compuesta por tres salas y un espacio abierto. La casa está decorada con piezas artísticas: esténcil, esculturas, pintura y un collage en el baño que asemeja un bar punk de los setenta. Para visitarla debes llamar para agendar tu visita.

ArtSpace es perfecta para aquel espectador dispuesto a derribar tabúes sexuales y aquellas barreras sociales, mentales y religiosas que le impiden liberarse como ser humano.

Time Out dice
10
Gay y lésbico

Marrakech Salón

icon-location-pin Cuauhtémoc

De alguna manera, este local cabaret-galería-gay-kitsch-retro-medio-izquierdoso fue el que convirtió a la calle de República de Cuba del Centro Histórico en un destino alternativo a la Zona Rosa. Y lo de alternativo va en serio. Es inevitable que no se escuche a Katy Perry, pero, en algún momento, suenan también Radiohead o los Pixies.

En las paredes cuelgan amplias fotografías que son un valioso registro de la transición de la cultura homosexual en México, como esa imagen a blanco y negro que muestra a unos muchachos gays, detenidos en una redada que atrapaba a todo aquel que pareciera puto, años antes de la primera mitad del siglo XX. 

Antes de salir, hay una frase pintada que te despiden con un “Gracias por su prefrencia… sexual”.

Time Out dice
Advertising
11
Baños Finisterre
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Baños Finisterre

icon-location-pin San Rafael

Prácticamente cualquier día de la semana hay ambiente, aunque los de más afluencia y movimiento (literalmente) son los sábados y domingos a las 8 de la mañana, pues los Finisterre funcionan como afterhours después de que los antros gay cierran sus puertas. Al Finisterre asisten hombres de todas las edades, tamaños, complexiones y profesiones. Una buena parte de ellos andan desnudos. Algo famoso de estos baños es que el personal, conformado en buena parte por adultos mayores, es extremadamente amable con la comunidad gay. Esto llama la atención porque ellos fueron testigos de cómo un centro que empezó como familiar se convirtió en un lugar de encuentro homosexual. Son famosos los masajes, los cuales son altamente recomendables para bajar la adrenalina de la fiesta y que la cruda sea más leve.

12
Museo de la Mujer
Facebook oficial Museo de la Mujer
Museos y centros culturales, Historia

Museo de la Mujer

icon-location-pin Cuauhtémoc

Es sede del Seminario Histórico LGBTTTI Mexicano y ceunta con una pluralidad que la comunidad gay agradece, pues talleres, conferencias y muestras de cine dirigidas al publico LGBT son pan de cada día. 

Muestra una exposición permanente con temas como equidad, principio universal de armonía, cosmovisión dual del México antiguo, libertad y educación. 

Time Out dice
Advertising
13
Gay y lésbico

Club Roshell

icon-location-pin Álamos

Además de ser la inspiración de los shows, el travestismo es un estilo de vida para enorgullecerse en este lugar. Administrado por la adorada Roshell, quizás la activista que más ha luchado por los derechos de la comunidad travesti, transexual e intersexual en la ciudad, funciona como un refugio para las personalidades que quieren explorar los rituales propios de las mujeres sin la represión de la vida cotidiana.

Antes llamado El lugar de Roshell, en este espacio se ofrece servicio de lockers y camerinos para que guardes el traje gris de siempre y, en cambio, deambules por sus instalaciones con vestido y esos irresistibles tacones que te hacen sentir libre.

Time Out dice
14
Gay y lésbico

El 9 de Amberes

icon-location-pin Zona Rosa

El Nueve —nombre original del antro cuando estaba ubicado en la calle de Londres— fue todo lo anterior, fue el Studio 54 en Nueva York y lo que hoy es La Purísima en la CDMX. En su época gloriosa de vida en los ochenta —cuando el terremoto del 85 y la aparición del SIDA—, en El Nueve se presentaban travestis con shows que no se limitaba a imitar a artistas y tocaba lo mismo Café Tacvba que bandas underground. Como primer gran antro gay recibía a la crema y nata de la sociedad mexicana tanto LGBT+ como heterosexual, hay fotos de Silvia Pinal y Carlos Monsiváis en este bar.  

Time Out dice
Advertising
15
El Teatro Bay El Vicio presenta Lucy-Fer una historia navideña gay
Foto: Cortesía de la producción
Teatro

Teatro Bar El Vicio

icon-location-pin Del Carmen

Para alimentar la adicción por las obras teatrales irónicas, acompañadas de tragos y bocadillo, El Vicio se pinta solo. Este lugar, concebido y abierto en 1954 por el poeta mexicano Salvador Novo, a partir de 2005, gracias a la compañía de cabaret Las Reinas Chulas retomó el objetivo principal y ahora está abierta para todo el que esté interesado en pertenecer a un movimiento cultural alternativo y se manifieste en contra del arte comercial. Regularmente se presentan presentan obras cómicas temática LGBTTTI.

Time Out dice
16
Taller de masaje erotico hombre a hombre
Foto: iStock
Gay y lésbico

BONUS: Taller de masaje erótico hombre a hombre

Estoy escribiendo esto con temor a que mi novio lo lea. Había hecho una clase de yoga al desnudo, pero este taller es una experiencia homoerótica de un nivel más alto (por no decir ardiente). En un acto de confianza, le expliqué a mi pareja lo que “por cuestiones de trabajo” debía probar, accedió y esto fue lo que sucedió. Da clic en leer más para descubrir cómo me fue. 

Advertising